Invasión de EE.UU. a Panamá buscó control del Canal, según documento

Escrito por  Osvaldo Rodriguez Martinez/PL | CUBASI
Revelaciones hoy de un documento secreto de Estados Unidos confirman que el verdadero objetivo de su invasión militar a Panamá en 1989, era abolir los tratados canaleros…

Revelaciones hoy de un documento secreto de Estados Unidos confirman que el verdadero objetivo de su invasión militar a Panamá en 1989, era abolir los tratados canaleros y la captura de Manuel Noriega solo fue una excusa.

‘Nuestro objetivo es desestabilizar el país sin arriesgar nuestra presencia e influencia allí, y al mismo tiempo tener una base legítima para abrogar los Tratados Torrijos-Carter’, dice el texto del Memorándum Secreto-Sensitivo del Consejo de Seguridad Nacional, del 8 de abril de 1986, publicado por el escritor panameño Julio Yao.

‘Nuestra política debe desarrollarse a lo largo de las siguientes líneas: una campaña de acciones encubiertas para desestabilizar a Panamá, acusando a las Fuerzas de Defensa de Panamá, particularmente al general Noriega, de tráfico de drogas… y de estar vinculados a los servicios de inteligencia cubano y de Estados Unidos’, señala el documento.

Hasta el momento no se conocen reacciones estadounidenses que confirmen o nieguen la autenticidad del Memorándum, cuya copia dice tener el autor.

Yao aseveró a Prensa Latina que recibió en 1989 este y otros documentos con el fin de usarlos en una demanda ante la Corte Internacional de La Haya y al igual que una entrevista vía correo realizada al general Noriega en 1993, los guardó e hizo públicos esta semana en sendos trabajos en el diario local La Estrella.

El también ex asesor de política exterior prueba con ello que además de mantener el control sobre el Canal Interoceánico, Estados Unidos perseguía el objetivo de alejar a Japón de la posibilidad de trabajar en la ampliación del mismo, lo que negociaba el gobierno del general Omar Torrijos y lo continuó Noriega.

‘Intentaron convencerlo (a Torrijos) de renegociar el Tratado del Canal y no hablar con los japoneses. Se negó rotundamente. Entonces murió en la caída de un avión en llamas, conectado a una grabadora con explosivos dentro. No cabe duda de que fue organizado por la CIA, y muchos investigadores estadounidenses llegaron a la misma conclusión’.

Así afirmó Amy Goodman, de ¡Democracy Now!, en una entrevista con la Radio Pública Nacional de Estados Unidos el 9 de noviembre de 2004, citada por Yao, quien también recordó que el escritor John Perkins aseguró que el expresidente Ronald Reagan (fallecido) estaba ‘muy enojado con Torrijos’.

En sus respuestas al cuestionario enviado a su prisión en Miami, Noriega explicó que ‘Japón hizo compromisos para los estudios del futuro Canal, buscando opciones convenientes, lo que se inició con la visita del presidente de la Cámara de Comercio japonesa, Shigeo Nagano.’

El derrocado jefe de las Fuerzas de Defensa de Panamá (FDP) aseguró también que Estados Unidos inició presiones a Panamá y Japón para eliminar tales contactos, lo cual calificó de chantaje a los nipones, a partir de los compromisos asumidos por estos en la postguerra.

Noriega se encuentra actualmente en cuidados intensivos del Hospital Santo Tomás de esta capital, donde se recupera de una neurocirugía para extirparle un tumor, pero continúa en su condición de reo que cumple una larga condena penitenciaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s