Cuba se acoge al capital extranjero para ampliar soporte turístico

Gracias a CUBA OGGI

foto: María Calvo

por Roberto Morejón

Con una cartera de oportunidades con 110 nuevos proyectos, la industria cubana del turismo busca asociarse con inversionistas foráneos para sostener el auge de ese sector económico, convertido entre los principales generadores de ingresos.

A los potenciales inversionistas se les explica que sin abandonar su tradicional promesa de sol y playa, Cuba aspira a diversificar sus ofertas a los mercados emisores.

A nuevos hoteles proyectados en La Habana, Varadero y los cayos del archipiélago se suman opciones como el turismo cultural, de naturaleza y salud, náutica, buceo, así como los de recorridos y circuitos.

Igualmente, Cuba planifica la construcción de nuevos campos de golf, una modalidad de turismo extrahotelera que puede atraer otros clientes, al asociarse a la rama inmobiliaria.

La llamada industria del ocio fomenta el progreso de más de cinco proyectos de campos de golf, pues el único en uso, de 18 hoyos, se encuentra en Varadero y no alcanza la norma internacional.

Al amparo de la flexibilización de las leyes de inversión extranjera, uno de los enclaves que resalta es el que acomete la Empresa Mixta Carbonera S.A., creada en 2014 con capital cubano y de la compañía británica Esencia Hotels and Resorts.

Con un presupuesto de 350 millones de dólares, el complejo en ejecución en la periferia de la occidental provincia de Matanzas incluye edificios residenciales, un hotel de más de cien habitaciones y un campo de golf de 18 hoyos.

Un segundo objetivo ya emprendido tiene como escenario las alturas de Bellomonte, en el este de La Habana, a cargo de entidades cubanas y la empresa china Beijing Entreprises Holdings Limited.

Acaba de aprobarse un plan para la zona comprendida entre el poblado pesquero de La Fe y Punta Colorada, en el extremo occidental de Cuba, con acceso a 22 litorales vírgenes y a cargo del grupo español La Playa Golf & Resorts.

Con apego a las normas de conservación de la fauna y flora pródigas de la península cubana de Guanahacabibes, el enclave de Punta Colorada se perfila como uno de los mayores de su tipo en América Latina, a la entrada del Golfo de México.

En previsión se encuentran un campo de golf y nuevos núcleos inmobiliarios en la playa El Salado, próxima a la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, puerta de entrada comercial por excelencia de Cuba.

Las perspectivas amplias para los inversionistas extranjeros en la rama del turismo se enmarcan en un favorable ambiente de negocios, con incentivos fiscales, cuerpo legal seguro y estabilidad política y social del país anfitrión.

Todo ello asociado a paisajes naturales exuberantes y una experiencia que comienza a sedimentarse en la atención a más de 4 millones de visitantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s