Venezuela. La «moda» fascista y el silencio de la verdad en Venezuela

Resultado de imagen para Venezuela. La «moda» fascista

Resumen Latinoamericano / Aporrea

Por Homar Garcés

Hay una frase de Marcel Proust, plasmada en su obra «Sodoma y Gomorra», que bien podrá ilustrar la situación presente en Venezuela: «Sólo el mal hace observar y aprender, y permite descomponer los mecanismos que no conoceríamos si no fuera por él». De una forma que reconocemos simple, pero pertinente, ésta daría cuenta del carácter de los hechos violentos, presuntamente espontáneos, ocurridos en fechas recientes, con gente de la derecha que recurre sin remordimiento alguno al terrorismo y al asesinato como armas políticas.

Sin embargo, ello es obviado adrede por la prensa nacional y extranjera, sin medir sus consecuencias, resaltando como absolutamente negativa y condenable la actuación seguida por los organismos de seguridad del Estado, cuyos integrantes -contrario a lo comúnmente observado en otras naciones del mundo- son víctimas de insultos, agresiones físicas y hasta de asesinatos; cosa muchas veces estimulado y celebrado por quienes se proponen acabar, a cualquier precio, con todo vestigio de la experiencia chavista en el país.

Esta tendencia se ha generalizado sin límites, reduciendo, soslayando y suavizando la crudeza de los acontecimientos suscitados, pese a la existencia de evidencias fotográficas y audiovisuales que la refutan.

Un balance serio en relación con la cobertura noticiosa del acontecer venezolano determinaría que un número abultado de medios dejó de ser imparcial y ahora actúa frontalmente como emisor de propaganda antichavista. Éstos emiten juicios de valor, lo que no solamente se transmite a través de titulares y calificativos aparentemente objetivos e inocuos, sino también mediante el uso de imágenes, mensajes y noticias que induzcan a creer que Venezuela es un caos total. Ello bajo la advocación del derecho a la libre expresión que les asiste por vía constitucional.

Dicha situación rememora mucho el escenario previo a la guerra y limpieza étnica sufridas en la antigüa Yugoslavia y en Ruanda cuando los diferentes medios de información avivaron odios dormidos, lo que fuera sancionado por el Tribunal Penal Internacional, en el último caso, como responsabilidad intelectual directa de dueños y directivos de estos medios. Se observa un empeño diario en conformar las condiciones ideales para que caiga finalmente la «dictadura» chavista, desdeñándose la normativa constitucional que avala al gobierno actual como un gobierno legítimo, producto de un proceso electoral que fuera, además, supervisado por la comunidad internacional.

En este balance cabe incluir necesariamente la estrategia fraguada desde Washington para impedir la factibilidad de una verdadera revolución popular socialista que termine por afectar su hegemonía geopolítica; amenazada, asimismo, por Rusia y China, cuyas cuantiosas inversiones han traspasado sus antiguas áreas de influencia, rivalizando con el capital estadounidense. Este importante elemento, negado o puesto en duda por muchos de los patrocinadores de las acciones opositoras emprendidas, explicaría en una gran proporción el auge de las mismas, sustentadas mayormente a través de las redes virtuales y las grandes corporaciones mediáticas, cuestión que ha obstaculizado las iniciativas de diálogo de Nicolás Maduro para restablecer la paz y el orden constitucional.

En lo inmediato, en Venezuela se libra una verdadera guerra mediática donde la verdad es la primera víctima. Un elemento secundario y moldeado por medios prácticamente corporativizados que adoptan una línea editorial ostensiblemente hostil al gobierno, según los intereses opositores perseguidos.

En tal contexto, resulta adecuado citar lo dicho por la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, durante la 39 sesión del Comité de Información Pública de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas: «Con más frecuencia la libertad de expresión, la imparcialidad y la objetividad se sacrifican a la coyuntura política». Una «moda» fascista que conspira contra el logro de la paz y el respeto de la democracia como rasgos de una sociedad tolerante y pluralista.

¿Por qué la arremetida terrorista contra Venezuela?

Resultado de imagen para ¿Por qué la arremetida terrorista contra Venezuela?

Por: Adán Chávez Frías | Gracias a LENTE LATINOAMERICANO

La conciencia del ser humano y la forma cómo afronta las situaciones, tiene que ver en importante medida con qué tanto conoce su historia. De allí que nuestro Comandante Eterno insistiera en que asumiéramos plena conciencia en conocer a profundidad de dónde venimos, para saber con certeza en qué momento histórico estamos y hacia dónde vamos. No es una mera frase repetida muchas veces a lo largo de este proceso revolucionario, considero que ha sido y es, una clave fundamental para el despertar real de nuestro pueblo y para hacer frente a los recrudecidos y numerosos ataques imperiales golpistas e injerencistas que, en estos últimos días, se han transformado en verdadero terrorismo.

El pasado 18 de Abril, Nicolás Maduro, hijo de Chávez, hacía un recuento magistral de ese lado de la historia revolucionaria que hemos vivido, ese lado que ha estado impregnado de continuas embestidas por parte de la extrema derecha criolla e internacional, la cual no tiene otro propósito, sino el de intentar acabar de raíz con nuestro proyecto bolivariano y apoderarse de nuestros recursos naturales.

Nuestro Presidente Obrero, denunciaba el intento de otro atajo golpista por parte de la oposición, pero explicaba el porqué de esta versión extrema que nos ha llevado a registrar nuevamente (recordemos las 43 muertes de las guarimbas del 2014) lamentables pérdidas humanas, producto del terrorismo y el vandalismo desatado, una vez que estos voceros de la oposición venezolana llamaran a otra “salida” del presidente legítimamente electo por la mayoría del pueblo.

La primera de esas razones, Maduro la definió como la variable geopolítica, y se refiere a la recién instalada administración del empresario de derecha Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos. “Han vuelto métodos extremistas, guerreristas”, decía Nicolás Maduro la noche del 18 de abril, dejando claro que aunque el periodo presidencial de Barack Obama fue igualmente nefasto para nuestro país, los antecedentes de extrema derecha que trae consigo Trump se asemejan, cuando menos, a la batalla librada por el Comandante Chávez durante la administración de George W. Bush.

Ambas administraciones (Bush y Trump) responden a una doctrina antagónica a la visión bolivariana (realmente todas las que hemos visto pasar por los EE.UU, pero estas dos con más crudeza). “Hay que entenderlo muy bien y hacerlo entender”, dijo Maduro. Y es que se puede decir que hemos pasado por ciclos o etapas similares a lo largo de estos 18 años de revolución, por lo que es imposible dejar de recordar el golpe del año 2002, y la arremetida de los mismos personajes que hoy vemos, más decadentes que antes, pero los mismos, haciendo los mismos llamados al odio, a la violencia, al golpe de estado,  a buscar por “los caminos verdes” el derrumbe del Gobierno Bolivariano.

Ese factor o razón geopolítica es clave para entender la situación actual. Sobran los documentos desclasificados, de la etapa de la administración Bush, donde se evidencian  las estrategias del imperio estadounidense para acabar con la Revolución Bolivariana y con el Comandante Chávez. Pretendían sepultar nuestro proceso revolucionario antes de invadir a Irak, pero la conciencia de un pueblo que se negó a dormir nuevamente en las penumbras de la dominación, junto a la unión cívico militar, iniciada por Chávez aquel 4 de Febrero de 1992, impidieron que lograran su objetivo.

Aun así, actualmente hay una importante diferencia en comparación con aquel golpe del 2002. Nicolás lo decía con mucha firmeza: “Ya no somos los muchachos inocentes de ese momento, cuando todavía confiábamos excesivamente en la  palabra de la derecha y de sus voceros, creíamos que tenían palabra (…) pero todos fueron empujados y obligados a andar por el camino golpista y del cortoplacismo. Cuesta conseguir actualmente a un solo político de derecha que no hubiese participado de ese golpe de estado”.

La segunda razón de la actual arremetida fascista, está situada en el ámbito económico-regional;  y es que quieren impedir que se consolide la recuperación y expansión económica del estado venezolano. Hemos venido dando pasos firmes hacia el restablecimiento de nuestra economía y del aparato productivo de la nación, desarrollando importantes planes concebidos en la agenda económica bolivariana y sus motores de producción, que nos están llevando significativamente a la resolución de uno de los más apremiantes problemas que afrontamos los venezolanos y venezolanas. Problema que como se sabe, ha sido inducido a través de la guerra económica.

Ellos (la oposición antipatria) siguen apostando al quiebre económico y financiero, pero no contaron con las capacidades del gobierno revolucionario y la conciencia patria de la mayoría de este pueblo. Importante es destacar que, además de la política interna, hemos mantenido al día el pago de nuestra deuda externa. Recientemente cancelamos más de 250 millones de dólares, incluso días antes de lo previsto, y hemos podido cancelar todos nuestros compromisos externos  a tiempo. Entonces,  esta segunda razón se trata de una emboscada a nuestro avance económico.

La derecha no tiene capacidad para recuperar este país de manera autónoma y soberana, es, por el contrario, una derecha dependiente, transnacionalizada y corrompida porque ha recibido millones de dólares para entregar la patria en bandeja de plata.

La tercera razón, explicaba nuestro Presidente, es “eminentemente política…producto de las circunstancias”. Se trata de la victoria electoral coyuntural de la oposición en los pasados comicios del mes de diciembre del año 2015. Debemos decirlo, una batalla ganada por la contrarrevolución, sobre la base de una guerra económica similar a la de Chile durante el gobierno de Salvador Allende, que logró capitalizar, de alguna manera, el descontento de parte de nuestro pueblo frente a esa situación, generada por ellos mismos.

Recordemos que al tomar posesión del cargo de presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Henry Ramos Allup aseguró que su tarea sería sacar a Nicolás Maduro de la presidencia. Acción que evidentemente no logró. A partir de allí la Asamblea Nacional les ha generado derrota tras derrota. Lejos de centrar su atención en contribuir a la solución de los problemas del país, se ha centrado en la conspiración y los planes golpistas. En ese intento ha fracasado, se ha autoliquidado, ha hundido a la oposición venezolana y se ha convertido en “la nada”.

Se trata entonces, esta tercera razón, de tapar su propio fracaso con violencia, con fascismo del más puro. Toda su dirigencia está dividida entre los que mediamente intentan recobrar su liderazgo y apuestan por la vía electoral, y otros que definitivamente, no quieren a Venezuela y desean verla incendiada, solo para complacer los deseos intervencionistas imperiales, en su afán por apoderarse, como sea, del poder político y económico del país.

“Son tres razones vitales cuando nos preguntamos el porqué de la conducta descarada, golpista, abierta y criminal de sus principales voceros”, expresaba Nicolás Maduro. Pero yo le digo Presidente: estoy seguro que nosotros, la mayoría de este pueblo patriota, antiimperialista, tenemos mucho más de tres razones, tenemos miles, nos sobran las razones para seguir defendiendo la Revolución Bolivariana, el legado que nos dejó el Comandante Chávez. Nadie dijo que el camino sería fácil, pero sin dudas, nos asiste la razón del humanismo, de la justicia; la razón de la pasión y el amor patrio, del verdadero amor hacia los semejantes; la razón y la convicción, que nos ha permitido declararnos en batalla permanente por la independencia y la autodeterminación de esta Patria, para ser libres y soberanos para siempre.

ONU: 41 activistas de derechos humanos asesinados en Colombia – Y no es en Venezuela

Tomado de LA ESTRELLA DE PANAMA
Estos ataques parecen concentrarse en áreas abandonadas por las FARC 

Estos crímenes ponen en riesgo el acuerdo de paz en Colombia. / Redes Sociales
Redes Sociales
Estos crímenes ponen en riesgo el acuerdo de paz en Colombia.

EFE

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, denunció hoy que al menos 41 activistas han sido asesinados en Colombia este año, lo que evidencia un agravamiento de este fenómeno con respecto a los últimos años.

“Es un aumento con respecto al mismo periodo del año pasado y de los años anteriores, y es muy alarmante”, señaló el responsable de los derechos humanos en la ONU.

Esos ataques parecen concentrarse en áreas abandonadas por las FARC como consecuencia del acuerdo de paz, reveló Zeid, en una rueda de prensa en la que hizo un repaso de las situaciones más preocupantes de derechos humanos en el mundo.

Sobre su cumplimiento, comentó que “el proceso de paz avanza, aunque despacio, pero avanza”. Sin embargo, advirtió que de continuar la tendencia al asesinato de defensores de los derecho humanos “podría perjudicar los enormes esfuerzos puestos en este proceso de paz”, por lo que instó a todos en Colombia a “mantenerse vigilantes”.

De manera más general, señaló que es usual observar que en situaciones de postconflicto al tiempo que disminuyen las muertes causadas por la violencia armada, se aprecia el aumento de las violaciones de los derechos humanos. “Tenemos que estar muy cuidadosos de que esto no ocurra en Colombia”, subrayó.

La “pacífica” oposición venezolana: Quién mató a Pernalete

Larissa Costas | MISION VERDAD

 

El homicidio de un joven manifestante de la oposición ha conmovido al país: Juan Pablo Pernalete Llovera de 20 años falleció tras recibir un fuerte impacto en el tórax, durante los hechos de violencia promovidos por la oposición venezolana el día 26 de abril en las inmediaciones de la Torre Británica, ubicada en Altamira, municipio Chacao del estado Miranda.

Pernalete fue trasladado a un centro asistencial en Chacao. Ingresó a las 3 de la tarde, sin signos vitales, con un hematoma en el pectoral izquierdo. Al centro de salud asistieron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), sin embargo, es importante destacar que la autopsia del joven fue efectuada por la jefa de la unidad de patología del Ministerio Público, la doctora Elizabeth Pelay.

Durante la autopsia no hubo ninguna intervención del Cicpc, ni expertos del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf).

Políticos opositores y medios de comunicación difundieron que la causa de la muerte habría sido originada por el impacto de una “bomba lacrimógena”.

A decisión del Ministerio Público, “el fiscal 81º del Área Metropolitana de Caracas (AMC) con competencia en Protección de Derechos Fundamentales, William Rojas, coordina la investigación que actualmente adelantan los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas para establecer las responsabilidades penales correspondientes”.

El diario Últimas Noticias informó que de manera preliminar concluyen que el muchacho presenta un tatuaje (herida) en la tetilla izquierda similar al que deja “una pistola de perno cautiva”, explicó una fuente judicial. El muchacho recibió el impacto a quemarropa. “Un golpe seco que no dejó una gran herida porque el arma usada no tiene bala; el perno salió y retornó”.

En este trabajo especial que va en la dirección inversa a la que usualmente trabajamos (usualmente se estrena el click por VTV y posteriormente difundimos la investigación por internet). Con esta investigación, ofrecemos los elementos expuestos por las tesis encontradas sobre el homicidio de Juan Carlos Pernalete.

La hipótesis de la lacrimógena

Los artificios lacrimógenos son un tipo de arma no letal, en el que se emplea un producto químico de baja toxicidad usualmente utilizado en funciones de control de orden público.

Los artificios lacrimógenos utilizados en Venezuela cumplen con los parámetros y disposiciones de la ONU para tales fines. Los países proveedores de estos artefactos a Venezuela son China, Brasil y España.

Las características generales son las siguientes: en su forma pura, el CS es un polvo blanco, cristalino, similar al talco. Se lo clasifica como agente irritante y lacrimógeno. Se compone de partículas sólidas. Debe ser arrojado al aire. El olor es áspero y picante, similar al jengibre. El CS es más irritante en un clima húmedo y sobre la piel húmeda. Las partículas diseminadas se adhieren a la persona, a las ropas, a los objetos por largos períodos de tiempo.

Los efectos son: intensa sensación de quemazón en los ojos, lagrimeo abundante y cierre involuntario de los ojos, tos y dificultad para respirar, goteo nasal, sensación de quemazón en zonas húmedas del cuerpo: cara, axilas, ingle. Los efectos perduran por un espacio de 10 a 15 minutos después de alejarse de la zona de lanzamiento.

La principal característica de los artificios lacrimógenos es la emisión de un gas de color blanco. El periodista Marcos G. Morin difundió en su cuenta Instagram el video de los últimos momentos de vida del joven Juan Carlos Pernalete.

Posteriormente su publicación fue difundida por el portal web de El Nacional, lo que generó una distribución eficiente de la noticia.

Video exclusivo, imágenes fuertes: los últimos instantes de vida de Juan Pernalete #Caracas #Venezuela #protesta #prensa #Altamira #26D

Una publicación compartida de Marcos G. Morin Aguirre (@mmorin_informa) el

27 de Abr de 2017 a la(s) 5:29 PDT

Hicimos una visualización cuadro a cuadro del video con la intención de proveernos de algunas informaciones que pudieran esclarecer la muerte del joven venezolano.

El humo oscuro no corresponde con las características de la lacrimógena. En las cercanías al recorrido realizado por Pernalete y sus acompañantes, no hay señales del gas característico. Si hubiese sido impactado por una de estas cápsulas, el gas blanco se habría dispersado y se observaría en el video.

El humo que se observa al fondo del primer video es el de una barricada opositora que se divisa con mayor precisión en un segundo audiovisual realizado por el mismo reportero a las 3 de la tarde de ese día, aproximadamente una hora después del momento en el que resultó herido Pernalete.

Los videos de este periodista no sólo fueron seleccionados por su privilegiada posición en el momento y lugar de los acontecimientos sino por su posición política: es un antichavista declarado y confeso.

Ambos videos denotan que en la zona no había ni un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana. No existen enfrentamientos en ese lugar. Se trata de una zona de distensión para la oposición, dominada por ellos.

Ese día se registraron enfrentamientos entre la Guardia Nacional y los opositores a unos cuantos metros de esa zona, en la avenida paralela que lleva por nombre Sur Altamira, según podemos ver en el mapa que incluimos a continuación:

Otros cuestionamientos en torno a la posibilidad de que Juan Carlos Pernalete hubiese sido asesinado por un artificio lacrimógeno implican las siguientes consideraciones:

En la zona en la que se observa transitar a Pernalete ningún medio de comunicación registró imágenes de enfrentamientos de grupos de choque opositores con la GNB. En cambio sí existen videos en la avenida paralela y en la autopista Francisco Fajardo.

Para que un Guardia Nacional fuese el homicida de Pernalete, primero habría tenido que aislarse de su grupo.

Supongamos que eso hubiese ocurrido: ¿no habría sido capturado por los opositores?

En otras ocasiones, en esa urbanización, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana o de la Policía -aislados de sus grupos- han sido golpeados, sus motos robadas, atacados con armamentos improvisados como bombas molotov y hasta les han disparado con armas de fuego como ocurrió ese mismo día a escasos metros.

Un poco más hacia el sur, en la autopista Francisco Fajardo, dos guardias resultaron impactados por armas de fuego de los “manifestantes”: uno de ellos resultó herido en la ingle y el otro fue protegido por el chaleco antibalas.

Veamos el siguiente video de Boris Castellanos registrado hace pocos días en el mismo sector en el que se efectuó el enfrentamiento entre la Guardia Nacional Bolivariana y los grupos de choque de la oposición

En el año 2015, el alcalde del municipio Chacao, opositor y militante de Primero Justicia, condenó las llamadas “guarimbas” (actos vandálicos y terroristas ejecutados con intenciones insurreccionales para atentar contra los poderes constituidos del Estado). En esa ocasión, acusó a los “guarimberos” de utilizar como “escudos humanos” a los vecinos de Chacao.

Comportamientos atípicos

Volvamos al análisis del primer video.

El primer comportamiento que observamos en las personas alrededor de los hechos es que no dan indicios de conmoción, lo que nos hace suponer que se sentían en relativos niveles de tranquilidad en la zona. El joven Pernalete pasa frente a un grupo de personas que están conversando y ninguna de ellas realiza ni el más mínimo gesto de preocupación. Recordemos que las confrontaciones con fuerzas de seguridad del Estado se encontraban en otra calle, paralela, a una distancia más o menos significativa.

En el video escuchamos el siguiente diálogo:

-¿Le dieron?

-No, no

-¿Le dieron, le dieron? Mira, llévatelo ahí, llévatelo ahí.

-Llévatelo.

El joven Pernalete viene caminando, desde la barricada (dirección sur-norte), con síntomas que parecen indicar dificultad para respirar, posiblemente originada por la combustión de objetos en la barricada opositora que estaba a pocos metros.

Observemos el comportamiento de la víctima: Juan Carlos Pernalete caminaba erguido hasta que acuden a su rescate. En el momento en el que se une al grupo un encapuchado con camisa naranja, su postura corporal se modifica y lo vemos encorvarse. Otro hecho, igualmente significativo es que, a partir de entonces, Juan Carlos Pernalete lleva sus manos hacia la zona en la que recibió la herida letal.

El joven que carga a Pernalete, en otro momento de la protesta. Compárese la vestimenta y los guantes

Inmediatamente después, los “rescatistas” de Pernalete intercambian un objeto imposible de distinguir en el video. Tomamos cuadro a cuadro el original, lo ampliamos e iluminamos.

Ante la cámara, logramos observar el rostro de uno de los jóvenes que acompañan a Pernalete, medio cubierto con una máscara antigas. Venezuela, con plena vigencia de su estado de derecho y de justicia garantiza la presunción de inocencia de estos jóvenes, sin embargo, es imprescindible que ofrezcan sus testimonios para el esclarecimiento de tan abominable crimen.

Este es el joven que conduce a Pernalete a lo largo del trayecto. También es el primero en abandonarlo. En menos de 15 segundos es indetectable para las cámaras. Se retira hacia el norte, donde se ubica la Plaza Altamira. El otro joven, de camisa naranja, se dirige hacia la barricada ubicada al sureste.

Esta imagen es tomada de redes sociales. La persona que es señalada con la flecha blanca, también aparece en el video. Tuvo la visual completa de lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, tampoco muestra conmoción por los hechos.

Hipótesis de la pistola de perno cautivo

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el perno consiste en una pistola que dispara un cartucho de fogueo, empujando un pequeño perno metálico por el cañón. Puede o bien lesionar el cerebro por perforación o producir una masiva lesión cerebral por medio de un golpe que fractura el cráneo, incrementando la presión intracraneal, produciendo edema y hematoma cerebrales.

Cada modelo cuenta con un calibre propio que varía de acuerdo a las estimaciones de los fabricantes. Hay dos variantes de esta pistola: una de ellas penetra y la otra produce un golpe seco. Una cuenta con una manija y un gatillo, mientras que la otra tan sólo es un cañón que se tiene en la mano. Para usarlo, se coloca contra el cráneo, lo cual hace disparar el cartucho.

Otro tipo de perno tiene un extremo plano y en forma de hongo.

“Mediante un fuerte golpe al cráneo, se logra la pérdida del conocimiento del animal. El cerebro en sí no se penetra. Ya que el animal no está muerto, es un método aceptable en muchos países para el sacrificio ritual del halal. Cuando se utiliza el perno cautivo, la pistola se coloca en un punto exacto de la cabeza del animal”, indica la FAO.

Este tipo de armas es relativamente fácil de adquirir. En Internet se pueden encontrar diferentes tipos de proveedores y de modelos de pistola de perno cautivo tanto penetrantes como no penetrantes. La diferencia es crucial, por el tipo de lesión que produce.

Se presume que Juan Carlos Pernalete pudo haber sido asesinado con un tipo de pistola de perno no penetrante, por lo cual no presenta orificio en la herida que le causó la muerte. Surge la pregunta: ¿es posible que se haya elegido de forma premeditada y alevosa el arma homicida para generar una herida similar a la de un cartucho de artificio lacrimógeno?

En otros países, la medicina forense ha registrado homicidios y suicidios con este tipo de armamento. Disponible en Internet hallamos un artículo de una revista forense en el que se analiza un homicidio (Homicide) efectuado por una pistola de perno penetrante (este modelo sí origina orificio de penetración). También, en una revista de medicina forense española en línea encontramos algunos análisis sobre el uso de esta arma con fines criminales. En esta última, se establecen ciertas diferencias con las lesiones producidas sobre huesos duros (como el cráneo) con tejidos blandos exocraneales.

La lesión que se produjo en Juan Carlos Pernalete fue tan severa que, a pesar de contar con una contextura física atlética, le fracturó una costilla.

Somos muy críticos al momento de exponer el cuerpo de personas fallecidas. Transgredimos nuestras propias normas bajo la consideración de un caso sensible para el país.

Se conoce por la imagen que la muerte de Juan Carlos Pernalete debió originarse poco después de que se hubiese producido la herida. Al detenerse el flujo sanguíneo, el hematoma producido por el fuerte golpe es pequeño. Tampoco se observan síntomas de un edema significativo.

Para efectos de este análisis, los expertos han indicado que la lesión fue realizada de abajo hacia arriba, es decir, el homicida debió “agacharse” para generar la herida. ¿Si hubiese sido un guardia Nacional, estaba de rodillas? Al no tener aletas estabilizadoras, las lacrimógenas no describen una trayectoria recta cuando son lanzadas: ¿dónde estaba Pernalete ubicado? ¿Dónde su homicida? Otra serie de preguntas que quedan abiertas para la investigación de las autoridades.

Se ha dicho que de haber ocurrido una lesión con pistola de perno cautivo, la misma sería más reducida, pero lo cierto es que existen pistolas de perno cautivo no penetrante que pueden originar un impacto de hasta 4 centímetros.

La medicina forense mediática

El año 2002 estuvo lleno de conmociones para los venezolanos. En el mes de abril, una confabulación de la oligarquía venezolana, militares de alto rango y políticos de oposición ejecutaron un golpe de Estado. Un medio de comunicación internacional -CNN- fue enterado de la asonada varias horas antes de que esta ocurriera y eligió el silencio. En la grabación, realizada por el periodista Otto Neustald, los militares golpistas hablaban de “varios muertos” en la ciudad capital mucho antes de que se produjera el primer caído.

Aquellos que planificaron la masacre, a los pocos meses se atrincheraron en la Plaza Altamira, a muy pocos metros del lugar donde fue asesinado el 26 de abril Juan Carlos Pernalete.

En el mes de diciembre, Joao de Gouveia llegó de Portugal. Había estado de visita por unos 15 días. Pernoctaba en el centro de la ciudad. Su pistola, que había guardado en el Waraira Repano -según relata Germán Sánchez Otero en La nube negra– fue desenterrada. Completó su letalidad añadiendo dos cajas de balas tipo Hollowpoint, compradas en la Armería Armaros de Parque Central.

Según Ernesto Navarro escribe en RT, el homicida “se tiñó de rojo el cabello, también las cejas, fue al cine y cuando llegó a la plaza Altamira se detuvo en una esquina, allí comienza a sentirse exaltado y le surgen unas alucinaciones”.

Mató a tres personas (Keyla Guerra, de 17 años, Josefina Inciarte y al profesor Jaime Giraud Rodríguez). Por lo menos 29 resultaron heridas.

A través del canal de noticias Globovisión se difundió la fotografía de una persona parecida a Gouveia al lado de Freddy Bernal, el entonces alcalde de la ciudad de Caracas, y militante del partido político MVR. La hipótesis mediática se forjó lo suficiente como para hacer creer a la oposición de que Gouveia se trataba de un sicario al servicio de los políticos del chavismo. La fiscal Theresly Mala­vé ordenó una experticia antropométrica para de­terminar si Gouveia era la persona que aparecía al lado de Freddy Bernal. El resultado fue negativo. Los medios mintieron. Los medios fueron juez y parte.

Hace aproximadamente cinco años, el comunicador popular Oswaldo Rivero entrevistó a Joao de Gouveia en prisión. En su testimonio aseguró: “Estoy pagando un delito que es de un canal de TV, que es Globovisión. Provocaron una tragedia. Me estaban secuestrando en mi residencia, hipnotizado. Fueron para la residencia, donde yo estaba viviendo, hablaron con el encargado de la residencia, luego esperaron que fuera en la noche a dormir para luego secuestrarme hipnotizado”.

De Gouveia fue condenado a 29 años y 11 meses de prisión. La condena máxima en Venezuela es de 30 años.

Este es sólo un ejemplo de cómo la medicina forense mediática está determinada por la percepción política que ellos desean implantar en la población. Nosotros nos unimos a la exigencia de un país que clama por justicia, tanto para Juan Carlos Pernalete como para las otras 28 víctimas de la violencia fascista en Venezuela durante este año.


Publicado originalmente en el blog de Larissa Costas.

Véalo Ud mismo, sobre divisiones en la oposición venezolana: Esos malandros de Voluntad Popular, por Diana D’Agostino

Augusto Márquez | MISION VERDAD

No habla una mujer cualquiera, llamarla así sería una ofensa para su abolengo, sino la heredera de quizás una de las fortunas más abultadas de la clase ricachona en Venezuela. Que la conversación empezara con ese tono tampoco es gratuito: lo peor de esta lucha contra “la dictadura”, para ella, es que su rostro está perdiendo el crisol sifrino y de bronceado mayamero que tanto ¿esfuerzo? significa para ella mantener.

“Mira, no sólo que hemos caído ya en una anarquía, sino que además hemos caído ya en el vandalismo”, refiere Diana acusando directamente a grupos violentos de Voluntad Popular y Primero Justicia con su papá, alertando que si ellos pudieran incendiar al país lo harían ya.

El tono glamoroso de Diana se expresa con cierto asco sobre las intenciones de anarquizar el país por parte de estos grupos radicales. Quienes han convertido las concentraciones a marchar en un pandemónium de violencia, destrozos y saqueos, cuando deberían ser eventos para tomarse selfies, hacer bailoterapia y regresarse en santa paz a comer en un restaurante, sin arriesgar el peinado, la inversión en la peluquería y la pinta, sobre todo la pinta.

Diana acusa con su papi a Voluntad Popular y Primero Justicia, y específicamente según sus palabras a Lilian Tintori, Henrique Capriles y Freddy Guevara, de ser una banda de malandros que han ranchificado su idea de una marcha socialité, de incendiar las calles que llevan a las oficinas de su empresa familiar y la calma de las urbanizaciones sifrinas por las cuales transita.

Generación de oro a lo D’Agostino

De involucrarla en una versión criolla del Maidán ucraniano o de una “primavera árabe”, que no es tan heroica, ni expresa la hermosura de libertad, ni es lo que “debe hacerse en Venezuela”, cuando lo primero que sufre es el maquillaje y el bronceado de Diana, con el temor de ser impactada por una piedra, una bala o por un mortero del lado de “la resistencia”.

El asco que en más de una ocasión ha expresado contra el chavismo, por ser según ella feo e incivilizado, ahora se revierte. En manos de sus hermanos de clase (y de peluquería, como Tintori) está ese vandalismo destructivo, fó e irrespetuoso de las buenas costumbres que siempre ha querido endosarle a la gente humilde de los barrios de Venezuela.

Los estudiantes que sacarán a Venezuela de la crisis desde las universidades privadas, pirómanos de primera línea en las protestas violentas, es esa generación pensante, educada y democrática que afea su paisaje cultural caraqueño. La vida te da sorpresas, cuidado con una guaya o con el aceite que dejan en la Fajardo esas jóvenes promesas.

Freddy Guevara, Henrique Capriles y Lilian Tintori, como operadores políticos y comandantes de estos grupos violentos, han convertido los jardines de concreto que rodean su palacio (Altamira, Los Palos Grandes, etc.) en un antro de violencia, atacando incluso muchos de los edificios con los que su papi contratista hizo millones. El audio también refleja ese dolor.

Invadieron su horizonte de malandros y delincuentes que para ella sólo existían a partir de la estación Caño Amarillo en adelante. Los focos donde ocurren esos “vandalismos” que asustan a la señora D’Agostino están en las inmediaciones o en el seno de las zonas en que residen y vacacionan perennemente, aunque por supuesto todo se ve mejor desde la TV y Twitterlandia con la comodidad de un Don Pérignon bien frío en un vaso de vino.

Pues no. La mugre estaba ahí mismo, son blancos y catires, hablan mandibuleao, son de apellidos similares y optan o ya tienen títulos en universidades privadas y extranjeras de gran prestigio. Su generación de oro.

Papa Francisco: el tormento de la MUD

Tomado de MISION VERDAD

En momentos álgidos de la coyuntura política venezolana, los pronunciamientos y declaraciones del Papa Francisco han significado para la oposición venezolana un atolladero de incongruencias y una agudización de sus contradicciones internas. Recordemos el año pasado, pocos días después de que el CNE suspendiera el proceso de referendo revocatorio por evidencias de fraude e irregularidades, el presidente Nicolás Maduro era recibido por la máxima autoridad de El Vaticano en Roma para agilizar la propuesta de Mesa de Diálogo con los acompañantes de Unasur.

En la noche del domingo 31 de octubre distintos voceros de la oposición venezolana, así como el secretario general de la MUD en aquel momento, Chúo Torrealba, asistían a la primera reunión de la Mesa de Diálogo directamente con el presidente Maduro. El 22 de noviembre, la repercusión y respaldo internacional a la Mesa de Diálogo rondaba por varios organismos multilaterales, bloques regionales y países de peso en la geopolítica global, imponiéndoles una fuerte presión a los actores opositores para que se comprometieran a cumplir con los acuerdos establecidos en la primera reunión. Hasta Luis Almagro en aquel momento tuvo que bajar su perfil injerencista para guardar las apariencias.

Incluso aquella marcha convocada por la MUD que planteaba un supusto nocáut final en Miraflores, el 3 de noviembre de 2016, fue desconvocada por la petición del Papa Francisco, lo cual trajo como consecuencia para los partidos que tomaron la decisión (Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo) una lluvia de fuertes críticas, insultos y decepciones por parte de los seguidores y voceros más radicales, como Freddy Guevara y María Corina Machado.

Con sus últimas declaraciones el Papa Francisco vuelve a recordar cosas que a los dirigentes de la oposición no les gusta escuchar.

Con esto nos referimos a sus palabras en una conferencia de prensa después de una gira por Egipto.

En esta conferencia, el Papa afirmó que la instancia de diálogo en Venezuela, auspiciada por la Unasur y El Vaticano, no resultó “porque las propuestas no eran aceptadas, o se diluían, eran un sí-sí, pero no-no”.

Francisco, además, sostuvo que estaba al tanto del “intento de relanzar la mesa de diálogo”, que en su opinión debería tener condiciones muy claras. Sin embargo, remarcó que “parte de la oposición no quiere y está muy dividida” en relación a esta instancia.

Luego de estas declaraciones, no pasó más de un día para que la misma Diana D’Agostino, esposa del dirigente adeco Henry Ramos Allup, le diera la razón a través de un audio filtrado en el programa La Hojilla.

En este audio, D’Agostino expresó que hay sectores de la Mesa de la Unidad Democrática que buscan participar en un diálogo con el Gobierno para asegurar la realización de elecciones regionales.

Mientras que hay sectores de Primero Justicia y Voluntad Popular, como el de Henrique Capriles Radonski y Freddy Guevara, que buscan incendiar las calles venezolanas “porque no tienen nada que perder”.

Lo que a su juicio ha llevado a que el mismo Henry Ramos Allup ordenase a Acción Democrática levantarse de la reuniones de la MUD ante la negativa de que Freddy Guevara y Lilian Tintori cedan el liderazgo y roten las vocerías de las marchas antichavistas. El año pasado Henry Ramos Allup envió un emisario y participó de forma delegada en la Mesa de Diálogo.

Sin embargo, esta no fue la única reacción en cadena posterior a las declaraciones del Papa Francisco, ya que Henrique Capriles Radonski tuvo que salirle al paso para decir “que es mentira que la oposición esté dividida, que unos quieran diálogo y otros no”.

Haciendo un malabarismo verbal para sostener que “todos los venezolanos queremos diálogo, pero uno que no sea Zapatero” (en alusión al expresidente español a cargo de la instancia auspiciada por la Unasur), llegó al extremo de confrontar al Papa Francisco, recordándole que en Venezuela ha “habido un autogolpe y protestas que han dejado más de 30 muertos”.

Declaraciones que evidencian lo descolocada que queda gran parte de la dirigencia antichavista ante las expectativas instaladas en sus seguidores de “salir de Maduro” en el cortísimo plazo. Ubicándose automáticamente en un lugar incapaz de salir sin costos políticos en caso de asumir la participación en una Mesa de Diálogo.

Todo esto los expone ante la mediática internacional y deja en evidencia las falsedades construidas para alimentar la insurrección contra el país, tal como les sucedió el año pasado. Sentando las bases para aislar a quienes no deseen participar en la Mesa de Diálogo para continuar “incendiando” las calles y aumentando los costos a lo interno y externo para quienes así lo decidan.

No por nada las voces más radicales de la intelectualidad antichavista se animan poco más que a calificar al Papa Francisco como “un agente de Maduro”.

Las declaraciones del Papa Francisco vuelven a dejar en evidencia las grandes contradiccciones y diferencias del antichavismo con respecto a sus propios planes y a cómo son presentados ante el país. Henrique Capriles Radonski y Henry Ramos Allup protagonizan la primera parte de este nuevo cisma en ciernes.

Luis Almagro (esa especie de rata-camaleón) recibe un premio bañado en sangre

La ONG Freedom House, financiada por Estados Unidos, le dio el Premio a la Libertad al secretario general de la Organización de Estados Americanos por su “labor a favor de los presos políticos en Venezuela”. La gran mayoría de los cuales se encuentran presos por realizar actos de terrorismo, planificar insurrecciones armadas y violar sistemáticamente las leyes venezolanas escudándose en su figura de políticos.

Es por eso que es bastante demostrativo que en la premiación lo acompañase los familiares de Leopoldo López y Antonio Ledezma, entre otros. El primero de ellos encarcelado por organizar los destrozos al Ministerio Público en el inicio de ese plan insurrección de 2014 llamado “La Salida” que dejó un saldo lamentable de 43 muertos. El segundo por participar como cara visible y operador político en una intentona golpista en 2015 que planteaba bombardear Miraflores y otras instituciones públicas.

Sin embargo, el dato relevante del premio se encuentra en que el último informe de Freedom House fue utilizado por Luis Almagro en su pedido de aplicación de la Carta Democrática contra Venezuela. Llegando al punto de utilizar la calificación de Venezuela como un “país no libre” por parte de esta ONG como el centro de su argumentario para justificar una operación de tutelaje en Venezuela.

Esta organización, además, tiene entre sus principales financistas a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés), órgano que forma parte del Departamento de Estado. Es Freedom House quien se ha encargado de distribuir los fondos de esta agencia a las ONGs locales que se encargan de armar el expediente para criminalizar a Venezuela como un Estado fuera de la ley (destacan en esta lista Provea y Foro Penal).

Por lo que difícilmente se pueda pasar de largo que esta ONG premie a Almagro si se tiene en cuenta que entre sus directores en el pasado reciente está James Woolsey, ex jefe de la CIA. Un libro sobre el intervencionismo estadounidense escrito por William Blum hace par de años, refleja que la CIA en conjunto con las tropas estadounidenses, en sus distintas campañas de intervención a naciones soberanas después de la Segunda Guerra Mundial, han ocasionado entre 10 y 15 millones de muertos. Según el investigador al menos 37 países han sufrido el caos social y humanitario que deja el poderío militar estadounidense.

Catalogada como un brazo civil de la CIA y la OTAN, Freedom House ha participado como financista y operadora en múltiples revoluciones de color o golpes blandos en Medio Oriente, Europa y Asia, con el objetivo primordial de contener la creciente influencia china y rusa en esas zonas. Países como Egipto, Ucrania, Serbia, Libia y Siria atestiguaron la participación de esta ONG en distintos niveles, a veces como centro de entrenamiento de activistas violentos, otras como laboratorios de propaganda. Hasta el sol de hoy Ucrania, Libia y Siria narran el peor lado de este experimento de golpes de Estado no convencionales propalado por Freedom House, con conflictos armados de alta intensidad que han dejado a estos países fragmentados y con un saldo de miles de víctimas inocentes.

Cuando el mismo formato de golpe de Estado busca aplicarse -nuevamente- en Venezuela, Freedom House otorga su máximo galardón a Luis Almagro: su operador más confiable en el ámbito internacional para llevar a cabo el mismo experimento.

Freedom House fue, nada más y nada menos, la organización que se encargó de diseñar la arquitectura conceptual y geopolítica de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Responsable igualmente, después de 68 años de su creación, de más de 150 mil muertes y de generar cientos de miles de regufiados tras sus múltiples intervenciones militares a diversos países (Yugoslavia, Irak, Afganistán, Libia). Todos esas naciones al igual que Venezuela fueron catalogados en su momento por Freedom House como países “sin libertad”.