Turismo… en tierras de Holguín

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Los antecedentes del turismo holguinero se remontan a más de doscientos años después de la llegada a esta tierra de García Holguín un 4 de abril de 1545, sobre todo a inicios del siglo XIX, según nos cuenta el destacado historiador Juan Albanés, cuando surge en 1820 la primera fonda-hospedaje o mesón con el nombre de La Viajera y servicio de comida y cama. A lo largo de todo este siglo colonial, fueron apareciendo instalaciones de hospedaje y de alimentación como fondas, mesones, hostales, casas de huéspedes, cafés y toda clase de servicios en función de visitantes, viajeros, comerciantes y figuras públicas ya fueran españoles, criollos o extranjeros.

Con el período republicano en los primeros 50 años del siglo XX, el turismo holguinero se fue desarrollando junto a la vida social, económica y cultural, si bien de una manera limitada a pequeñas y medianas instalaciones de hospedaje, recreo y alimentación, sin que llegase a ser un verdadero sistema turístico en función de amplias mayorías. En la prensa periódica de ese período se pueden encontrar cientos de anuncios publicitarios y comerciales de hoteles, cafés, restaurantes, bares, cafeterías y hasta sui generis agencias de viajes. No faltaban tampoco, los fastuosos banquetes que daban las diferentes sociedades de instrucción y recreo.

En el rublo de la restauración se contaba igualmente con reconocidos y suntuosos salones, bares y restaurantes, como el Casana Club o el Club Rancho Almendra. Barras famosas perduraron por varias décadas como la Barra Dalama, dentro del garaje La Oriental. En cuanto a la venta de opcionales mediante agencias de viajes, se destaca en la década de los 50 la Empresa Santiago-Habana, propietaria de una línea de ómnibus que cubría el trayecto desde Holguín hasta las capitales de provincias y la capital de la República.

Al iniciar 1959 quedaban en la ciudad de Holguín alrededor de 17 instalaciones hoteleras con unas 200 habitaciones, la mayoría ya desaparecidas. Solo cinco de los hoteles más grandes de la urbe, de entre 30 y 40 cuartos como el Tauler, el Royal, el Patayo, el Majestic y el Residencial, concentraban alrededor de unas 150 habitaciones, los cuáles más de 50 años después siguen en activo, bajo otras denominaciones como hoteles Turquino, Santiago, Praga, y el Majestic que mantuvo su mismo nombre.

Con el triunfo de la Revolución, el 26 de febrero de 1959 desde los balcones de La Periquera, actual Museo Provincial de Historia, Fidel en su alocución al pueblo le pregunta si tenían playas, si había comunicación con ellas, donde las querían y qué se necesitaba hacer en el caso de la playa de Guardalavaca. Comenzaría así con la fundación del Instituto Nacional de la Industria Turística y el Instituto Nacional de Turismo entre las décadas de 1960 y 1970, todo un desarrollo armónico para el disfrute de la población con la creación de las playas populares y el primer polo turístico de la ya provincia de Holguín con la inauguración en julio de 1976 del hotel Guardalavaca y todo el progreso posterior de su entorno.

La década de los 80 trajo entre otras mejoras la apertura del primer gran hotel en la ciudad capital: el Pernik, junto a las tradicionales villas de El Bosque y el Mirador de Mayabe. Con la creación en 1994 del Ministerio de Turismo Holguín pasaría a ser el tercer destino turístico de la nación, diversificando en las décadas siguientes sus productos, desde sol y playa hasta el turismo de naturaleza, cultural, de salud, de eventos, de buceo, entre otros. Instalaciones hoteleras como Brisas Guardalavaca, Club Amigo Atlántico Guardalavaca, Sol Club Río de Lunas-Mares, Pinares de Mayarí; paisajes naturales como Cayo Saetía, el Gran Parque Cristóbal Colón y la bahía de Nipe, en la que apareció sobre sus aguas la imagen de la Patrona de Cuba, por solo citar algunos, son conocidos por visitantes de todas partes.

Hoy, con más de cinco mil habitaciones en planta hotelera y un potencial de más veinte mil en un futuro próximo, el turismo holguinero sigue forjando su historia en un destino que tiene como valor agregado la acogida de su gente y la belleza de diversos pueblos y ciudades como Holguín, con un sui generis sistema de plazas públicas o la Loma de la Cruz y sus 458 escalones, todo enmarcado en el proyecto de Ciudad Parque de Cuba; los múltiples eventos culturales como la Semana de la Cultura, las Romerías de Mayo y la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, entre otros. A eso se agregan de forma general en la provincia las atractivas playas con más de 60 km lineales, la variada flora y fauna de más de 140 especies, como parte de los atributos que lo particularizan dentro del variado prisma que es Cuba.

No podía faltar, como resumen, el paso de Martí por tierras holguineras en 1895, cuando describió en su Diario de Campaña: Ya en tierras de Holguín, tan nuestras como cuantas he visto (…) Holguín, tierra seca que se bebe la lluvia… con sus casas a cordeles…

Hotel Caballeriza, Hotel E en plena ciudad de Holguín. Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Hotel E en plena ciudad de Holguín. Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Hotel Caballeriza, Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Parque de Los Tiempos, concebido por el reconocido artista hoguinero Cosme Proenza, ciudad de Holguín.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Parque de Los Tiempos, concebido por el reconocido artista hoguinero Cosme Proenza, ciudad de Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Parque de Los Tiempos, concebido por el reconocido artista hoguinero Cosme Proenza, ciudad de Holguín.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Parque de Los Tiempos, concebido por el reconocido artista hoguinero Cosme Proenza, ciudad de Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

El Parque Calixto García, centro mismo de la ciudad de Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

El Parque Calixto García, centro mismo de la ciudad de Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

El Parque Calixto García, centro mismo de la ciudad de Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

El Parque Calixto García, centro mismo de la ciudad de Holguín. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Origen: Turismo… en tierras de Holguín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s