Oposición venezolana: Amenazas democráticas

Imagen relacionada

Siguiendo una estrategia estrictamente comunicacional, la oposición en pleno ha acordado llamar “dictadura” al gobierno. Probablemente lo único en lo que estén de acuerdo en el ámbito del antichavismo.

El objetivo a comunicar es perfectamente claro. Por una parte, justificar o legitimar toda acción inconstitucional y violenta contra el Gobierno. Y en segundo lugar, viabilizar o hacer expedita la instauración de un régimen que pueda acabar sin ninguna limitación de tipo legal con todo lo avanzado por la Revolución Bolivariana en términos de inclusión y justicia social.

Pero más allá de eso, y quizás lo más urgente para una inmensa mayoría de los opositores, está la intención ampliamente declarada tanto por la dirigencia opositora como por la mayoría de su militancia a través de las redes sociales y de su comparecencia pública en los medios de comunicación, de llevar a cabo (en el hipotético caso de instaurarse un gobierno de derecha en el país) la más brutal y sanguinaria operación de persecución y encarcelamiento de chavistas, culpables o no de delito alguno que pudiera imputárseles.

El linchamiento del cual han sido víctimas numerosos hombres y mujeres del pueblo que en algún momento le parecieron chavistas a esos militantes de la oposición, es muestra de cuán generalizada y enraizada está ya la idea de semejante despropósito en ese sector del país, que aún sin ser gobierno actúa como si en efecto lo fuera.

Parten esos opositores de la misma idea de la que partieron los gobiernos de la cuarta República en el pasado, según la cual ser gobierno es poseer el poder y el derecho de perseguir y exterminar al contrario sin ningún tipo de restricciones.

Buscar llegar al gobierno con el propósito de perseguir a las personas hasta el exterminio por su condición social o política, no es exactamente lo más democrático bajo ninguna ideología. Pero marca una diferencia de dimensiones abismales entre una propuesta que se dice democrática y una revolución que durante casi dos décadas, pudiendo hacerlo, no ha salido a buscar a esa militancia opositora para lincharla, y no precisamente por cobardía ni por falta de capacidad. Algo que debieran evaluar con mucho detenimiento los opositores a la hora de sus delirios.

@SoyAranguibel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s