En Venezuela: El quiebre de la MUD

La violencia tiene un inicio. El desarrollo de los acontecimientos y lo turbio de la conformación de los elementos que participan en los eventos fomentados por la oposición, llevan a un desenlace que se torna en una película de terror. A veces la realidad supera la ficción. La irresponsabilidad de los dirigentes de la MUD en vez de frenar atiza la violencia, exacerbando -en territorios sin ley- los desmanes que hemos observado en 60 días.

Los factores que integran la MUD no se atreven a frenar a los que dirigen las acciones más condenables que han dejado muerte y destrucción. Hay sectores que no comparten esas formas de hacer política. Las acciones de calle caracterizadas por la sin razón y la utilización evidente de niños y de indigentes a los cuales se les paga o se les ofrecen ciertas dádivas, no redundará en éxito para nadie sino en pérdidas para todos.

Al cuantificar el costo de los ataques a bienes públicos y privados, las unidades (cisternas, gandolas, metrobuses), que han sido objeto de una ira absurda; edificaciones y construcciones quemadas que prestaban diversos servicios a las comunidades y se investigue la responsabilidad de alcaldes y gobernadores, en esta trama del odio y la violencia, a lo mejor, se desbrozará el camino.

Los videos que circulan de los hechos acaecidos durante estos días en Caracas y otras regiones del país, hacen ver esto como una película de acción y terror, al garete. No hay director. No hay comando. Los guarimberos se salieron del guion hace rato. Agreden a los propios opositores que se atreven a cuestionar esos métodos de lucha. Cuando altas autoridades marchan con los que llevan las molotov y felicitan a los encapuchados que están al frente de las marchas, los “pacíficos” opositores se creen dueños de la situación.

La frontera entre la vida y la muerte se achica cuando furibundos guarimberos le prenden fuego a los que califican de chavistas, ante el estupor de la ciudadanía y la sorna de la MUD, que no emite sonido. Solo apela a su cliché: “Maduro tiene que irse”. No hay valores, no hay ética, no hay moral. Este no es el camino. El recorrido violento exaltado por la oposición, es un búmeran contra ella misma y también es su punto de quiebre. El camino es el diálogo y la paz, por el respeto a la vida.

Profesora UCV

Anuncios

Un pensamiento en “En Venezuela: El quiebre de la MUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s