Daños menores por sismo de 6,7 grados en Guatemala

Escrito por  PL | CUBASI
El sismo de 6,7 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió hoy al amanecer a la mayor parte de Guatemala provocó pocos estragos respecto al ocurrido hace una semana, que causó cinco muertes.

Daños en viviendas, puentes y carreteras, así como cristalerías rotas y una que otra pared quebrada -en cinco de los 22 departamentos del país-, resultaron del temblor de este miércoles, ante el cual buena parte de la población despertó sobresaltada, como constató Prensa Latina.

En las primeras horas posteriores al fenómeno se contaron 27 incidentes, entre ellos deslaves en ocho carreteras, afectaciones en dos puentes e interrupciones en la distribución de agua en una localidad, informó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Sin embargo, descartó la existencia de personas fallecidas como resultado del movimiento telúrico, registrado a las 6:31 hora local, con epicentro a 115,2 kilómetros al sur de Ciudad de Guatemala, en el océano Pacífico.

Boletines del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insimuveh) precisaron que la sacudida se originó a una profundidad de 12 kilómetros frente a las costas del departamento de Escuintla y por ello se dejó sentir en el territorio de El Salvador.

Mientras en este lado del Triángulo Norte de Centroamérica los departamentos más remecidos fueron Escuintla, Suchitepéquez, Santa Rosa, Retalhuleu, Jutiapa y Guatemala, donde está enclavada la capital.

De tal suerte, van dos sismos en Guatemala en apenas una semana y ello mantiene en vilo a la población, buena parte de la cual manifiesta preocupación por la falta de capacidad estatal para resolver los problemas de quienes resulten afectados por desastres de esta naturaleza y asociados a las lluvias.

El cambio climático en el mundo es particularmente sensible en este país, considerado uno de los más amenazados por ese fenómeno y por su elevada sismicidad, debido a la convergencia de varias placas tectónicas de envergadura -Norteamérica, Caribe y Cocos-, pero también por fallas geológicas locales.

Del sismo ocurrido el 14 de junio (6,9 grados) quedó el mal sabor de cinco víctimas mortales y afectaciones a casi ocho mil personas, sobre todo en el departamento occidental de San Marcos, el más castigado por los terremotos arrolladores del 2012 y 2014.

Paralelo a ello una decena de carreteras sufrieron algunos impactos negativos por el movimiento telúrico, registrado a la 1:29 de la madrugada del miércoles anterior, con epicentro a ocho kilómetros de Tujumulco, en el departamento limítrofe con México.

Y es que luego de esa sacudida tuvieron lugar más de 40 réplicas con magnitudes de 3,3 a 3,8 grados en la escala abierta de Richter, que igual afectaron a las jurisdicciones de Quetzaltenango, Retalhuleu y Suchitepéquez.

Tales estragos llevaron a que la Conred declarara Alerta Anaranjada Institucional, señal que en esta ocasión todavía no se mencionó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s