Trump, #Cuba y las enseñanzas de EL PAÍS

Resultado de imagen para Trump, Cuba y las enseñanzas de EL PAÍS

Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.-

Escribí el 8/6 último que los problemas internos del mandatario gringo podían provocar que sus pronunciamientos acerca de La Habana se alejaran —so pena de incrementar sus contratiempos en Washington (1); y luego plasmé que en medida poco despreciable el enuncio del susodicho vs. Cuba el siguiente 16/6 evidenciaba que nuestro Socialismo va por el camino correcto (2).

No obstante, después de pocos días hice notar no solo que nuestros compatriotas y empresarios estadounidenses le indicaban al jefe del imperialismo yanqui cómo él marcha a contrasentido en las relaciones Cuba-EEUU sino también que los vínculos entre científicos de ambas naciones a través de una investigación acerca de los arrecifes coralinos en las costas de la Isla mostraban lo mucho que podíamos realizar conjuntamente en interés de nuestros dos países (3).

Ahora vuelvo al asunto, a partir del contenido que recientemente publicó EL PAÍS, de España, con el rótulo “Así aprenden los médicos estadounidenses de la sanidad cubana” en lo que constituye un largo reporte de dos de sus corresponsales desde la ciudad principal del territorio cubano (4).

Tengo la impresión de que con objetividad —relativamente hablando: a ese periódico madrileño le resulta imposible en la práctica no deslizar veneno frente a nuestra Revolución (5)—, el  reporte en causa aborda el acontecer en el habanero hospital Salvador Allende que acoge a 5 mil estudiantes de medicina, la mayoría procedentes del África subsahariana y de Latinoamérica, así como de Estados Unidos de América.

EL PAÍS cita a una alumna de la nación norteña que declara su encanto por “la atención a los pacientes”; que dice que en Cuba los estudiantes aprenden la importancia de los factores de diseño medioambiental; y que observa que la luz natural del pabellón, la libre circulación del aire y los suaves colores pastel contribuyen a la recuperación del paciente. “Es una educación asombrosa; en Estados Unidos esto no se aprende” —confiesa.

Asimismo, ese órgano de prensa resalta la presencia de 93 estudiantes estadounidenses en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM); que en cierto sentido, es la respuesta cubana a la Kennedy School of Government creada por Harvard, que forma a profesionales de todo el mundo; y que, a diferencia de la Kennedy, que va más dirigida al grupo de Davos, los alumnos de la ELAM se están formando específicamente para trabajar en comunidades de rentas bajas.

Igualmente, aclara que casi todos los estudiantes de esa Escuela de Medicina —desde su creación en 1999, ha graduado a más de 26 mil galenos de 124 países de todo el mundo— reciben formación gratuita, gracias a becas concedidas por el Estado cubano o por su propio país; y que a cambio, se espera que regresen a sus terruños respectivos y trabajen con comunidades médicamente desatendidas, usando la medicina de bajos recursos y centrada en la prevención que por lo general se practica en nuestro país.

Al mismo tiempo, da cuenta de que una práctica común en Cuba es que los médicos hagan visitas domiciliarias, algo que en Estados Unidos muchos solo conocen por la televisión; al paso que trae a colación un comentario de Katherine Leger, alumna de quinto nacida en República Dominicana y que estudió en el Ithaca College: “Para mí la medicina es un arte, pero en Estados Unidos no es más que un negocio”. “Si no consigues que un paciente se sienta cómodo, ¿cómo vas a descubrir qué tiene realmente?” —sin descartar que a ella la medicina estadounidense le parece demasiado impersonal, apresurada y regida por el dinero.

Por demás, EL PAÍS certifica una declaración de Daniel Palazuelos, médico instructor de la Escuela de Medicina de Harvard que ha colaborado con médicos cubanos en Haití y en México, a saber: “[Esos galenos del Caimán Verde] Son como los médicos de cabecera estadounidenses realmente buenos; y responden perfectamente bien al 95% de los problemas a los que se enfrenta la mayoría de la población”.

Con tal apreciación, recordé qué escribió un analista que difícilmente sea catalogado como pro comunista, a propósito de la intención de Mr. Trump de desmontar un plan de Obama: por ejemplo, se estima que un individuo de seis décadas tendrá que pagar $6,000 al año por el mismo servicio en torno a la salud, en comparación con el hecho de que actualmente paga $3,600. “¡Qué falta de humanidad!” —termina escribiendo ese analista (6).

Concluyo: las enseñanzas que ofrece EL PAÍS en el reporte de marras deberían conllevar a que Trump observara mejor a Cuba en el tema de la salud para nutrir más en interés mutuo las relaciones entre las Patrias de George Washington/Abraham Lincoln y José Martí/Fidel Castro, antes de privilegiar a sus compinches de la Florida en detrimento de una infinidad de estadounidenses —empresariado y ciudadanos/as en general (7).

Referencias:

1.- http://kaosenlared.net/trump-eeuu-cuba/.

2.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/75176-trump-vs-cuba-va-ok-nuestro-socialismo.

3.- http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/06/23/trump-recibe-lecciones-de-cuba-y-eeuu/.

4.- https://elpais.com/elpais/2017/06/26/planeta_futuro/1498480113_331183.html.

5.- http://www.cubanamera.org/2015/05/cuba-otra-desverguenza-de-el-pais/.

6.- http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article158293874.html.

7.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/75211-trump-sus-compinches-de-la-florida-y-los-ddhh-.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s