Venezuela – Derechos políticos cercenados

María Alejandra Díaz Marín /// Derechos políticos cercenados

María Alejandra Díaz Marín| OJO PELAO

Pretende la oposición venezolana, ante el llamado a la Asamblea Nacional Constituyente, impedir, bloquear, sabotear e incluso amenazan con agredir a todo aquel que legítimamente pretenda ejercer su derecho político a elegir y a ser electo, previsto y protegido en la Constitución, en la Convención Americana, en la Carta Democrática de las Américas, así como el Pacto de Derechos Civiles y Políticos de la ONU.

Advierte que todos los ciudadanos deben gozar de los derechos y oportunidades, los cuales deben ser garantizados por el Estado en condiciones de igualdad, que son: i) a la participación en la dirección de los asuntos públicos, directamente o por representantes libremente elegidos; ii) a votar y a ser elegido en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de los electores, y iii) a acceder a las funciones públicas de su país.

El ejercicio efectivo de los derechos políticos constituye un fin en sí mismo y, a la vez, un medio fundamental que las sociedades democráticas tienen para garantizar los demás derechos humanos previstos en la Constitución y los Tratados Internacionales y que sus titulares, es decir, los ciudadanos, no sólo deben gozar de derechos, sino también de “oportunidades”. Este último término implica la obligación de garantizar con medidas positivas que toda persona que formalmente sea titular de derechos políticos tenga la oportunidad real para ejercerlos.

Todo ciudadano goza del derecho al sufragio activo; del derecho a la rendición de cuentas; derecho de asociación política; derecho de manifestación pacífica; así como, el derecho a utilizar ampliamente los medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, incluyendo las distintas modalidades de participación refrendaria, contempladas en los artículos 71 al 74 constitucionales, en su condición de elector.

La participación política se ejerce mediante múltiples mecanismos democráticos en el que cada uno de los ciudadanos y demás actores políticos que configuran la Sociedad podrán hacer valer sus intereses, bien sea mediante elecciones, alianzas, consensos y demás mecanismos políticos que son reconocidos por nuestro ordenamiento, en la medida en que se mantengan dentro del esquema constitucional. Pretender impedir el ejercicio legítimo a elegir y a ser electo resulta una violación flagrante de un DDHH fundamental.
@alecucolomarin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s