Cuba toma nota: Soros, la Open Society y la guerra mediática contra Venezuela

Por Carlos Luque Zayas Bazán/La pupila insomne

Como era de esperar, la guerra mediática internacional arrecia contra la victoria inicial de la Asamblea Constituyente Venezolana. El CEO de la empresa Smartmatic, el venezolano Antonio Mugica ha declarado a la agencia Reuters que

We know, without any doubt, that the turnout of the recent election for a National Constituent Assembly was manipulate…” (Sabemos, sin lugar a dudas, que la participación de las recientes elecciones para una Asamblea Constituyente Nacional fue manipulada…) y,

We estimate the difference between the actual participation and the one announced by authorities is at least 1 million votes…” (Estimamos que la diferencia entre la participación real y la anunciada por las autoridades es por lo menos de 1.000.000 votos.)

Pero, ¿qué es Smartmatic, cómo surgió y quién es Antonio Mugica?

Si Ud. teclea estos dos términos en Google encontrará la noticia del “fraude” en los sitios digitales de Univisión, El Mundo, El País, ABC, El Nacional, El Universal, Martínoticias, todos citando la matriz de Reuters. Lo que no encontrará es una pequeña historia de cómo surgió esa empresa y quiénes son sus principales sostenedores internacionales.

Según nos ilustra José A. Téllez Villalón, y se puede confirmar en la Red de Redes mediante el mismo sitio de la empresa, esta entidad está especializada en tecnología para procesos electorales y su principal cliente es el Consejo Nacional Electoral venezolano desde que fue contratada en el 2004. Desde entonces su tecnología se ha empleado en las últimas 14 elecciones del país.

En Venezuela hoy radica sólo una sucursal, pero la futura transnacional, como mera empresa en sus inicios, surgió con un empréstito público del gobierno venezolano bolivariano, deuda que pudo amortizar mientras se expandía internacionalmente con los contratos firmados para asistir a las sucesivas elecciones efectuadas en el país.

Tiempo después el negocio se asoció con el inglés Lord Mark Malloch-Brown. En la Wikipedia se explica que “Smartmatic es una empresa multinacional especializada en el diseño y despliegue de soluciones tecnológicas orientadas a ayudar a gobiernos a cumplir sus compromisos con los ciudadanos”, pero en ese epígrafe no encontrará ningún otro dato de la relación con esa empresa con el Barón Mark Malloch-Brown. Es preciso tener en cuenta que la Wiki advierte que “Un contribuidor principal a este artículo parece tener una conexión cercana con su tema”, es decir, llama la atención sobre un posible conflicto de interés para sugerir un posible sesgo de la información que brinda acerca de la empresa. Resulta curioso que por la información principal de la Wiki no sabríamos que el Lord inglés, miembro del Partido Laborista y que en su tiempo fue el segundo de la ONU, también fue vicepresidente de los fondos de inversión nada menos que uno de los más grandes especuladores multimillonarios de todos los tiempos, George Soros, y que también ocupó ese cargo en el instituto de Soros, Open Society, Sociedad Abierta. (sí, esa misma con la que colabora el tanque de pensamiento radicado en nuestro país, Cuba Posible, y que anunció próximamente entrevistará a Soros para saber su opinión “sobre los problemas globales”, según anuncian sus directores.) El lord inglés además ha ocupado la vicepresidencia en el Banco Mundial. Esa información hay que buscarla en el tema que la Wikipedia dedica al personaje. José A. Téllez Villalón, quien consultó la página ofrece el texto en inglés, que informa:

“Malloch Brown se ha asociado estrechamente con el multimillonario especulador George Soros. Trabajando para los refugiados internacionales, formó parte del Comité Consultivo de Soros sobre Bosnia en 1993 – 94, formado por George Soros. Desde entonces ha mantenido relaciones cordiales con Soros, y alquilado un apartamento propiedad de Soros mientras trabajaba en Nueva York en asignaciones de la ONU. Mientras servía como administrador del fondo de desarrollo de las Naciones Unidas, Malloch Brown habló al lado de Soros en 2002, lo que sugiere que las Naciones Unidas y el Instituto de la Sociedad Abierta de Soros, así como, en otras organizaciones trabajan juntos para financiar funciones humanitarias.”

El entramado de acciones e intereses asociados a estas personalidades de los grandes negocios internacionales, no se limita a los bussines. La política y la subversión son, en el fondo, su principal escenario y objetivo. Como él mismo aceptó, Soros ha jugado un decisivo papel en los sucesos que provocaron la escisión neofacista y la guerra civil en Ucrania, ha financiado las llamadas “revoluciones de colores” dirigidas a socavar gobiernos o políticas cuyo desenvolvimiento puedan significar una amenaza a sus intereses. Hoy no puede asombrar la declaración de Antonio Mugica y es altamente probable que una vez surgida aquella empresa con el apoyo del dinero público venezolano, su absorción internacional haya estado esperando la oportunidad de hacer valer sus verdaderos objetivos. Otra lección para Cuba y una advertencia para los que en Cuba quieren sembrar una semilla que no podrá encontrar terreno fértil para florecer en nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: