Sentencia: La derecha venezolana perdió la chiva y el mecate

https://i1.wp.com/www.defrentebarinas.info/wp-content/uploads/2016/09/004_MG_7223_W.jpg

Escrito por R. de los Reyes (Colaborador de Auca)

Los escuálidos de la derecha venezolana, aupados por el que pretende mantenerse como mandamás de la región y entusiasmados por los gruñidos de los cachorros “que menean la colita a la orden del perrero mayor”, siguieron zampándose el cuento de que como “primigenios de la democracia” el “populacho” les debía respeto, optaron por mantener su rabieta anti-constituyente, no presentaron candidatos y sucedió lo que estaba pronosticado: perdieron la chiva y el mecate con que la amarraban.

A pesar de todo lo que hicieron para impedirlo, más de 8 millones de venezolanos se inclinaron por la Paz y el 30 de julio eligieron a sus representantes para la Asamblea Constituyente. La aberración de la derecha los ha llevado a tener que despojarse completamente de la careta con que intentaban cubrir su desfachatez. Ahora no les queda otra salida que recapacitar y aceptar la decisión de la mayoría del pueblo, sentarse a la mesa de dialogo o de lo contrario seguir actuando como rastreros cipayos, manchando la historia de su patria y actuando contra el valiente pueblo que dicen defender.

Alguien con un poco de “mala leche” insinuó que en estas elecciones “el oficialismo había recibido solamente un 41 % de los votos empadronados, por lo que no representaba la mayoría”. Esos despistados no toman en cuenta que “el anti-oficialismo, en sus espurio, amañado y anticonstitucional plebiscito, con un conteo aún más adulterado, falseado e ilegitimo pregona que obtuvo 7 182 000 votos. No se necesita un matemático para demostrar que los 7 millones y tanto votos que alegan haber recibido los escuálidos no representan una cifra superior a los 8 089 320 votos que recibieron los promotores de la Asamblea Constituyente. Por supuesto que la cifra brindada por los macilentos derechistas no tiene ni una pisca de veracidad. Nadie nunca se podrá comprobar, cuantos votaron por una u otra de las tres opciones que incluyeron en su ilegal boleta plebiscitaria. No se sabrá tampoco cuantas boletas fueron depositadas en las urnas, ni cuantos “electores” participaron. “Jamás de los jamases” podrán demonstrar quienes o cuantos participaron, porque previsoramente optaron por quemar todo vestigio del fraudulento plebiscito. ¿Entonces a cómo tocamos? Ese mismo tortuoso y fullero argumento es el que están empleando los perros falderos del imperio, que han vociferado al unísono con un mismo gruñido estertóreo. El perrero mayor por un lado, anunciando una absurda medida contra Maduro; el sabueso de la OEA, reiterando su convocatoria para condenar a Venezuela y recibiendo otro resuelto y prudente rechazo de los países del ALBA y del CARICOM. Y como si se tratara del ensayo de un desentonado coro se escucharon alaridos similares desde las esferas gubernamentales de Perú, Argentina, México, Brasil, Colombia y Costa Rica; a los que se unieron gruñidos desde Europa y gritos disonantes de los políticos desempleados que se han buscado su “chambita” en esto de atacar a Venezuela y a su heroico pueblo. Parafraseando a Don Quijote habría que decir: que sigan ladrando, eso significa que seguimos en combate y ganando batallas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s