Venezuela – Eva Golinger y los vividores del legado de Chávez

Bruno Sgarzini | MISION VERDAD

Durante los últimos años ha aparecido una clase de personajes políticos, nacidos al calor de la figura del Comandante, que agitan estas credenciales para deslegitimar al Gobierno venezolano cuando más asediado está el país.

Por lo general se los relaciona con la famosa aparición del “chavismo crítico”, bloque que es promovido, paradójicamente, por los tanques de pensamiento estadounidenses. Sin embargo, este tipo de personajes afiliados a esta red son síntoma de un fenómeno político posterior a la desaparición física de Chávez.

Nos referimos a los aduladores y asesores que utilizaron al Comandante para convertirse en figuras públicas, como si fuese una mercancía pop que había que aprovechar. Quienes ayer por falta de talento propio vivieron de saquear las ideas de Chávez, hoy buscan marcar distancia con el escenario actual del país. Les recuerdo: la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) es una idea esencialmente chavista.

Comportamiento que cuaja también con las fuerzas políticas regionales, que empujadas por las ideas de Chávez, llegaron al poder en sus países. Ahora, como si no le debieran nada, se prestan para ataques directos contra Venezuela. Como sucede con parte del Frente Amplio de Uruguay, y Pepe Mujica, quien comunicó al líder de su partido, el presidente Tabaré Vázquez, que acompañaría cualquier decisión que tomase respecto a Caracas, poco antes de que se apoyara su suspensión del Mercosur.

Sin embargo, no es el Frente Amplio el actor más representativo de este arribismo, sino que su mayor síntesis es Eva Golinger, una investigadora que se hizo conocida por la autoría del libro El Código Chávez, dedicada a revelar los planes financiados por Estados Unidos para derrocar al Comandante. Paradójicamente con su obra ha pasado de denunciar los planes de derrocamiento de Maduro, firmados por Uribe en Colombia, a comparar al presidente de Venezuela con Trump por “tener poderes supremos con la ANC, como quisiera el presidente estadounidense”.

Así es que escudándose en una posición crítica ha sido “objetiva” en darle asidero a argumentos que van en pos de deslegitimar al Ejecutivo Nacional, al Tribunal Supremo de Justicia, al Poder Moral y al Consejo Nacional Electoral por la realización de la ANC. Ubicándose junto a la ex fiscal Luisa Ortega Díaz, Miguel Ángel Rodríguez Torres y la ex defensora Gabriela Ramírez, atacados según ella por la falta de tolerancia del Gobierno, quien se preocupa más por el poder que por el país.

Siempre jugando una doble posición, con un pie aquí y otro allá, para formar opinión precisamente dentro del chavismo con el objetivo de dividirlo de tal manera que, a veces, pierde el equilibrio y comete errores como lanzar la acusación, sin fundamento, de que el Gobierno obligó a votar a la ANC a todos los que tuvieran el Carnet de la Patria. Por esa opinión fue ampliamente criticada en las redes sociales.

Como es usual, cada vez que sus argumentos son contrastados, su mejor defensa es victimizarse replegándose en el derecho a la crítica, refugio de todo aquel imposibilitado de sostener un debate político. Una conducta que se repite desde Nicmer Evans hasta Rodríguez Torres, todos abocados, al igual que ella, en validar la existencia de una dictadura en Venezuela, la misma línea de fondo con la que buscan criminalizar al país.

Por eso, poco de ingenuos tienen sus comentarios, por más que lo matice recordando los hechos golpistas de 2002 y las malas intenciones de Trump, ya que se encuentran justamente enmarcados en la línea de promover un chavismo de centro y domesticado. Dirigido a dividir las fuerzas internas del movimiento bolivariano, y crear un nuevo orden en el futuro donde las posiciones más soberanistas se encuentren aisladas para gobernar Venezuela, como precisamente plantea el Instituto Brookings.

Es que justamente lo que define a estos vividores del legado es la deliberada intención de ubicarse en lo que algunos llaman el extremo centro, para ser las fuerzas políticas progresistas permitidas dentro del nuevo andamiaje de saqueo dispuesto por las corporaciones estadounidenses en la región. Por eso es que no llama la atención que ninguno de los arribistas disidentes por izquierda repitan este tipo de argumentos, que con sus matices comienzan a aparecer en países como Ecuador, Bolivia y Cuba de la mano de ONGs, medios “independientes” y fundaciones de dudosa procedencia.

Desde esa posición es que Eva Golinger se erige, a partir de una supuesta superioridad moral, para señalar que lo que hace Maduro no es coincidente con el legado de Chávez. Como si escribir desde Nueva York hubiese sido lo que habría hecho el Comandante en el momento más duro de Venezuela.

Venezuela – La Constituyente enfrió la calle. ¿Qué va a pasar con quienes la calentaron?

Eder Peña | MISION VERDAD

Decir “se enfrió la calle” es echar el cuento incompleto. La contundente votación, inobjetable y simbólica para estos tiempos, ha enfriado a la MUD y su pretensión primaria: la guerra civil aliñada con intervención imperial para “pacificar”.

Ya el chavismo de a pie discute qué pasará con los responsables políticos de la violencia, acá no se trata sólo de capturar a quienes dispararon desde edificios o instalaron barricadas asesinas que produjeron muertes a peatones, conductores y pasajeros, tampoco se trata nada más de llevar a juicio a un enajenado que haya prendido fuego a otro ciudadano por ser chavista.

Se trata de llegar al origen de la violencia que produjo esas muertes, un funcionario de seguridad, un guarimbero o un francotirador involucrados en delitos durante la escalada violenta reciente coinciden en el hecho de que fueron puestos allí por el llamado de ciertos y determinados actores que renunciaron a hacer política, tipos para quienes la calle es sinónimo de violencia y odio. Tipos amparados por una funcionaria que omitió sus crímenes mientras se le rompía el hilo que unía sensatez y cordura.

También la calle se convirtió en un espacio de resistencia para este pueblo que no convalidó el saqueo y la destrucción teledirigida y financiada sino que los rechazó, a este pueblo al que los oligopolios y mafias distribuidoras han pretendido poner de rodillas con la excusa de un dólar fumao que es más reactivo al fracaso antichavista que a la dinámica financiera. Es la calle de donde no volvimos desde aquel febrero del 89 y donde nos quedamos para proponer y actuar.

Del terror al circo

Los responsables de que la calle se convirtiera en violencia y odio de pronto transmutaron en demócratas. Ayer mismo Freddy Guevara salió desafiante a decir que inscribirse en las elecciones regionales es un “movimiento táctico”, mientras su gente, alimentada de ira y maldiciones, escupe contra ellos porque el final de tierra arrasada ha sido postergado.

¿Ahora pasarán de ser terroristas a candidatos sin que haya justicia? ¿Es que aguantamos el chaparrón de quemas, trancones, encierros y sustos para ver las caras de Borges o Ramos Allup sonrientes levantando la mano ensangrentada de sus candidatos? ¿En qué quedará la tristeza y rabia de a quienes quemaron autobuses o casas? ¿A quién se cobra la responsabilidad del daño patrimonial y hasta ecológico? ¿Con las elecciones se acaba todo y tienen un salvoconducto para, si son derrotados, reactivar su agenda?

Dando pasos certeros en responsabilizar a quienes promovieron (por omisión o financiación) hechos violentos, el Tribunal Supremo de Justicia ha destituido y dado orden de captura a alcaldes opositores como Carlos García (Libertador, Mérida), Ramón Muchacho (Chacao, Miranda), David Smolansky (El Hatillo, Miranda), Alfredo Ramos (Iribarren, Lara) y Gustavo Marcano (Lecherías, Anzoátegui), por violar una sentencia del máximo tribunal que obligaba a impedir barricadas, el consumo de drogas en manifestaciones y uso de niños, para garantizar la protección de la ciudadanía.

¿Para cuándo la justicia recaerá sobre los responsables de la violencia en Venezuela?

Los trancazos que gente como Guevara o Smolansky convocaron, dieron pie para que muchos enfermos dejaran de asistir a centros de salud, lo que con la falta de medicamentos orquestada por el sector farmacéutico que les hacen la segunda, indujo un incalculable crimen de lesa humanidad.

Las agresiones contra todo aquel que oliera a chavismo, mas las redes sociales de terror y amenaza, dejaron un pasivo psicológico en la ciudadanía que fue por semanas secuestrada por un estado de sitio decretado con tuits, memes y armamento.

Habrá que ver el saldo que tendrá en el tiempo la campaña de odio que desató un tipo como Capriles contra el Estado, ahora, después de insultar al CNE por todos los costados levantará la mano de su sucesor en la estafa que convalidan sus votantes en Miranda.

Ellos siguen en su plan, la reacción virulenta de la página Dólar Today y la declaración de Andrés Velásquez sobre que la “sola instalación (de la ANC) derrumbó la economía” es sinónimo de cinismo y más violencia, de la simbólica, que es la más fuerte. Ese también se inscribirá “aunque siempre ha desconfiado del CNE”. ¿Se determinarán responsabilidades por las muertes que estimuló en Guayana como procónsul de la guarimbas del terror? ¿Pizarro por la presunta entrega de explosivos mortales a menores de edad a quienes, además, pagaba para desestabilizar? ¿Requesens por alebrestar jóvenes (y luego querer controlar) para que atacaran a una base militar como La Carlota? ¿A cuántos políticos de la MUD se llevará a juicio por el terror paraco generado en Táchira y Mérida?

La no política y el voto mansito

Desde hace cuatro años hemos asistido al triste espectáculo de una oligarquía destruyendo nuestros sueldos y ahorros mientras sus políticos culpan al Gobierno que hace esfuerzos para proteger nuestro poder adquisitivo. El pueblo de a pie sufre un feroz cerco financiero internacional orquestado por el Departamento del Tesoro de EEUU, la AN de mayoría antichavista y las calificadoras de riesgo buscan impedir que el país pueda acceder al financiamiento necesario para resolver sus dificultades económicas, nos quieren llevar a juro al desvalijamiento neoliberal.

¿No es suficiente el cinismo de estimular la guerra contra el pueblo mediante la omisión de la especulación y el acaparamiento? ¿También hay que presenciar cómo traicionan a la patria mientras llaman al voto protesta, voto castigo o como le digan? ¿Cuántos depósitos con medicamentos o alimentos acaparados han incautado los gobernadores de la MUD? ¿A cuántos negocios han sancionado por especular? ¿Por qué para un alcalde antichavista (aspirante a gobernador) el derecho a la protesta prevalece sobre el derecho al libre tránsito o a la propiedad?

Tipos como Guevara, Capriles o Velásquez, Requesens, Pizarro, entre otros, utilizaron el poder e inmunidad que les dieron sus electores para convocar y financiar la protesta violenta y destructiva, generándole una enorme daño a la población toda. Ya constituyentistas como Diosdado Cabello y el presidente Nicolás Maduro han comentado que desde la Comisión de la Verdad de la ANC se dictaminarán las responsabilidades para reparar a las víctimas de la violencia antichavista. El crimen no paga.

MUD o No mud? Jodieron a todo el mundo y ahora quieren ser gobernadores

Resultado de imagen para MUD AL REVES¿Qué bonito? La dirigencia de la MUD duró más de tres meses comandando los atropellos contra los venezolanos en calles, avenidas y autopistas. Dirigiendo los trancazos, los plantones, las tomas y la destrucción de bienes privados y públicos. Ante sus ojos se quemó a seres humanos y se asesinó a gente en barricadas y en concentraciones. Ninguno de ellos alzo su voz para darle un parado a tan cruenta acción. Nadie alzó su voz para condenar esos hechos que enlutaron a más de 100 hogares de este país. ¿Qué bonito, pues? Ahora con sus caras muy lavadas se preparan para ir a las elecciones de gobernadores. O sea, en ese país no ha pasado nada. Esos muertos no son de aquí. Esos árboles talados en muchas ciudades, no son de aquí, sino allá. Ese ecocidio no sucedió en Venezuela sino en el África, o más allá.

No, no y mil veces no. Ya basta. La Comisión de la verdad pondrá todo en su lugar. Hará que cese la impunidad. Todo aquel que instigó, que aupó o dirigió a los guerreros del terror para que hicieran lo que hicieron, pagarán. Unos serán encarcelados, otros inhabilitados para hacer política. No podrán esconderse tras la inmunidad parlamentaria. Los videos existen. Allí están las evidencias. Alcaldes fotografiándose con los encapuchados en las marchas. Dirigentes tomándose fotos con los escuderos de la resistencia. Dirigentes de la MUN anunciado, en ruedas de prensa, las marchas, los trancazos y tomas de autopistas. No señoritos, ustedes tienen que pagar el daño que le hicieron a este país. Por fin, habrá justicia con quienes lanzaron como carne de cañón a centenares de jóvenes. Muchachos y muchachas que drogaron y engañaron ofreciéndoles villas y castillas. ¿Para qué? Para que ahora esos seudo líderes que abusaran de la paciencia de quienes creyeron en ellos se llenen la boca diciendo que la solución de la crisis venezolana tiene salida por la vía electoral. ¿Qué burla? ¿Qué descaro? ¿Qué mediocridad? Después de más de cien muertos, ahora vienen con ese descaro. ¡Que pobreza! No merecen sino la cárcel, por traidores a la patria.

Agregado:

Gracias a Dios allí está la ANC. Allí está la Comisión de la Verdad. Esta afilando la punta para poner todo en orden. Aquí, en esta patria de Bolívar y Chávez, se acabó la impunidad. Nadie, que sea culpable de los hechos destructivos y criminales de estos tres meses, se salvará. Así que olvídense de gobernaciones. Piense más bien en Ramo Verde.

Teófilo Santaella: periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la isla del Burro en la década de los 60.

teofilo_santaella@yahoo.com

Dilma Rousseff: La visión que difunden sobre Venezuela es irresponsable

Publicado por ALMA CUBANITA

Dilma Rousseff aseguró que el Gobierno de Temer no tiene legitimidad para criticar al Gobierno Bolivariano, que fue elegido democráticamente. | Foto: Reuters

Por Telesur

Durante una entrevista, la mandataria electa de Brasil aseguró que el tratamiento que la prensa le da a la información sobre Venezuela es absurdo. 

La presidenta electa de Brasil destituida por un golpe de Estado, Dilma Rousseff, criticó el papel de los medios de comunicación respecto a Venezuela y aseguró que buscan crear las condiciones para que se repita la historia de Iraq en la nación suramericana.

Durante una entrevista a la BBC, calificó de irresponsable la visión que divulgan estos medios sobre las protestas promovidas por la derecha en Venezuela, en medio de las cuales murieron más de 100 personas y miles quedaron heridas.

“Van a crear, así como hicieron en Iraq y Afganistán, pueden crear aquí en América Latina, después de 140 años de paz, pueden crear un gran conflicto armado”, aseveró la mandataria.

Rousseff aseguró que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está gobernando en circunstancias extremas y aseguró que el país necesita “salir adelante sin derramamiento de sangre”.

“¿Usted recuerda lo que hicieron con Saddam Hussein? Lo mataron de la forma más brutal posible. Cuando lo hicieron, todos los monstruos quedaron al descubierto, se abrió una caja de Pandora. ¿De dónde salió Estado Islámico? Salió del hecho de que Estados Unidos pensó que tenía una posición democrática allí. Y no era así”, añadió.

“No se trata de seguir discutiendo. Porque la oposición tampoco es perfecta”, dijo la presidenta destituida por un golpe de Estado parlamentario, que dejó en el poder al presidente de facto Michel Temer.

Sobre la decisión de este gobierno interino de respaldar la cláusula del Mercado Común del Sur (Mercosur) contra Venezuela, Rousseff dijo no tener derecho para hablar en contra de un gobierno legítimamente electo.

“La situación en Brasil no es la misma que en Venezuela. Hubo un golpe de Estado. Al menos, en Venezuela, ellos llegaron al poder mediante el voto”, señaló Rousseff.

Aunque lluevan railes de punta, en Venezuela triunfará el Soberano

Escrito por R. de los Reyes (Colaborador de Auca) | AUCA EN CAYO HUESO

El contundente golpe asestado el pasado 30 de julio por el pueblo venezolano a la mal llamada Mesa de la Unidad (MUD), que agrupa a los maltrechos integrantes de los otrora “poderosos” y antipopulares partidos de la oligarquía venezolana, los ha dejado tan atolondrados que ahora no saben lo que van a inventar. Se ha formado la rebambaramba. Cada cual tira para su costal y cuando se sientan a la Mesa…, el cacareo es interminable y no acaban de poner el huevo. Van a terminar imitando aquel jueguito infantil donde las niñitas cantaban: “yo no fui, fue Tete…pégale, pégale que ella fue”.

Desde las pasadas elecciones presidenciales en que resultó electo el Presidente Maduro, han estado atacando al Consejo Nacional Electoral (CNE), acusándolo de fraude. Cuando ese mismo CNE proclamó la victoria electoral de los opositores en las elecciones para elegir la Asamblea Nacional, aceptaron la decisión y se tragaron las acusaciones, que volvieron a esgrimir cuando incumplieron las normas que se requieren para solicitar un referéndum revocatorio previsto en la Constitución de 1999 y el CNE no aprobó su petición. Entonces se tiraron por la calle del medio y comenzaron con las guarimbas con el intento de forzar el derrocamiento del gobierno chavista presidido por Nicolás Maduro. Dentro de la llamada MUD nunca ha habido consenso sobre cómo actuar.

Algunos abogan por incrementar la presión en las calles, otros se inclinan por una insurrección, otros no saben qué hacer, hubo los que coquetearon con el “dialogo” con el que pretendían resquebrajar la unidad chavista. Lo que resulta evidente es que todos quieren mantenerse lo más cerca del posible “jamón” (entiéndase lo que piensan puede suceder si logran derrocar al chavismo). En la mente de todos ellos (me refiero a los cabecillas de la derecha) lo más importante antes y ahora, es dejar bien claro qué lugar les corresponde en la escala de posibles sucesores del chavismo. Ninguno de ellos quiere ser “ninguneado” por los demás integrantes de la camarilla de defensores “a rajatablas” del asfixiante y antipopular neoliberalismo capitalista.

Ahora, después del apabullante “leñazo” que recibieron con la elección popular de una Asamblea Nacional Constituyente, se ha formado el desbarajuste. Dos o tres se apresuraron a inscribir, en ese mismo CNE que repudiaban, candidatos de sus alicaídos partidos, para las elecciones regionales que tendrán lugar próximamente. Como ya perdieron la chiva, aspiran al menos quedarse con el mecate. Otros han hecho lo mismo; pero mantienen la cantaleta de continuar con la presión en las calles porque, según dicen, “podríamos perderlo todo” y los más recalcitrantes se han tirado nuevamente al abismo y se están pronunciando por una insurrección armada.

En todo ese pataleo siguen contando con el apoyo del perrero mayor y de los sabuesos de la región, que encabezan las campañas anti venezolanas, que no acaban de comprender que cuando un pueblo decidido se lanza al combate, la victoria es segura. Así es como aquí en un barrio de la Cuba de Martí y Fidel, vemos como van las cosas en la tierra de Bolívar y Chávez, con la convicción que con su recién electa Asamblea Nacional Constituyente, triunfara el soberano.

El enigma del fuego griego que sólo se podía apagar con orina, arena y vinagre

Tomado de proZesa

Los bizantinos de los siglos VII al XII lanzaban una misteriosa sustancia a sus enemigos en sus batallas navales. Pero guardaron tan celosamente el secreto sobre cómo se hacía que finalmente se perdió por completo.

Fíjate en esa imagen. Claramente muestra a un hombre de la tripulación del barco de la izquierda disparando fuego contra el barco de la derecha.

Es una ilustración que aparece en el Skylitzes Matritensis, un manuscrito de la “Sinopsis de la historia” de Juan Escilitzes, que abarca los reinados de los emperadores bizantinos desde la muerte de Nicéforo I en 811 hasta la deposición de Miguel IV en 1057.

El de la izquierda es un barco bizantino y el ataque es contra Tomás el Eslavo, un comandante militar que lideró una revuelta contra el emperador Miguel II, quien reinó de 820 a 829.

A la incendiaria arma la llamaban “fuego griego”.

¿Qué era?

En pocas palabras, era un arma química. Y Tomás el Eslavo no fue el primero en sentir su ardor.

El empleo de materiales incendiarios en la guerra es de larga data.

Varios escritores de la antigüedad hablan de flechas encendidas, braseros de fuego y de sustancias como nafta, azufre y carbón.

Más tarde, se empezaron a usar el salitre y la trementina.

Al resultado de esas mezclas los Cruzados le llamaban “fuego griego” o “fuego salvaje”.

Por la descripción de sus efectos, se piensa que debía tener petróleo, probablemente nafta, un aceite crudo ligero altamente inflamable.

También se cree que contenía otro elemento que se usaba en la época: resina de pino.

Las historias cuentan que la sustancia se pegaba a la piel o la ropa y resulta que la resina de pino es pegajosa. Además, habría hecho que la mezcla ardiera por más tiempo y a más alta temperatura.

Al parecer, las llamas sólo se podían apagar con orina, arena y vinagre.

Y decimos “debía” y “al parecer” porque aunque se sabe que existió, el arte de componer la mezcla fue un secreto tan bien guardado -de hecho era un secreto de Estado que debías llevarte a tu tumba- que su composición precisa se perdió con el tiempo.

Lo que se sabe

Las historias sobre el fuego griego son tan fabulosas que bordean el terreno de la ficción pero sabemos que su efecto era devastador: una vez encendida, la misteriosa solución era capaz de engullir un barco y su tripulación en cuestión de minutos.

Calínico de Heliópolis, un refugiado judío en el Imperio Bizantino, fue quien “inventó el arte de proyectar fuego líquido” durante el mandato de Constantino IV (668-685).

La sustancia se podía lanzar con cubos, granadas o disparar a través de tubos; espontáneamente se prendía en llamas que no se podían extinguir con agua.

Es más, ardía sobre el agua.

Y el hecho de que lo pudieran lanzar valiéndose -irónicamente- de la tecnología que los romanos utilizaban para apagar incendios -bombas de aire manuales- implicaba que la feroz mezcla podía viajar encendida hasta donde estaba su objetivo a la manera de un lanzallamas moderno.

Con esos artilugios montados en las proas, los barcos griegos causaron estragos a la flota árabe que atacó Constantinopla en 673.

El fuego griego también fue empleado más adelante por Leo III el Isaurio contra un ataque árabe en 717 y por Romano I Lecapeno contra una flota rusa en el siglo X.

Tan poderosa era esta arma, especialmente en el mar, que hay quienes la citan como una de las principales razones por las que el Imperio Bizantino logró mantenerse durante tanto tiempo a pesar de tener tantos enemigos.

¿Extraterrestres agredieron a diplomáticos en La Habana? #CubaEsNuestra

Norelys Morales Aguilera.─ Una impensada acusación de que diplomáticos de Estados Unidos han sido agredidos en Cuba ha sorprendido a los cubanos, desatando más suspicacias que extrañeza entre quienes saben de asedios y agresiones, puesto que algo similar ni se ha visto nunca, ni tolerado por las autoridades cubanas, aun en los peores momentos de las relaciones bilaterales.

Y, la expulsión de dos diplomáticos cubanos, dice más a los isleños, que lo que pueden imaginar en Washington, e inicia una trama propia de las truculencias del ala más conservadora, opuesta a la mejoría de relaciones o algo más.
Los sucesos comentados en la Isla fueron a partir de la Declaración de la Cancillería cubana, con  la negativa del Gobierno revolucionario el miércoles (09.08.2017), al respecto de que el país sea utilizado para cometer acciones contra representantes norteamericanos, con lo que la administración Trump echó más fuego para el deterioro de las relaciones bilaterales expulsando a dos diplomáticos cubanos de Washington.

Cuba informó que ha  iniciado “una investigación exhaustiva, prioritaria y urgente por indicación del más alto nivel del gobierno cubano, para lo cual transmitió a la Embajada estadounidense la necesidad de compartir información y propuso establecer cooperación entre las autoridades competentes de ambos países.”

Para comezar la trama, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, reveló el miércoles que “algunos funcionarios del gobierno estadounidense” que trabajaban en la embajada de Estados Unidos en La Habana, informaron de algunos incidentes que estaban causando “síntomas físicos”.

Nauert no pudo explicar la naturaleza o la causa de los incidentes. Algunos de los afectados optaron por regresar a Estados Unidos. Los afectados eran empleados del Departamento de Estado. Nauert dijo que el Departamento de Estado supo por primera vez sobre estos incidentes a finales de 2016.

Ninguna declaración oficial explicó esos “incidentes”, pero la “eficiente” CNN aventuró que Estados Unidos cree que varios empleados del Departamento de Estado de la embajada de Estados Unidos en La Habana fueron objeto de un “ataque acústico”, que afecta sus ondas cerebrales, y que al menos dos funcionarios quedaron con problemas de salud tan graves que necesitaban ser trasladados a Estados Unidos para recibir tratamiento.

A partir de ese momento, fuentes anónimas del gobierno estadounidense indicaron a la agencia Associated Press que la pérdida auditiva de los diplomáticos pudo estar relacionada con dispositivos de sonido que emiten ondas inaudibles que pueden causar sordera.

Los investigadores, según las fuentes de AP, estiman que los aparatos fueron colocados dentro o fuera de las casas de los funcionarios.

También consideran la posibilidad de que un tercer país, “como Rusia”, estuviera detrás de los “incidentes”, sostuvo AP.

Un funcionario del gobierno de Estados Unidos dijo a la televisora CNN (interesante este goteo de informes no comprobados) que los hechos apuntan a que no se trató de un caso de espionaje, sino de “un ataque” y reiteró que un tercer país podría estar involucrado en “venganza” por acciones que “causan polémica entre Estados Unidos y Cuba”.

Y, para poner más sabor a la trama, vea: un día después del informe del Departamento de Estado, Global Affairs Canada ha confirmado que al menos un diplomático canadiense en Cuba ha sido tratado en un hospital después de sufrir dolores de cabeza y pérdida de audición. Los miembros de la familia del diplomático canadiense también fueron afectados y tratados.

“Somos conscientes de los síntomas inusuales que afectan al personal diplomático canadiense y estadounidense ya sus familias en La Habana, y el gobierno está trabajando activamente -incluyendo las autoridades de Estados Unidos y Cuba- para conocer la causa”, dijo Brianne Maxwell, portavoz de Global Affairs Canada.

Global Affairs no identificó al diplomático ni dijo cuándo tuvo lugar la hospitalización.

Este 10 de agosto,  CNN publicó que: “Emergen nuevos detalles sobre un extraño “ataque acústico” a los empleados estadounidenses en la embajada de Cuba. Según un funcionario del gobierno de EE.UU.el incidente fue un “ataque” y no un intento de escuchar las conversaciones que salió mal, y que EE.UU. está investigando si un tercer país estuvo involucrado.

Lo que sí es obvio, es que extraterrestres no son. Habrá que preguntarse si es una operación de bandera falsa.

¿Raro con la paranoia rusa en Estados Unidos y con los reiterados intentos de la ultraderecha de los Marco Rubio y compañía saboteando las relaciones con Cuba, antes y después del tornado Trump?

Esto va a seguir ¡estamos en la posverdad!, y no sabemos las consecuencias.

Tomado del blog Isla Mia