Cuba y su clima – ¿Por qué se enfría tanto Bainoa?

Por: Danier Ernesto González

Para ir a trabajar, ese domingo se forró con dos pantalones, un pulóver, una enguatada y un abrigo militar. Ni prescindió de las medias, más bien puso dos en cada pie. Utilizó un par de grandes botas y agarró los guantes.

“No podía dormir tranquilo esa noche en Jaruco del intenso frío que hacía. Salí de casa en bicicleta. En el trayecto me dolían mucho las uñas, parecía que querían desprenderse. Llegué a la estación alrededor de las 6 y 30 de la mañana y minutos más tarde empecé a realizar las observaciones de rutina”, nos cuenta Juan Carlos López Valdés, el primer cubano en notificar la temperatura más baja nunca antes registrada en nuestro país.

Recuerda que cuando se arrimó a la caseta meteorológica y efectuó las mediciones quedó desconcertado. A pesar del rigor de aquel instante glacial permaneció, movido por la curiosidad y el deber, al tanto del termómetro, que fluctuaba con valores por debajo de 1,0 grado Celsius.

“Poco antes de salir el sol registré una mínima de 0,6 grados y lo informé rápidamente al Instituto, además de otras variables”, apuntó Juan Carlos.

Hace varios años publicaron una nota sobre esta célebre localidad, que ahora pertenece a la provincia de Mayabeque. Foto: Archivo de Danier Ernesto González.

Nunca olvida este vigilante del tiempo, quien ya acumula casi cuatro décadas al servicio de la Meteorología, que bien temprano el 18 de febrero de 1996 la hierba se mostraba de color cenizo.

“Primero pensaba que era por el rocío, pues es frecuente aquí, al igual que la niebla, pero al terminar las observaciones lo que percibí fue una escarcha muy fina cubriéndola. Incluso, raspé algunas hojas e hice una bolita de hielo del tamaño de una moneda de cinco centavos, y no se derretía. Después noté que la hierba se había ennegrecido, como si estuviera quemada”.

Un territorio distintivo

“En la época de invierno nos llaman muchas personas para saber a cuánto bajó la temperatura. Han venido José Rubiera, y periodistas como Gladys Rubio y Julio Acanda a hacer sus reportajes”, asegura Oscar Álvarez Martínez, otro de los paisanos que atestiguan los momentos más gélidos de Bainoa.

Según él, el lugar que alberga la estación posee algunas singularidades, claves a la hora de entender las causas de los sorprendentes descensos térmicos.

“El área donde están fijados los instrumentos para medir la temperatura se ubica a noventa y ocho metros sobre el nivel medio del mar, rodeada en forma de herradura por lomas al oeste, sur y este. El aire muy frío que se desplaza por la península de la Florida llega y se estanca”.

“Pero hay otros elementos que también inciden. El suelo de Bainoa es ferralítico rojo compactado, con alto contenido de hierro y arcilla, lo cual favorece un rápido enfriamiento. El manto freático está a unos veinte metros de profundidad y la influencia marina es mínima. De hecho, estamos a dieciséis kilómetros aproximadamente de Santa Cruz del Norte”, explica Oscar.

Estación meteorológica de Bainoa. Foto: Carlos Manuel González Ramírez, especialista principal de pronóstico en Artemisa-Mayabeque.

¿Qué dice la ciencia?

El doctor Ramón Pérez Suárez, investigador del Centro del Clima del Instituto de Meteorología, describe que la ocurrencia de las temperaturas mínimas más notables es una particularidad de las llanuras, donde son más intensos los procesos de enfriamiento superficial por irradiación nocturna de calor, máxime en los días más despejados, preferiblemente con calmas.

“De forma general, en la distribución espacial de la temperatura en Cuba hay dos factores que juegan un gran papel: el efecto latitudinal, por el cual la temperatura aumenta desde el occidente al oriente, y el relieve, que determina su disminución gradual a medida que aumenta la altura del terreno sobre el nivel medio del mar”.

El experto destaca que las características geográficas de la llanura Habana-Matanzas facilitan la ocurrencia de estas bajas temperaturas hacia su interior, o sea, lejos de las costas, principalmente del litoral norte. A eso se le conoce como efecto de continentalidad, porque a pesar de que no estemos en un continente, sino en una isla larga y estrecha, la influencia del mar disminuye acentuadamente tierra  adentro.

“Si vemos el análisis del campo de temperatura nos percatamos de que el enfriamiento es a lo largo de la llanura, por lo que pudieran registrarse valores más bajos en localidades donde no se realizan mediciones, de lo cual no se puede excluir a la Ciénaga de Zapata”, añadió.

De los archivos

Bainoa ha registrado también otros valores muy bajos: 2.5 ºC, el 15 de diciembre de 2010; 3.1 ºC, el 16 de diciembre de 2010; 3.4 ºC, el 3 de marzo de 1986 y el 30 de enero de 2011; así como 3.5 ºC, el 11 de febrero del 2000.

Lugares que han reportado temperaturas mínimas absolutas de sumo interés: Unión de Reyes (1.0 ºC), Indio Hatuey (1.2 ºC), Jagüey Grande (1.6 ºC), Güira de Melena (1.8 ºC), Ciego de Ávila (1.8 ºC), Colón (1.9 ºC) y Güines (2.1 ºC).

El reconocido periodista Orfilio Peláez Mendoza ha informado otros registros interesantes de temperatura mínima en la región centro-occidental del país. Foto: Archivo de Danier Ernesto

Origen: ¿Por qué se enfría tanto Bainoa?

Anuncios

2 pensamientos en “Cuba y su clima – ¿Por qué se enfría tanto Bainoa?

  1. Pingback: Cuba y su clima – ¿Por qué se enfría tanto Bainoa? | argencuba

  2. Pingback: Cuba y su clima – ¿Por qué se enfría tanto Bainoa? – Blogosfera Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s