Ileana Ros-Lehtinen: De las activistas zombis más activas de La Florida

La Santa Mambisa

Por Álvaro Fernández

Décadas antes de que Donald Trump hiciera de la corrupción algo aceptable como institución en Washington, Miami ya había perfeccionado la práctica. Durante ese tiempo, hemos elegido y reelegido a políticos acusados, políticos que han demostrado tener el poder de hacer que los muertos voten, políticos con el poder de usar su escaño de comisión para obtener ganancias ilegales de la Sección 8 de viviendas para los electores.

También estuvo el caso del entonces presidente del Senado de La Florida, Marco Rubio, que utilizó su tarjeta de negocios del Partido Republicano para gastos personales, incluidas vacaciones y la reparación de vehículos familiares. Luego hubo un comisionado de Miami, Tomás Regalado, quien extrañamente llenó su automóvil varias veces al día con gasolina de la ciudad y culpó al pobre rendimiento de gasolina de su automóvil y sus viajes diarios para visitar a los electores.

Las historias…

Ver la entrada original 814 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s