Continúa la agenda de intervención contra Venezuela: las últimas maniobras de EEUU

Tomado de MISION VERDAD

Recientemente, importantes representantes del gobierno estadounidense han declarado sobre la situación venezolana en clave de intervención. Unos más beligerantes que otros, pero con el mismo tono de deponer al presidente Nicolás Maduro del poder ejecutivo. Junto a las declaraciones, varios movimientos se gestan para continuar la agenda de intervención en Venezuela.

La visita de Mike Pence a Colombia

El vicepresidente ejecutivo de los Estados Unidos, Mike Pence, ha comenzado su gira latinoamericana con Colombia, su principal aliado en este rincón del hemisferio, para seguir con Panamá, Chile y Argentina. Todos países con gobiernos claramente contrarios a Venezuela.

Allí, Pence dio un discurso en Cartagena de Indias en el que (sólo) aparantemente tomó distancia de las declaraciones de su presidente Donald Trump, que advirtió “opciones militares” contra Venezuela de ser “necesarias” para los fines estadounidenses. Con ello, más bien hizo un énfasis en construir un aislamiento regional económico y político en torno a Venezuela para posibilitar una “transición pacífica” que salga, según el manual, del pueblo venezolano.

Pence llegó a declarar, como arenga de guerra, que EEUU usará todo el poder económico y político “para que Venezuela retorne a la democracia”; explícitamente dice que no escatimarán en seguir usando todos los recursos asimétricos posibles hasta que el chavismo salga del poder.

Lo anterior se comprueba con las palabras de Mike Pompeo, jefe de la CIA, sobre el uso de Colombia como principal punto de avanzada, junto a México, en una política coordinada contra el país, que va desde lo militar hasta lo económico y diplomático.

Si bien el presidente colombiano Juan Manuel Santos y Pence trataron de bajar el tono con respecto a la amenaza de Trump, la línea discursiva anuncia que existe un avance hacia una mayor tenaza sobre el país a través de sanciones económicas más agresivas (a la industria petrolera venezolana). Santos incluso alegó que la región pasó la página de las intervenciones militares.

Todo este armatoste discursivo posiblemente muestra posible el intento de crear una cobertura narrativa a grupos mercenarios, legitimado internacionalmente en “rescate de la democracia” y entrenados/financiados desde el lado colombiano donde se encuentran instaladas siete bases militares de EEUU. Es decir: apoyar posiblemente un formato de “ejército rebelde”, como supuesto representante del pueblo venezolano contra “la dictadura”, respaldado por una coalición multilateral en la región. Eso explica, en parte, la negación de los 12 países contrarios a Venezuela (agrupados en la Declaración de Lima), y los grandes medios internacionales, de condenar las acciones armadas contra el Fuerte Paramacay en Valencia y los ataques a edificios gubernamentales de Óscar Pérez en Caracas.

Esa parece ser la verdadera “opción militar” de Trump, la guerra por delegación (proxy war), una vez que se logre una mayor tenaza contra la economía de Venezuela, que justifique la radicalización de estas acciones. Colombia sería nodal en el marco de ese plan. Y en esa guerra por delegación Colombia figuraría como base logística para operaciones armadas de desgaste, sabotaje y guerra sucia, encabezadas por grupos mercenarizados.

Lo dicho además forman parte de las recomendaciones realizadas por un reciente trabajo del tanque de pensamiento Consejo del Atlántico, financiado por más de 25 países aliados de EEUU, el cual impulsa establecer una “narración creíble” que culpabilice a Maduro por las acciones económicas y políticas en contra de Venezuela por parte de EEUU. Este think-tank tiene como directoras honorarias a Madeleine Albright y Condolozza Rice, ambas cancilleres de Bill Clinton y George W. Bush respectivamente, y responsables directas de invasiones como las de Kosovo (1999) e Irak (2003).

En esa línea discursiva se debe entender el reportaje publicado recientemente en el medio The Washington Post, cuyo titular es bastante elocuente: “En Venezuela, la economía podría hacer lo que la oposición no pudo”.

La CIA y la operación contra el país

Dentro de ese marco de crear una “narración creíble” que culpe a Maduro de los efectos de la intervención, se encuentran las recientes declaraciones del jefe de la CIA. Pompeo asegura que Venezuela se encuentra influenciada por Hezbollah e Irán, dos de los actores geopolíticos que Washington ubica dentro del “Eje del Mal,” y que por ello “puede convertirse en un riesgo para los EEUU”.

La maniobra propagandística contra Venezuela busca fortalecer el relato de que Venezuela es un país promotor del “terrorismo islámico”, por más que Irán y Hezbollah, junto a Rusia y Siria, sean los principales responsables de su inminente derrota en Medio Oriente en los últimos años.

El intento de afianzar un relato demonizador se circunscribe también a otros argumentos contra el país, como el tendencioso e inconsistente reportaje de CNN sobre la conexión entre Tareck El Aissami, vicepresidente ejecutivo de Venezuela, y la entrega de pasaportes venezolanos a “terroristas” de Hezbollah en el Líbano. El senador Marco Rubio tomó esta pieza de propaganda y la presentó ante el senado para justificar sanciones conta funcionarios venezolanos.

Cabe recordar las sanciones que impuso el Departamento del Tesoro al vicepresidente venezolano en fabrero de este año, señalado de ser un jefe narcotraficante sin mostrar pruebas ni evidencias que clarifiquen tal acusación.

Las recientes operaciones informativas para asociar a la figura del hijo del Presidente, Nicolás Maduro Guerra, con el Cártel de Los Zetas en México, y al constituyentista Diosdado Cabello con un supuesto plan para asesinar al senador Marco Rubio, responsable del lobby cubano-miamero que hoy tiene un papel preponderante en la política exterior estadounidense para América Latina, expresan no sólo el tratamiento simbólico y narrativo contra Venezuela como un Estado terrorista, narcotraficante y forajido, sino las acciones de fuerza financiera y militar anunciadas que estarían legitmidas, casi que por consecuencia lógica.

Estos son elementos que contribuirían a la “narración clara” recomendada por el Consejo del Atlántico al gobierno estadounidense, que permitiría escalar las agresiones contra el país, debido a que EEUU ve en Venezuela una “amenaza inusual y extraordinaria” a sus intereses desde 2015 con el Decreto Obama, base jurídica e institucional de todo su accionar injerencista y con el que establece un estado de emergencia con relación a Venezuela.

Contra la intervención

En vista de que en la oposición adentro, tanto en la dirigencia como en los ciudadanos de a pie que la siguen, no consiguen sino impotencia, frustración y rabia por el fracaso de concretar una revolución de color en Venezuela en los últimos meses de violencia antichavista, la MUD sacó un comunicado en el que responsabiliza al presidente Maduro por convertir al país en una amenaza regional para los EEUU, eludiendo de este modo cualquier responsabilidad en cuanto a la situación de inestabilidad económica y social y el socavamiento de la institucionalidad que ha promovido a lo largo de los años.

Este silencio cómplice asimismo forma parte de esa “narrativa creíble”, junto a las maniobras que adelanta los norteamericanos contra Venezuela, para que el plan de intervención tome al fin su cauce definitivo.

En contraposición, este 14 de agosto en horas de la mañana, el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, leyó un comunicado desde Fuerte Tiuna en el que condena una posible intervención militar de EEUU en Venezuela.

Debido a que ha agotado las vías y los métodos indirectos de desestabilización, golpe suave, y de insurrección por delegación, EEUU ha decidido quitarse “la careta para ir por vía directa a la agresión militar contra Venezuela”, dijo Padrino López.

También afirmó que las recientes maniobras y declaraciones son “una arremetida contra la Asamblea Nacional Constituyente elegida por más de 8 millones de venezolanos”, lo que demuestra a la ofensiva estadounidente como una respuesta a la decisión por parte del pueblo de Venezuela por decidir soberanamente los próximos escenarios en detrimento de la injerencia extranjera y la antipolítica local y regional.

Venezuela – Crímenes de odio y otros hechos violentos permitidos (o incitados?) por alcaldes opositores

Tomado de MISION VERDAD

A propósito de las acciones del Tribunal Supremo de Justicia sobre los alcaldes destituidos por desacatar la sentencia que los obligaba a impedir la colocación de barricadas y otros delitos contra la población.

En mayo pasado la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) admitió “ocho demandas de protección de derechos e intereses colectivos interpuestas por ciudadanos habitantes de algunos municipios de los estados Miranda y Mérida”. Sus alcaldes Gerardo Blyde (Baruta), Ramón Muchacho (Chacao), David Smolansky (El Hatillo), José Fernández (Los Salias), José Luis Rodríguez (Carrizal), y los merideños Carlos García (Libertador), Juan José Peña (Alberto Adriani) y Omar Lares (Campo Elías) fueron acusados de “presunta infracción por los derechos al libre tránsito y a la seguridad personal” de los ciudadanos, además “estarían incumpliendo en segunda persona con la protección de la familia de la niñez, ancianos y la adolescencia, salud, deportes, recreación, trabajo, a la libertad económica y a un ambiente sano”.

Tal demanda se extendió a otros cinco alcaldes en distintos estados, entre ellos Gustavo Marcano (municipio Urbaneja, Anzoátegui) y Alfredo Ramos (municipio Iribarren, Lara).

El amparo constitucional cautelar dictado mediante la sentencia N° 368 del pasado 24 de mayo de 2017 les señalaba por incumplir con lo establecido en los numerales 2, 4, 5 y 7 del artículo 178 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela al “presuntamente permitir que personas de esas localidades coloquen obstáculos en la vía pública y quemen objetos, entre otros”. Aun cuando medios privados informan que se les obligaba a prohibir el derecho a la protesta violenta en la sentencia se lee que las medidas de amparo cautelares solicitadas por los demandantes y ordenadas a los referidos alcaldes fueron:

  • Realizar todas las acciones y usar los recursos materiales y humanos necesarios a fin de evitar que se coloquen obstáculos en la vía pública que impidan el libre tránsito de personas y vehículos.
  • Proceder a la eliminación de tales obstáculos y mantener las vías libres de barricadas, residuos, escombros o cualquier otro elemento que pueda usarse para obstaculizar la vialidad urbana.
  • Cumplir con su labor de ordenación del tránsito de vehículos para garantizar el adecuado y seguro desplazamiento por las vías públicas de esos municipios.
  • Proteger a los vecinos de sus municipios, impidiendo reuniones en las vías públicas que coarten el libre tránsito y evitar que se consuman bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes y psicotrópicas.
  • Proteger a los niños y adolescentes para que ejerzan plenamente sus derechos.
  • Velar por la protección del ambiente, así como del aseo urbano y domiciliario.
  • Girar las instrucciones necesarias en sus respectivos cuerpos policiales a fin de dar cumplimiento activo de lo previsto en los artículos 44 y 46 de la Ley Orgánica de Policías y del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana. En este sentido, se les ordena el despliegue de prevención del delito en el ámbito de su competencia.

Por desacato a estas medidas, previstas en el artículo 31 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, los alcaldes Smolansky, Muchacho, Marcano, Ramos y García fueron destituidos de sus cargos, también condenados a 15 meses de prisión y al mismo periodo de inhabilitación política. Sólo Ramos permanece detenido mientras los demás huyen de la justicia. Se mantienen las medidas acordadas en la decisión de mayo para otros ocho alcaldes demandados.

Incubadoras de violencia y odio

Los municipios regidos por los alcaldes destituidos han sido caldos de cultivo para crímenes de odio y el caos, estos han sido algunos hechos:

En mayo pasado más de 20 antichavistas atacaron con gasolina a Carlos Ramírez en el municipio Chacao ante la presencia de miembros de la Policía Municipal, la víctima indicó que sus atacantes “estaban participando en la marcha. Todos tenían palos, piedras, bombas y todo”, y que le gritaban insultos por ser chavista. El mismo mes Orlando Figuera (21) fue quemado por manifestantes en el mismo municipio y falleció días después a causa de un paro cardiopulmonar en el Hospital Domingo Luciani, donde fue ingresado el día del ataque con quemaduras de 1º y 2º grado en 80% de su cuerpo y las agresiones realizadas por los violentos con armas blancas.

Este otro caso lo informó el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol:

reverol.jpg

El mototaxista Héctor Alejandro Anuel Blanco falleció en el municipio Urbaneja (Lecherías) producto de la explosión de un mortero que lanzó un grupo de la “resistencia” en la avenida Camejo Octavio por donde se desplazaba mientras trabajaba, luego su cuerpo fue agredido en un acto de terror que quedó registrado en video. Un adulto y un menor de edad fueron detenidos días después, tras una persecución de efectivos de seguridad del Estado les fueron incautados niples, pólvora, resorteras, entre otros elementos. El gobernador del estado Anzoátegui, Nelson Moreno, responsabilizó al alcalde Marcano y al diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Anzoátegui, Armando Armas, por promover y defender a los grupos violentos. Los mismos que llegaron a agredir a funcionarios policiales con explosivos de alto impacto.

impacto.jpg

Bryan Principal (14) fue asesinado en abril pasado de un disparo en el abdomen en las afueras de la urbanización Alí Primera de Barquisimeto (municipio Iribarren), creada por la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) durante el gobierno de Hugo Chávez. El lugar era asediado por vecinos antichavistas de clase media alta entre quienes disparaba Héctor Zapata Felice (29) y una bala alcanzó al adolescente. Zapata fue detenido y puesto a las órdenes de un tribunal.

En junio fueron quemados dos jóvenes en el sector La Botella de la misma ciudad, tomado por grupos de la “Resistencia”. Henry Escalona (21) y Wladimir Peña (27), residentes del urbanismo Residencias Larenses construido por la GMVV, sufrieron graves quemaduras tras ser agredidos por ocho encapuchados que los interceptaron de madrugada cuando regresaban de una fiesta, les preguntaron si eran chavistas y, al recibir respuesta afirmativa, les rociaron gasolina. Las víctimas fueron internadas en el principal hospital de la ciudad.

Por las redes sociales circuló un video de una unidad compactadora de la alcaldía dirigida por Alfredo Ramos regando basura para interrumpir el libre tránsito. No se tienen registros de alguna manifestación de rechazo por parte del alcalde.

alcalde.jpg

En el municipio Libertador (Mérida) se confirmó en mayo pasado la muerte del mototaxista y miembro del Colectivo de Organización y Movilización Política Patria Amada (Compa), Anderson Dugarte, quien había sido herido en el cráneo por francotiradores durante hechos violentos en el Viaducto Campo Elías. También resultaron heridos Freilán Jáuregui (21) y Hugo Guillén, efectivo de la Policía del estado. Por el hecho resultó detenido Luis Omar González Oviedo (alias Luis Jairo), en las inmediaciones de la Urbanización Brisas del Alba y se le incautó un revólver calibre 38mm.

La imposición anárquica de barricadas en 2014 no permitió evitar el deceso de una niña habitante del sector La Unión del municipio El Hatillo a causa de un paro respiratorio. Olga Maribel Velázquez Oropeza, de 2 años de edad, era trasladada por su madre, Olga Tibisay Oropeza de Velázquez (32), a un centro hospitalario y se toparon con un bloqueo impuesto en el sector El Cigarral de la Boyera.

En julio de este año falleció afectado por un infarto al corazón el profesor universitario Domingo Silva, vecino de La Boyera, quien era llevado al Centro Médico Docente de La Trinidad a 500 metros de su casa. Familiares tuvieron que alargar el recorrido para poder llegar al centro hospitalario debido a la negativa de un grupo que bloqueaba la entrada del mismo sector El Cigarral.

La Constituyente equilibrando al Estado

Los poderes públicos, en su búsqueda del Estado Social de Derecho y de Justicia, han tomado decisiones para poner orden ante el caos que estos alcaldes estimularon por acción y omisión. Por eso, a los alcaldes encargados y demandados, la Sala Constitucional del TSJ ha ordenado promover mecanismos de conciliación, y coadyuvar con aportes tendentes a mejorar las condiciones de vida de la comunidad; así como la prevención y protección vecinal en el ámbito de la paz, la recuperación integral de las personas que puedan estar lesionadas, e informarle cada 30 días.

Por su parte el presidente Maduro entregó este jueves un proyecto ley, a debatir en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), para que frene la campaña de odio y de violencia promovida por sectores extremistas del antichavismo, que ha generado hechos vandálicos en los últimos meses. Para evitar el incremento de los más de 100 fallecidos y más de mil heridos, pidió apoyo a artistas, deportistas, músicos, actores y periodistas, para que inicien una gran campaña contra el odio inoculado.

El recién designado Fiscal General, Tarek William Saab, ha informado que se investigará el empleo de niños y adolescentes en acciones violentas, el fomento de crímenes de odio, el registro de daños graves al ecosistema y el asesinato de personas en barricadas en los últimos cuatro meses. “Un Ministerio Público no puede ser instrumento para la guerra y la violencia, no puede ser tan irresponsable de utilizar la vocería de esta institución para dirimir rencores, odio, para drenar rabias y frustraciones que coloquen en peligro la paz pública y del Estado”, dijo.

La ANC aprobó un primer Decreto Constituyente para garantizar su funcionamiento pleno en armonía con los Poderes Públicos constituidos y la Ley Constitucional para la Comisión para la Verdad y la Justicia “está atendiendo todos las conspiraciones que desde 1999 se vienen orquestando contra Venezuela”, aseguró la presidenta de la ANC y de la mencionada Comisión, Delcy Rodríguez.

¡MIENTRAS PIDE INTERVENCIÓN EN VENEZUELA! Cae a 29% la aprobación a Pedro Pablo Kuczynski en Perú

Kuczynski
Foto: Lechuguinos.com

Pedro Pablo Kuczynski no resuelve problemas de Perú y pide intervención para Venezuela

Como era de esperarse el presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski por estar pendiente de los problemas de Venezuela su aceptación por parte de los ciudadanos peruanos se ha descalabrado escandalosamente, y es que la aprobación cayó a 29% en agosto, es decir,  cinco puntos menos que en julio pasado.

La desaprobación al jefe de Estado asciende a 64% en agosto, la más alta en lo que va de su mandato, además alcanza su mayor nivel en los sectores económicos medios y bajos en las áreas urbanas.

En el mismo orden de ideas la gestión del gobernante cumplió su primer año hace dos semanas y ya tiene quejas de los peruanos decepcionados por haber elegido un presidente ineficaz, él sirve solo para recibir órdenes imperiales. 

 

Redacción Lechuguinos

¡NO TIENEN VERGÜENZA! Vea cómo ente del Estado colombiano utiliza camiones robados de Venezuela (+FOTO)

camiones
Foto: Lechuguinos.com

Colombia vive reinada por el delito y el caos gracias a la negligencia de su gobierno quien utiliza camiones robados de Venezuela

Para nadie es un secreto el hecho de que Colombia ha vivido sumida durante años en medio del delito, el narcotráfico, el contrabando, los robos, sicariatos y caos, y todo se ha amplificado desde la llegada de Juan Manuel Santos al poder pues el tipo en vez de inmiscuirse en los asuntos internos de su país pierde su tiempo intentando violentar la soberanía de los hermanos países, irrespetando incluso los preceptos del propio Libertador Simón Bolívar.

Desde hace unos cuantos años millones de pérdidas ha tenido nuestro país gracias a las acciones delictivas de ciudadanos de su país que se han encargado de sacar de nuestras fronteras millones de dólares y bolívares entre productos de primera necesidad, alimentos, vehículos, combustible, entre otros, desestabilizándonos y hundiéndonos en medio del caos que deja la guerra económica y social que la derecha mundial y venezolana han venido aplicando y lo peor del asunto es que su presidente no hace nada para evitarlo.

Muestra evidente de todo esto es que camiones de carga que fueron robados en Venezuela y que incluso llevan sus placas se encuentren trabajando para entes del Estado colombiano y se encuentren plenamente identificados y sin ningún recato ni pudor realizando labores de gestión, vea la siguiente foto y saque sus propias conclusiones.

 

Foto: Lechuguinos.com

Redacción Lechuguinos.

Una “sentencia anunciada”: Juristas brasileños se rebelan contra la condena de Lula

Comentario para una sentencia anunciada, juristas brasileños lanzaron un libro que contesta la sentencia de Moro contra Lula. Foto: La Red 21.

“Comentario para una sentencia anunciada”, juristas brasileños lanzaron un libro que contesta la sentencia de Moro contra Lula. Foto: La Red 21.

Era la crónica de una sentencia anunciada. El juez más popular del país, Sérgio Moro, frente al reo más internacional, el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva. En el medio un proceso de poco más de un año relacionado con las investigaciones de los desvíos de dinero de Petrobrás, que ocupó día sí y día también las portadas de los medios con un goteo de acusaciones, pruebas inconclusas, y declaraciones que subrayaban la permanente amenaza de una posible prisión del ex metalúrgico de San Bernardo.

Gracias al seguimiento pormenorizado de cada gesto del juez Moro, la condena era un secreto a voces. El magistrado lo había insinuado en diversas entrevistas. Lo que faltaba por conocerse eran los términos que argumentaría para justificar su resolución y cuál sería la pena.

Los argumentos del mediático magistrado son los que inspiraron el libro Comentario para una sentencia anunciada, firmado por 122 juristas brasileños de diversas esferas ideológicas que analizan las más de 600 páginas firmadas por Moro: “No es un libro a favor o en contra otra de una persona, sino una defensa del ‘justo derecho’ de lo que entendemos como una sentencia frágil, basada en la excepcionalidad y en la falta de pruebas”, dice Carol Proner, abogada, profesora de Derecho en la universidad Pontifica Católica de Rio de Janeiro, y organizadora de este volumen.

Todo empezó en un grupo de WahtsApp de diversos abogados brasileños. El 14 julio, cuando los titulares de todo el mundo anunciaban la condena en primera instancia a 9 años y siete meses de prisión para el ex presidente Lula, los comentarios de los juristas del grupo se acumulaban: “Cada uno señalaba un error, estábamos impresionados por el tipo de argumentos del juez, por eso decidimos escribir un libro que analizara con claridad el disparate judicial que estaba en nuestras manos”, sigue Proner. En apenas cinco horas 122 juristas se sumaron al proyecto y a lo largo de la semana se repartieron los temas que desarrollarían en los 101 capítulos del libro que se presenta este lunes en São Paulo.

El juez Moro acusa a Lula da Silva de corrupción y lavado de dinero. La tesis del magistrado se basa en que el ex presidente habría ayudado a la constructora brasileña OAS a firmar tres contratos con la estatal Petrobrás. Según la acusación, Lula habría ganado 1,1 millones de dólares que se concretarían en un apartamento triplex en la zona costera de Guarujá.

Hasta ahí las acusaciones. El problema que señalan los juristas del libro es que no hay pruebas que las sustenten, lo que en palabras de Proner se resume: “No hay materialidad del crimen”. Hasta el momento el magistrado no obtuvo ningún documento en el que apareciera el ex presidente como dueño del inmueble, ni tampoco pruebas de que Lula hubiera intercedido en esos contratos con la constructora y se hubiera llevado algo a cambio.

Lo que sí hay es la confesión del empresario de OAS, Leo Pinheiro, preso desde hace un año y medio en Curitiba, que a través de una delación premiada aseguró que el apartamento a pesar de no estar a nombre del ex presidente, sí que le pertenecería. Este es precisamente uno de los puntos “más frágiles de la sentencia”, ya que mientras el magistrado da por válido ese testimonio, no aceptó investigar los otros 72 testigos que aportó la defensa que refuerzan la idea de que Lula no era dueño del inmueble.

“Es impensable que una sentencia de un crimen tan grave como el de corrupción y lavado de dinero se base en un único testigo que habla después de haber llegado a un trato para rebajar su pena y que se ignore por completo a todos aquellos que dicen lo contrario. Una confesión por delación premiada jamás podría usarse como única prueba, eso lo saben todos mis alumnos”, dice Proner.

“Por la lucha anticorrupción”

Comentario para una sentencia anunciada, firmado por 122 juristas brasileños de diversas esferas ideológicas que analizan las más de 600 páginas firmadas por el juez Moro.

Los juristas que firman el libro señalan que la sentencia está basada en “la excepcionalidad y en una interpretación del derecho excesivamente amplia”.

Según los juristas otro de los aspectos “más absurdos” serían las 230 páginas que dedica el juez a justificar algunos de sus polémicos métodos utilizados a lo largo del proceso. Se refiere a momentos como cuando Lula fue detenido en su casa bajo un mandato de conducción coercitiva para que fuera a testificar sobre el proceso. La detención del ex presidente fue seguida por todos los medios y Lula aseguró que si le hubieran llamado habría ido por su cuenta: “El que la policía le fuera a buscar para testificar es una de esas actitudes que están fuera de lugar y demuestra el uso que hace el magistrado de los medios de comunicación. Siempre más preocupado por ocupar portadas que por llevar un proceso serio”, dice Proner.

Las escuchas ilegales entre Lula y Dilma Rousseff que Moro filtró a la prensa para evitar que el ex mandatario fuera nombrado ministro del segundo gobierno Dilma fueron otros de los hechos más controvertidos del magistrado: “En la sentencia defiende que llevó a cabo ese tipo de operaciones porque tenía que luchar por un bien mayor que es la cruzada contra la corrupción que abandera. Todos estamos en contra de la corrupción pero vale cualquier método”, pregunta la organizadora del volumen.

Los juristas que firman el libro señalan que la sentencia está basada en “la excepcionalidad y en una interpretación del derecho excesivamente amplia”. Denuncian que el juez Moro en vez de intentar mostrarse como alguien sereno, imparcial y analítico, prefiere salir en los medios, insistir en que su única preocupación es la corrupción y acabar con ella a cualquier precio, además de mostrar tiranteces constantes frente al acusado: “Todos vimos los vídeos del interrogatorio de Curitiba. Moro pierde la paciencia todo el tiempo, se muestra molesto ante Lula, irritado con sus abogados. Fue algo inaudito, a nadie le gustaría ser juzgado por un juez que permanentemente da a entender que no le gusta el acusado”, dice la letrada carioca.

http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/07/17/lula-sentenciado-objetivo-alcanzado/embed/#?secret=lbttB2gxpa

Juicio político

Carol Proner, una de las organizadoras del libro. Foto: Diario Do Centro Do Mundo.

Carol Proner, una de las organizadoras del libro. Foto: Diario Do Centro Do Mundo.

Los abogados del ex presidente han insistido en definir este proceso judicial como el de un “juicio político”. Los juristas que firman el libro también se acercan a esta teoría al denunciar que llama la atención la “diferencia de trato” a la hora de investigar al líder del PT, comparado con las investigaciones de otros políticos de diferente partido: “La celeridad del proceso, el uso de pruebas indebidas, y la rapidez y dura condena contrastan con casos como el del líder del PSDB Aécio Neves, contra el que sí se tienen pruebas materiales y hasta ahora ha salido ileso de todas las investigaciones”, dice Proner.

Según la organizadora del libro no se puede separar la condena de Lula de los acontecimientos del último año y medio con el impeachment de Dilma Roussef “un proceso completamente polémico y frágil que sacó del poder a una presidenta elegida democráticamente”, señala. En este sentido los 122 juristas alertan sobre el peligro de que el Poder Judicial, al igual que el Ejecutivo y el Legislativo “sea susceptible de corromperse” y abogar por métodos dudosos donde los “intereses políticos primen sobre los judiciales”.

La esperanza de los letrados es que este libro sirva para mostrar la fragilidad del proceso y ayude a los jueces de segunda instancia de Porto Alegre a rechazar la condena del juez Moro:

“Sería dramático que fuera condenado en segunda instancia porque significaría que los jueces coquetean con la excepcionalidad y no con la norma. Legitimaría la idea de tribunal popular donde manda la rabia, el espíritu de venganza y el concepto de justiciero y no de justicia”.

La abogada Proner lamenta que el tratamiento maniqueo de las investigaciones haya puesto a la sociedad brasileña en la tesitura de escoger un bando, como si la justicia tuviera colores. Una parte de los brasileños ven en Moro a un mesías que puede salvar al país de la corrupción que azota a las instituciones. Por otro lado, las encuestas dan a Lula como vencedor de los comicios de octubre de 2018: “Mientras avanzaba el proceso contra Lula los porcentajes a favor del retorno del petista al Ejecutivo del país ganaban fuerza. Eso ha sido porque la sociedad ha percibido por un lado el comportamiento dudoso del juez, y por otro que el gobierno que sacó a Dilma de la presidencia ha llevado a cabo un fuerte retroceso de los derechos de los trabajadores. En ese contexto, Lula vuelve a ser recordado como el presidente que más hizo por los pobres en este país”, dice la abogada.

Falta más de un año para las elecciones de 2018 y si Lula fuera condenado en segunda instancia lo tendría difícil para postularse a la presidencia. El ex mandatario todavía tiene abierto otros cuatro procesos que lo vuelven a colocar contra las cuerdas. El próximo encuentro entre Lula y Moro será el 13 de septiembre, en relación a una casa de campo en el interior de Sao Paulo que tampoco a está a nombre del ex presidente. Pero esta vez se verán las caras por videoconferencia y no cuerpo a cuerpo.

(Tomado del Público)

Origen: Una “sentencia anunciada”: Juristas brasileños se rebelan contra la condena de Lula

¿Se atreverá Donald Trump a invadir Venezuela?

Por: Oto Higuita
El presidente de los Estados Unidos amenazó con una intervención militar en Venezuela. En la imagen, Donald Trump, entre Rex Tillerson y Nikki Haley, con el general H.R. McMaster la la derecha. Foto: AP.

El presidente de los Estados Unidos amenazó con una intervención militar en Venezuela. En la imagen, Donald Trump, entre Rex Tillerson y Nikki Haley, con el general H.R. McMaster la la derecha. Foto: AP.

Mientras en Colombia se avanza en un Acuerdo de paz entre el gobierno y una de las últimas guerrillas levantada en armas; la República Bolivariana de Venezuela es seriamente amenazada por la primera potencia imperial del mundo, acudiendo a su vieja política del garrote, invasión o golpe de Estado.

Venezuela viene sufriendo un cerco y agresiones en distintos frentes, mediático, económico, diplomático, comercial y militar desde que Hugo Chávez a la cabeza de la Revolución Bolivariana ganó las elecciones con tres millones 673 mil 685 votos, aventajando en más de un millón a su rival; proyecto político, social, cultural y económico diametralmente opuesto a los del pueblo, la oligarquía y el imperialismo norteamericano, quienes desde de ese momento manifiestan su odio mortal y agresiones de todo tipo para atacar el gobierno que cambió el rumbo histórico de la nación y creó una nueva correlación de fuerzas en el continente. Ejemplo imperdonable por quienes han detentado el poder como si éste les perteneciera por derecho divino.

Audazmente, previendo el escenario que enfrenta hoy Venezuela, el presidente Hugo Chávez fue siempre consciente de la necesidad de alcanzar un acuerdo de paz entre las guerrillas y el Estado colombiano, por las tensiones del accionar guerrillero sobre ambas naciones internamente y a lo largo de sus extensas fronteras, pero además por el impacto de las bandas paramilitares ligadas al narcotráfico y a la extrema derecha colombiana, aliadas de los enemigos de la Revolución Bolivariana; convencido de que el fin del conflicto armado en Colombia ayudaría a la paz y estabilidad de la región, condición que le permitía al proyecto bolivariano avanzar y consolidarse en medio de un continente históricamente amenazado por insurrecciones populares, cuartelazos, golpes de Estado e invasiones militares.

Venezuela misma vivió un levantamiento popular en 1989, cuando siendo presidente Carlos Andrés Pérez impuso el paquetazo neoliberal que endureció las condiciones de vida de la población desatando la protesta popular conocida como “El Caracazo”, que fue brutalmente reprimida dejando una estela de destrucción, saqueos, miles de muertos y detenidos. Así que tanto en el pueblo bolivariano como en la oligarquía, hay una clara consciencia de lo que significan los levantamientos y protestas populares y por eso los segundos juegan a provocar lo mismo hoy, pero sin éxito, han fallado en sus análisis y cálculos.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/08/12/donald-trump-no-descarta-la-opcion-militar-contra-venezuela/embed/#?secret=sHcZlrufc8

Sobre todo porque no han entendido esta esencial diferencia: para el pueblo chavista, que es la mayoría así no les guste, no es lo mismo levantarse contra un régimen oligárquico que contra uno patriota y bolivariano.

Me atrevería a afirmar que la actual generación entre 20 y 30 años, con excepción de quienes han estudiado la historia más allá del relato mediático y oficial sostenido desde el poder, tal vez no tenga conocimiento de lo que fueron las dictaduras, juntas civico-militares y golpes de Estado que impuso a lo largo del continente la potencia imperial norteamericana, desde mediados del siglo pasado.

Además, ¿porqué tendría que tener memoria esta generación de lo que han hecho históricamente esas oligarquías y el imperialismo con los pueblos, cuando estos han tratado de transitar otro camino diferente y les han disputado el poder y el modelo económico?

  • ¿Sabe que a Jacobo Arbenz, presidente de Guatemala elegido democráticamente, la CIA le dio un golpe de Estado en 1954, por llevar a cabo un programa de reforma agraria que afectaba los intereses de la multinacional Fruit Company?
  • ¿Que Cuba desde que hizo la Revolución contra el dictador Fulgencio Batista, en 1959, ha sufrido todo tipo de agresiones, bloqueos, ataques y la invasión contrarrevolucionaria derrotada por el pueblo en armas en Playa Girón?
  • ¿Que a Joao Gulart presidente de Brasil, le dieron un golpe de Estado en 1964 para sacarlo del poder por no ser leal a los intereses de EE.UU., anunciar la nacionalización de las refinerías del país y expropiación de tierras a los grandes terratenientes para adelantar una reforma agraria, y por ser del Partido del Trabajo del Brasil?
  • ¿Que Lyndon Johnson ordenó una invasión con 42 mil marines a República Dominicana en 1965, para contener las reformas sociales y la nueva constitución promulgada por el presidente Juan Bosh, invasión que hoy quieren seguir silenciando para que no se conozca?
  • ¿Sabe del golpe de Estado contra Víctor Paz Estenssoro en Bolivia; del de Chile que encabezó Pinochet contra Salvador Allende (1973); del de Uruguay en forma de junta civico-militar (1973), de la dictadura que impuso en Argentina la junta militar después de deponer a Isabel de Perón en 1976, desatando una represión feroz que desapareció 30 mil ciudadanos?
  • ¿Que invadió a Panamá en 1989 con la excusa de que había que capturar un dictador, Manuel Noriega, que ellos mismos habían ayudado a ascender al poder, causando terror, destrucción y más de 3 mil muertos cuando su interés real era el control sobre el Canal?
El presidente de Venezuela insiste en solucionar los problemas internos de su país por la vía democrática y sin injerencias estadounidenses. Foto: Reuters.

El presidente de Venezuela insiste en solucionar los problemas internos de su país por la vía democrática y sin injerencias estadounidenses. Foto: Reuters.

De la mano de esas dictaduras, invasiones y golpes de Estado vino el Plan Cóndor, estrategia de inteligencia para ejercer el terrorismo de Estado contra la oposición y el pueblo que consistió en crear una coordinación entre los servicios de inteligencia de las dictaduras que gobernaban dichos países, apoyada y financiada y dirigida por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Departamento de Estado, y las democracias liberales amenazadas por el “comunismo” y después por el “terrorismo”.

Y Colombia, ¿ha sido invadida alguna vez? No como otras naciones del continente pero ha tenido su Plan Colombia, una estrategia de guerra contrainsurgente disfrazada de lucha antidrogas que duró 15 años (1999-2016) y que se le impuso al país cuya democracia estaba amenazada por el “narco-terrorismo”, y ante esa “amenaza” el Departamento de Estado necesitaba que se restableciera el control del Estado y la legitimidad en las áreas de importancia estratégica previamente dominadas por grupos armados ilegales.

¿Y el resultado del Plan Colombia? El informe ¡Basta Ya! Colombia: Memorias de guerra y dignidad, del Centro Nacional de Memoria histórica, afirma que entre 1958 y el 2012 murieron 220 mil personas como consecuencia del conflicto armado, de los cuales 180 mil eran civiles; 25 mil fueron desaparecidos; 27 mil secuestrados; casi seis millones desplazados de sus tierras y expropiados de sus bienes; y más de cinco mil fueron asesinados, mal llamados falsos positivos, por las Fuerzas Armadas y reportados como guerrilleros caídos en combate.

No obstante la apariencia democrática, Colombia tiene tratados con Estados Unidos que le permiten tener siete bases militares en su territorio, violando abiertamente la soberanía nacional, y de paso sirviendo como punta de lanza para las futuras invasiones o control militar que la potencia necesite ejercer en la región, como se está viendo hoy en los voceros de la clase dominante colombiana, cada vez más solícitos a cumplir con el mandato del socio y patrón, de ayudar a derrocar al gobierno legítimo de Venezuela.

Sin embargo, la ventaja histórica con que ha contado EE.UU. viene cambiando y ya no es la misma, porque hay más consciencia en los pueblos del continente (Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay, Centro América) y su posición hegemónica está siendo enfrentada de distintas formas, movilización, participación política, gobiernos democráticos, antineoliberales, anticapitalistas y antimperialistas que han logrado devolver el golpe, recuperar fuerzas y espacios, y donde la batalla de ideas que impulsan los medios de comunicación alternativos se ha ampliado e intensificado a partir de las redes sociales y el uso del Internet, todo un nuevo campo de batalla.

Las amenazas de Donald Trump diciendo que la opción militar para Venezuela está dentro de los planes del imperio, no representan una ruptura radical con el modelo de dominio que vienen ejerciendo por décadas, y no debe llevar a falsas valoraciones y entrar a hablar de discontinuidad.

También ha amenazado a Corea del Norte con un castigo ejemplar, que ya muchos pueblos del mundo (Iraq, Afganistán, Libia, Siria como los más recientes) saben lo que significa cuando esas amenazas se vuelven reales y concretas: bombardeos, asesinatos en masa, deponer gobiernos que no siguen su política de aliados o abiertamente disienten y se rebelan, asegurar gobiernos que se comporten como aliados incondicionales de sus intereses, darle impulso a su economía, ejercer una posición dominante en los mercados, imponer tratados comerciales favorables a sus intereses, controlar la producción de recursos energéticos y materias primas, y Venezuela en ese orden de prioridades es precisamente la que cumple al pie de la letra con esas condiciones.

http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/08/04/bombardear-los-escombros-el-imperio-de-la-destruccion/embed/#?secret=xtdwAnVHF1

Por eso ante el fracaso de la oposición golpista y terrorista en Venezuela, apalancada por la propaganda de guerra, una matriz mediática totalmente enfocada en desacreditar y mentir sobre lo que sucede allí, de imponer en la opinión del mundo que Nicolás Maduro es un dictador y por tanto Venezuela una dictadura que viola los derechos humanos, que asesina, restringe las libertades, y tiene sometido al pueblo al hambre y la represión, la potencia imperial busca la salida de la invasión, ya que los intentos de golpe de Estado tratando de dividir la Fuerza Armada Nacional Bolivariana también ha fracasado.

Así que una invasión directa de tropas gringas en Venezuela, es poco probable, es difícil que se embarque en esa aventura sin estar bien seguro que derroca el gobierno fácil y rápidamente, sabe bien que una guerra larga y de guerrillas como la que probablemente le toque enfrentar allí, no es la mejor opción y sería muy costosa sin que le garantice el control del aparato del Estado y los recursos energéticos.

A esa aventura militar le tendría que sumar la guerra civil que una decisión de tal magnitud provocaría, con una sociedad dividida y polarizada, donde su aliado principal, la oligarquía también se vería obligada a participar ya no desde el cómodo sofá o el “exilio” en Miami, sino poniéndose al frente de sus tropas y “conduciendo” a sus bases, principalmente a la clase media que se estuvo entrenando estos últimos meses en la lucha callejera, en la guerra contra la “dictadura”.

Pintada contra Trump en Caracas, capita de Venezuela. Foto: AP.

Pintada contra Trump en Caracas, capital de Venezuela. Foto: AP.

Ese es un escenario que no pinta ni para sus vecinos como Colombia, que está en un camino a medias entre poner fin definitivo a la guerra interna, y darle cumplimiento a lo acordado, o verse enfrentada a una situación en su línea de frontera, con un vecino enfrentando una guerra contra los intereses del imperio.

Quién sabe cuáles son los cálculos de la clase dominante colombiana, qué piensa que ganará prestando sus bases y hasta su ejército – ¿será ese el motivo por el cual no ha recortado el presupuesto de defensa por encima de rubros como salud, educación, cultura, ciencia y deporte? – para atacar Venezuela y derrocar su gobierno legítimo.

Quien sabe, luego de las derrotas que viene sufriendo EE.UU. en varios frentes como en Siria donde le ha tocado aceptar que no pudo con el gobierno de Assad entre otras cosas por la ayuda que aquel recibió del gobierno ruso; en un Iraq destruido y en guerra civil, un Afganistán que no controlan, una Libia que quedó en ruinas y en medio del caos, el ambiente ideal para el radicalismo Mujahedin, el Estado Islámico y el Talibán, y ante la contención que ejercen potencias como Rusia y China, que le disputan el mundo y el mercado, quien sabe que se jugará el imperio en América Latina en movimiento.

Que cuente con los Santos y Uribes de Colombia, con los Kuczynski de Perú, los Macri de Argentina, con los Temer de Brasil, un distinguido grupo de oligarcas que no han vacilado en usar lo que esté a su alcance para preservar sus intereses de clase. Con los pueblos de un continente fogueado en la lucha y la resistencia por defender la dignidad y la soberanía de la Patria Grande no cuentan.

Y si es cierto que la historia se repite, la primera vez como una tragedia y la segunda como una farsa, Trump no puede estar seguro que esta vez a ellos y sus aliados les tocará solamente la parte de la comedia, y que a otros pueblos les toque la de la tragedia. Si lleva de la mano a esa aventura a su aliado colombiano, quién sabe cómo termine lo que tanto empeño puso Venezuela con Hugo Chávez y Nicolás Maduro, Cuba con Fidel y Raúl Castro, los países garantes, la comunidad internacional y los pueblos del mundo para que fuera posible la paz en Colombia porque era la prenda de garantía de la estabilidad en la región.

(Tomado de teleSUR)

Origen: ¿Se atreverá Donald Trump a invadir Venezuela?

Médicos de EEUU graduados en Cuba piden fin del bloqueo #CubaEsNuestra #NoMásBloqueo #UnblockCuba

escuela-latinoamericana-de-medicinaCinco graduados estadounidenses de la Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba (ELAM) participarán en la Jornada contra el Bloqueo 2017, que acogerá Washington del 11 al 16 de septiembre, anunciaron hoy sus organizadores.

Dicho evento, organizado por agrupaciones solidarias con la isla, se centrará en el impacto que tiene sobre el sector de la salud el cerco de Washington, de más de 55 años de duración y rechazado por la comunidad internacional, en abrumadora mayoría.

Los médicos mencionados se unirán a profesionales cubanos invitados al encuentro, el tercero de este tipo.

Ellos, apuntaron, están ansiosos por llegar a Washington y compartir sus experiencias, hablarán sobre lo que aprendieron en Cuba, y cómo esas enseñanzas pueden mejorar la asistencia sanitaria para los estadounidenses.

Creada por el Gobierno cubano en 1999 a raíz de una iniciativa del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, la ELAM ha graduado a más de 28 mil 500 galenos de 103 países, entre ellos 170 de Estados Unidos.

La semana anterior, la Unión Nacional de Enfermeros Unidos, el sindicato más grande de esos profesionales registrados en este país con más de 150 mil miembros, ofreció su apoyo a la Jornada contra el Bloqueo.

Estamos en plenos preparativos del encuentro, precisó días atrás a Prensa Latina la coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad de los Pueblos, Alicia Jrapko.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/08/02/la-elam-ha-graduado-en-cuba-170-medicos-estadounidenses/embed/#?secret=Lpk0Vn1E3U

Nos enfocamos este año en el tema de la salud pues resulta un momento crítico para el sector en Estados Unidos y creemos que Cuba puede ser un ejemplo, manifestó en alusión a un contexto marcado por las discusiones en el Congreso norteamericano para una reforma sanitaria.

La idea, agregó Jrapko, es debatir sobre los efectos negativos que causa el bloqueo en el país caribeño, y el impacto en los propios estadounidenses, quienes se ven privados de acceder a servicios y tratamientos médicos cubanos contra enfermedades como el cáncer y la diabetes.

El evento también analizará por qué el cuidado de la salud es un derecho humano básico para todos los habitantes de la nación antillana, mientras aún resulta un privilegio para muchos estadounidenses.

http://www.cubadebate.cu/especiales/2017/08/14/el-hermoso-mensaje-a-fidel-de-una-doctora-graduada-de-la-elam-fotos-y-video/embed/#?secret=q3j7bPrn3k

Asimismo, el Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad de los Pueblos, desea encontrar formas de trabajo conjunto entre ambas naciones para poner fin al cerco y apoyar la atención médica universal de todos los norteamericanos.

Durante la casi semana de actividades realizarán diversos eventos públicos, y miembros de la agrupación y otras personas interesadas visitarán el Congreso para reunirse con legisladores.

Según Jrapko, están muy interesados en entrevistarse con representantes y senadores, sobre todo con algunos de los que aún no apoyan iniciativas de ley dirigidas al acercamiento a la mayor de las Antillas.

(Con información de Prensa Latina)

Origen: Médicos de EEUU graduados en Cuba piden fin del bloqueo