¿Para qué sirve la OEA?

La Organización de Estados Americanos, OEA, se fundó el 30 de abril de 1948, con el objetivo de “ser un foro político para la toma de decisiones, el diálogo multilateral y la integración de América”. En realidad, es solo un instrumento de dominación e injerencia política de Estados Unidos en Latinoamérica.

Un ejemplo de la manipulación de la OEA por parte de Estados Unidos fue la expulsión de Cuba en 1962, junto a otras sanciones para ahogar económicamente y aislar a su naciente Revolución, solo por decidir su rumbo sin las órdenes yanquis.

Aquella medida contra Cuba fue una asquerosa maniobra de Washington, con el fin de rendir a la Revolución, tal y como se afirma en el Proyecto Cuba, aprobado por el presidente J. F. Kennedy, el 18 de enero de 1962:

“El Departamento de Estado está concentrando sus esfuerzos en la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, la cual comenzará el 22 de enero, esperando obtener amplio respaldo del Hemisferio Occidental para las resoluciones de la OEA que condenen a Cuba y la aíslen del resto del HemisferioName=n1070; HotwordStyle=BookDefault; … La reunión de la OEA será apoyada por demostraciones públicas en América Latina, generadas por la CIA y las campañas psicológicas asistidas por USIA. La mayor tarea para nuestra hábil diplomacia es alentar a los líderes latinoamericanos a desarrollar operaciones independientes, similares a este Proyecto, buscando una rebelión interna del pueblo cubano contra el régimen comunista”.

Esos esfuerzos del Departamento de Estado contra Cuba se mantienen y a pesar de que la Isla no es miembro de la OEA, insisten en utilizar esa plataforma para sus permanentes campañas, con el objetivo de crear matrices de opinión contra la Revolución.

Por esa razón el actual secretario general, Luis Almagro, añejo agente de la CIA, cumple las indicaciones del Departamento de Estado y la CIA contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, ya que estas no se doblegan ante las presiones yanquis.

Prueba de esto fue la sesión de la OEA efectuada el pasado 26 de junio 2019, para analizar la nueva Constitución cubana, algo fuera de contexto por no ser Cuba miembro de la organización, pero el fin era continuar la campaña de acusaciones contra un pueblo que continua su curso soberano e independiente.

Para ese show mediático, invitaron a la más reciente asalariada de Estados Unidos, Rosa María Paya Acevedo, e incluso pretendieron presentar a otros mercenarios desconocidos en la Isla, para cambiar el elenco de su espectáculo, pues ya Berta Soler, Guillermo Fariñas, Marta Beatriz Roque, Elizardo Sánchez-Santa Cruz, e incluso la bloguera Yoani Sánchez, quedaron sin credibilidad ante la prensa, los gobiernos latinoamericanos, e incluso para los funcionarios yanquis que los apoyaban en el pasado.

Rosa María, subordinada al senador Marco Rubio y a otros miembros de la mafia terrorista de Miami, fue llevada a Medellín, Colombia, donde se efectuó la , para hablar sobre la supuesta falta de legitimidad de la Ley fundamental de la República de Cuba, algo risible porque en la Isla se llevó a cabo un proceso de consulta popular, en cada barrio del país, centros de trabajo y de estudios, como no ha hecho ningún otro estado en el mundo.

De los debates del proyecto de Ley, salió el texto final que fue votado en referendo popular, ofreciéndole una fuerza extraordinaria al contemplar las opiniones, sugerencias y desacuerdos de los cubanos y cubanas, demostrando un proceso verdaderamente democrático.

En su intervención, confeccionada por la mafia terrorista de Miami, Rosa María expresó: “El texto de reforma constitucional, concluido recientemente en Cuba, no cumplió las garantías y estándares necesarios de un proceso libre, justo y transparente”.

Cualquier persona inteligente se percata que esa afirmación es falsa, pues ningún país de la región somete a discusión y referendo popular a su Constitución.

Lo que realmente les duele profundamente a los yanquis, es que el pueblo mayoritariamente aprobó mantener su sistema político socialista, al Partido Comunista de Cuba como fuerza dirigente superior de la sociedad y ratificó al comunismo como máxima aspiración, pese a los 60 años de guerra económica, comercial y financiera, sostenida por Estados Unidos para tratar de rendirlo por hambre y desesperación, con el propósito de derrocar al gobierno, mediante el desencanto y el desaliento de la población, y que responsabilicen al socialismo de sus penurias.

El discurso de Rosa María Payá, fue una copia fiel de las acusaciones de Donald Trump, Mike Pompeo y John Bolton contra Cuba, imputándole “ser una influencia directa e indirecta en las crisis de Nicaragua y Venezuela, donde sus ciudadanos son víctimas de violencia gubernamental, detenciones arbitrarias, acoso, prisión política, deportaciones forzosas y restricción del movimiento; además de tener presencia de los servicios de inteligencia y militares cubanos en las unidades militares venezolanas”.

Al circo convocado por Almagro, bajo las órdenes de Washington, invitaron a otras personas para intentar darle cierta credibilidad al evento, en el que se trataron además los crímenes en Colombia contra los líderes sociales, algo verdadero pero que Estados Unidos no condena.

Ni una sola palabra se dijo de la represión contra el pueblo de Honduras, ese que protesta desde hace varias semanas por alcanzar mejoras de vida. Tampoco hubo mención a la represión en Chile y Argentina, ni a los desaparecidos en Guatemala y México, ni a las políticas económicas que empobrecen a los pueblos latinoamericanos.

De la criminal política anti inmigrante de Donald Trump, de la separación forzosa de niños de sus padres, el actual descontrol de las autoridades yanquis en la frontera que aseguran desconocer el paradero de esos menores, el encarcelamiento a que son sometidos y las muertes por falta de asistencia médica durante su retención forzosa, nada se dijo.

Al final, el montaje era para condenar a Cuba, Venezuela y Nicaragua, satanizados por Estados Unidos por mantenerse firme contra sus actividades subversivas, a pesar de los daños y muertes causadas.

Por eso José Martí expresó:

“A un banquete se sientan los tiranos, pero cuando las manos ensangrentadas hunden en el majar, del mártir muerto surge una luz que los aterra”.

Tomado de El Heraldo cubano.

Constituyen Proxcor S.A., empresa mixta que beneficiará a la industria alimentaria en Cuba

La certeza de que nuestro país es una plaza atractiva y segura para la inversión extranjera, y de grandes potencialidades, ha sido ratificada con la constitución de la empresa mixta Proxcor S.A., resultado de la fusión entre el grupo eslovaco Proxenta y la cubana Corporación Alimentaria S.A. Coralsa, asociación que se dedicará a la producción de confituras.

La noticia es una nueva confirmación de que ni bloqueos genocidas, ni leyes como la Helms-Burton, limarán la confianza y la apuesta del empresariado mundial por Cuba.

Este acuerdo, que será refrendado oficialmente hoy, constituye una buena nueva para el mercado cubano y otro paso en la recuperación de la industria alimentaria nacional, que por obsolescencia tecnológica y otras limitaciones se veía obligada a importar miles de toneladas de estos productos. Sigue leyendo

¿A dónde van a parar los millones que #Washington financia contra la Revolución? #USA

El Gobierno estadounidense del presidente Donald Trump destinó, desde el 20 de enero de 2017 hasta la fecha, según expuso el sitio web Cuba Money Project, más de 22 millones de dólares para proyectos de subversión contra Cuba.

La cifra total, precisó la fuente, incluye 2 762 161 dólares para programas de migrantes en la ilegal base naval estadounidense en Guantánamo, 2 533 701 para administración y vigilancia y 162 618 dólares para iniciativas de reubicación en La Habana.

El Departamento de Estado redactó los nombres de organizaciones que recibieron un millón 320 804 dólares de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), subrayó Cuba Money Project. Según la fuente, la usaid no divulgó los nombres de los grupos que se beneficiaron de un pago adicional de 206 535 dólares.

Cuba Money Project mostró que 14 386 098 dólares fueron hacia 42 organizaciones que operan dentro del rango de proyectos de la denominada «promoción de la democracia».

ENTRE LOS MÁS BENEFICIADOS ESTÁN:

– 1 873 311 USD Instituto Republicano Internacional

– 1 740 784 USD Fundación Panamericana de Desarrollo

– 1 442 000 USD Grupo de Apoyo a la Democracia

– 1 300 000 USD Dirección Democrática Cubana

– 1 003 674 USD Evolución humanitaria cristiana evangélica para Cuba

– 694 877 USD National Democratic Institute

– 450 127 USD CubaNet

– 440 000 USD Asociación Diario de Cuba

FUENTE: CUBA MONEY PROJECT

Analizan relaciones Cuba-EE.UU. bajo Trump en congreso de LASA

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos en el contexto de la administración de Donald Trump centraron uno de los paneles del congreso internacional LASA.

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos en el contexto de la administración de Donald Trump centraron hoy uno de los paneles del congreso internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA).

En la cita que se desarrolla del 24 al 27 de mayo en la ciudad norteamericana de Boston, Massachusetts, estudiosos de los vínculos entre los dos países analizaron los actores y factores domésticos e internacionales que impactan en esos nexos.

Asimismo, los participantes en el panel Más allá de Trump: retos y oportunidades para el retorno al proceso hacia la normalización de las relaciones Cuba-Estados Unidos, se refirieron a las causas y consecuencias del retroceso que tiene lugar bajo la presidencia del republicano, tras el acercamiento iniciado durante la administración de Barack Obama (2009-2017).

Uno de los asuntos abordados fue la reciente activación del Título III de la controvertida Ley Helms-Burton, el cual permite a ciudadanos estadounidenses presentar demandas contra personas y entidades que invierten en propiedades nacionalizadas en Cuba después del triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959.

William LeoGrande, profesor de la Universidad Americana y coautor del libro Diplomacia encubierta con Cuba: Historia de las negociaciones secretas, señaló que la aplicación de ese acápite legislativo busca desestimular la inversión extranjera en la isla.

Al mismo tiempo, sostuvo que el Gobierno del republicano quiere apelar a los votantes de Florida de cara a las elecciones presidenciales de 2020, y llamó la atención sobre el hecho de que una vez que se presenta una reclamación legal, comienza un proceso que ya no puede detenerse y escapa del control del ejecutivo.

Según el criterio de LeoGrande, el deteriorado estado de los nexos bilaterales ha tenido una influencia negativa en la comunidad empresarial y en sus actividades de cabildeo, pues a medida que ven las medidas de la administración volverse más estrictas, creen que no van a recibir licencias para trabajar en el país vecino.

Por su parte, Margaret Crahan, de la Universidad de Columbia, se refirió las características de los asesores de Trump y su impacto en la política exterior, para lo cual se enfocó específicamente en el asesor de seguridad nacional, John Bolton; el secretario de Estado, Mike Pompeo; y el consejero de la Casa Blanca Stephen Miller.

Señaló que desde principios de 2018 esos tres individuos han marcado fuertemente la postura y decisiones del gobernante republicano, incluyendo las relacionadas con Cuba.

A su vez, Philip Brenner, también de la Universidad Americana, abordó entre otros temas algunos pasos que, desde su punto de vista, podría dar la nación antillana en este escenario adverso, entre ellos acercarse a las partes del Gobierno norteamericano donde persiste el interés en áreas de beneficio mutuo.

También mencionó la importancia de apelar más a la empatía del pueblo estadounidense, el cual, sostuvo, podría ser un buen aliado en la búsqueda de retomar el camino hacia el acercamiento.

Escrito por  PL

Tercera trumpada de Trump a Cuba por el 20 de Mayo

 Este es el tercer año consecutivo que Donald Trump emite un mensaje con motivo del 20 de Mayo, día de triste recordación para Cuba, pues no marcó su independencia, sino la retirada de las tropas de Estados Unidos, que escamotearon 30 años de guerra de los cubanos contra el colonialismo español, y que dejaba a la Isla con la soberanía manca, al imponer un apéndice constitucional que permitía la intervención militar norteña.

La pseudo-república que iniciaba tenía su voz de mando en la embajada USA y en los acorazados en la bahía de La Habana. Corruptos y tiranos eran las estrellas de turno. Pero, tales verdades no entran en el imaginario del poder en Washington. Ahora culpar a Cuba por sus fracasos en Venezuela es la tónica.

Trump en su cuenta de Twitter escribió:

“En este Día de la Independencia de Cuba, apoyamos al pueblo de Cuba en su búsqueda de libertad, democracia y prosperidad. El régimen cubano debe poner fin a su represión de cubanos y venezolanos. ¡Los Estados Unidos no se quedarán de brazos cruzados mientras Cuba continúa subvirtiendo la democracia en las Américas!”.

Solo entre los alcahuetes de Estados Unidos este mensaje puede tener eco, como un tal Luis Almagro en el colchón colonial de la OEA, que en palabras engañosas contra la Isla habla de “mecanismos de terror” cubanos en Venezuela y que sus agentes encabezaban las torturas contra los presos políticos. Falacias para arrastrarse más a los amos.

Pero, para la gente de Cuba no es difícil decodificar, que el supuesto apoyo que ofrece Trump es un cambio de gobierno a costa de más bloqueo y dificultades para la nación. No puede ser más ilustrativo el accionar de sanciones y amenazas.

Trump es por lo bajo ridículo cuando acusa a Cuba de subvertir la democracia en las Américas. No hacen falta más palabras para esta trumpada que debe clasificar entre las mentiras diarias que dice el mandatario estadounidense. A menos que, esté pensando en una agresión armada, que sería harina de otro costal puesto que un pie de soldado gringo en la Isla sería un avispero que Trump desconoce. Si no, que le pregunte a sus amigotes de la Brigada derrotada en Playa Girón, que no se sabe que humos le mete en la pelambre.

Por Norelys Morales Aguilera.

Denuncian en China la extraterritorialidad de Ley Helms-Burton

China y gran parte de la comunidad internacional se oponen a la Ley Helms-Burton porque refuerza el bloqueo económico, financiero y comercial contra la isla.

Estados Unidos fue demasiado lejos al activar el capítulo de la controvertida ley Helms-Burton que además de presionar a Cuba golpea a toda la comunidad internacional con su carácter extraterritorial, denunció hoy un académico de China.

Pan Deng, experto de la universidad china de Ciencia Política y Derecho, consideró ese acto una reencarnación de la era colonial que va más allá de intentar asfixiar a la nación caribeña y erróneamente se escuda en la supuesta violación de derechos humanos para imponer sanciones unilaterales.

En un artículo publicado en la Web del canal CGTN, el intelectual se refirió a la inquietud global sobre la provisión que permite demandas judiciales contra entidades cubanas y extranjeras fuera de la jurisdicción del país norteño.

Recordó que va contra del principio de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de evitar barreras a los negocios, intercambio de bienes y servicios entre los distintos estados del planeta.

Sin embargo, Pan llamó la atención sobre la postura de un creciente número de naciones dispuestas ahora a enfrentar a Washington ante este caso, lo cual evidencia el rechazo que genera de un lado al otro del orbe.

La Unión Europea, por ejemplo, presentó una demanda en la OMC y le será difícil a Estados Unidos justificar la ley, por lo que corre el riesgo de perderla, indicó en el texto, el cual expone también el origen y propósitos de la polémica legislación norteamericana.

La administración de presidente Donald Trump activó el mes pasado el Título III de la Helms-Burton, calificada de engendro jurídico.

Asimismo, anunció que endurecerá los impedimentos a la entrada en Estados Unidos de directivos y familiares de las empresas que invierten legítimamente en la isla, en propiedades que fueron nacionalizadas.

Además, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, dio a conocer que habrá nuevas restricciones financieras, a los viajes y al envío de remesas hacia Cuba.

China y gran parte de la comunidad internacional se opone a ese movimiento porque refuerzan el bloque económico, financiero y comercial contra la isla, el principal obstáculo al desarrollo y el bienestar de su pueblo.

¿Cuál es el verdadero origen de la Ley Helms-Burton?

En 1998, apenas dos años después de ser aprobada la ley Helms-Burton, el Center for Public Integrity (CPI), una reconocida organización no lucrativa dedicada a la investigación periodística con el fin manifiesto de “revelar abusos de poder y la corrupción de instituciones públicas y privadas” de Estados Unidos, publicó un extenso informe sobre el origen de esta ley, que hasta hoy no ha sido refutado (*).

Según el CPI, todo comenzó cuando el republicano Jesse Helms asumió la presidencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y propuso una agenda de diez puntos, encaminada a cambiar el sentido de la política exterior del entonces presidente Bill Clinton. Sigue leyendo