SI VIVIERA EL PADRE DE MICHELLE BACHELET, LA LLAMARÍA DE TODO, MENOS “HIJA MÍA”

El diputado constituyente Diosdado Cabello criticó la actitud de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, pues manifiesta preocupación por la situación de Venezuela, pero permanece en silencio ante lo que actualmente ocurre en Bolivia, Ecuador y Chile.

Bachelet sigue demostrando que ni es Alta, sino que muestra una bajeza e inmoralidad agudas, sí está comisionada (recibe comisiones y miles de dólares por mentir) y su concepto sobre los DDHH es el mismo que tenían Pinochet, Franco y Hitler.

En Bolivia hay un golpe de estado sangriento. La ferocidad con la que el gobierno golpista se estableció en La Paz, después de haber derrocado a Evo Morales, reprime a su propia gente, que no se rinde al golpe, con una violencia sin precedentes.

En este punto, uno esperaría que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, cuyo país también está sufriendo graves violaciones contra un pueblo en rebelión contra el neoliberalismo, interveniese con determinación y coraje.

En cambio, a través de un tweet, la oficina dirigida por Bachelet invita a Venezuela a “garantizar el derecho de reunión pacífica en las protestas de hoy y evitar actos de intimidación contra manifestantes, periodistas y organizadores”.

Por un lado, tenemos a los líderes golpistas que masacran a su gente con indiferencia general, mientras que la oficina de derechos humanos de la ONU está preocupada por una manifestación en Venezuela que aún debe llevarse a cabo.

¿Quizás conocen algún detalle que nosotros ignoramos?

Si la oposición golpista venezolana se dejara llevar por la violencia callejera, ciertamente no sería una novedad. Muy por el contrario.

Las manifestaciones de la oposición en Caracas siempre han estado marcadas por una alta tasa de violencia dirigida a desestabilizar el país, mientras gobiernos como el de España (progresista), reconocen al golpista Juan Guaidó como presidente venezolano.

Tomado de Re-Evolución.

MINSAP: Colaboradores cubanos en Ecuador regresarán a la Patria

graduacion-medicos-580x330[1].jpg

El gobierno de la República del Ecuador informó la decisión de dar por terminadosy no renovar los seis convenios firmados con el Ministerio de Salud Pública de Cuba.

La cooperación médica cubana en Ecuador se inició en 1992. En junio del año 2006 se firmó el acuerdo de cooperación para el inicio de la “Operación Milagro”, con la participación de 153 colaboradores. Mediante este programa se realizaron 168 mil 543 intervenciones quirúrgicas, de ellas 4 mil 609 de cataratas y 118 mil 575 de pterigium.

En enero de 2009, en ocasión de la visita oficial del entonces presidente Rafael Correa Delgado, se firmó el Convenio Marco de Cooperación en materia de salud entre ambos gobiernos.

El 11 de junio del mismo año, quedó suscrito el Convenio de Cooperación Interinstitucional entre el entonces Vicepresidente ecuatoriano Lenín Moreno Garcés y el Ministerio de Salud Pública de Cuba, para la realización del Estudio sico-social, pedagógico y clínico genético de personas con discapacidad, conocido como Misión Solidaria “Manuela Espejo”. Sigue leyendo

La hipócrita cobertura de las protestas en Venezuela, Chile y Ecuador

Las imágenes de millones de personas marchando en las calles de Chile, protestando contra las medidas neoliberales del gobierno de Sebastián Piñera, dieron la vuelta del mundo. Pero no fue por las portadas de periódicos como el New York Times. Las manifestaciones multitudinarias y la consecuente represión brutal de las autoridades chilenas, que resultaron en la muerte de al menos 19 personas, se dieron a conocer principalmente por las redes sociales, como Twitter, Facebook y YouTube.

Confieso que soy suscriptora y lectora de la edición impresa del New York Times los siete días de la semana. Y no recuerdo haber visto las manifestaciones en Chile en una sola portada del periódico durante el último mes. Sin embargo, sí recuerdo reportaje tras reportaje en primera plana sobre las protestas anti-gubernamentales en Venezuela durante el último año.

El New York Times ha publicado más de 900 artículos mencionando a Venezuela desde principios de enero del 2019. La mayoría han sido muy críticos contra el gobierno de Maduro, incluyendo editoriales del periódico apoyando la política del cambio de régimen promovido por el gobierno de Trump. El presidente Nicolás Maduro ha sido calificado como un ‘autoritario’, ‘dictador’, ‘tirano’, ‘hombre fuerte’, ‘represivo’ y otras ofensas que intentan desacreditar y debilitar su mandato. Cuando los manifestantes opositores en Venezuela usaron violencia en sus protestas, incluyendo bombas molotov, piedras, armas de fuego y otras formas violentas para agredir a la Guardia Nacional y a la policía, los medios internacionales los tildaron de ‘activistas en pro a la democracia’, ‘pacifistas’ y víctimas de la represión del Estado venezolano.

Veamos unos ejemplos. Un artículo del 23 de octubre del 2019 en el New York Times, sobre las protestas en Chile y el Líbano, mencionó a 15 personas que habían muerto en las protestas (cifra para esa fecha), como si el Estado no fuera responsable. Incluso, el periódico ‘del récord’, como suele llamarse, escribió que “los manifestantes atacaron a fábricas, incendiaron a las estaciones del metro y saquearon los supermercados (…) forzando a Piñera a desplegar tropas en las calles (…) al menos 15 personas resultaron muertas, y un Sr. Piñera claramente perturbado, habló de ‘una guerra contra un enemigo poderoso e implacable’”.

En contraste con la manera tan deferente y favorable como tratan a Piñera (el pobrecito presidente forzado a desplegar tropas contra el pueblo, al cual llama ‘enemigo’), el New York Times casi crucificó al jefe de estado venezolano. El “autoritario” Maduro es responsable por ‘masacres’, ‘violaciones de derechos humanos’, y frente a la crisis en su país ha ‘golpeado duro’ al pueblo, “enviando sus fuerzas de seguridad para aplastar la disidencia con operaciones mortales”.

Piñera llama al pueblo “enemigo” y dice que está en “guerra” contra los manifestantes, y los medios lo tocan con ‘guantes blancos’. Si Maduro habla con el mismo lenguaje, lo llaman un ‘dictador brutal’, un ‘tirano’ que manda con ‘puño de hierro’. Incluso, cuando Piñera abruptamente suspendió la cumbre APEC (Cooperación Económica Asia-Pacífico), que iba a contar con la presencia de Donald Trump y el presidente de China, Xi Jinping, medios como el Washington Post echaron la culpa a las protestas. Ni siquiera mencionaron los muertos o la brutal represión a manos de las fuerzas de seguridad chilenas, bajo órdenes de Piñera.  De hecho, a pesar de más de una docena de muertos, al menos un millón de manifestantes en las calles y la fuerte represión y violencia del Estado, yo no había visto ni un solo reportaje sobre Chile en los noticieros estadounidenses hasta que Piñera suspendió a la APEC, y eso porque se trataba de una visita de Trump a ese país. Los medios estadounidenses no han pasado ni un reportaje en pantalla sobre marchas de un millón de personas en contra de las medidas neoliberales de Piñera, marchas que fueron brutalmente reprimidas por el Estado, y miles de personas fueron heridas y detenidas.

A cambio, Venezuela ocupó las pantallas de los canales de cable y los noticieros  nacionales estadounidenses casi diariamente desde enero hasta junio, con auto-declarados expertos y pseudo analistas declarando la ‘pronta caída’ del régimen de Maduro. Pasaron entrevistas con el líder opositor Juan Guaidó, llamándolo ‘presidente’, aunque no goza de ese título legalmente, y repitieron una y otra vez los lineamientos del Departamento de Estado sobre Venezuela: Maduro es ilegítimo; la gente no lo quiere; la mayoría apoya a Guaidó; Maduro sale pronto; Maduro cae pronto; va a ser mañana; posiblemente hoy; aún no, pero pronto; ahora no se sabe cuándo, pero algún día será. El Departamento de Estado de Trump publicó 167 comunicados sobre Venezuela entre enero y octubre del 2019. Sobre Chile ha publicado 17 en el mismo periodo, y todos mencionan a Venezuela y la postura conjunta en contra de Maduro. Ninguno menciona las protestas en Chile, los manifestantes muertos o la represión del Estado. La hipocresía es tan gruesa que no se la puede tragar.

Otro caso parecido ha sido Ecuador, donde grandes protestas en contra del gobierno de Lenín Moreno han paralizado el país. El debilitado e impopular mandatario ecuatoriano hasta tuvo que mudar la sede del gobierno de Quito a Guayaquil para no enfrentar las protestas que llegaban hasta el palacio presidencial Carondolet. Moreno, como Piñera, usó tácticas de represión para neutralizar las protestas en su contra. Y como Piñera, tuvo que rendirse frente a las demandas del pueblo y retractar medidas impopulares como la eliminación de un subsidio en el precio de la gasolina. También como Piñera, Moreno impuso un toque de queda en ciertas regiones del país, y ordenó el uso de fuerza contra los manifestantes. Igual al caso de Chile, los medios estadounidenses no publicaron casi nada sobre la crisis en Ecuador y la brutal represión del estado contra el pueblo en rebeldía.

El Departamento de Estado sí tuvo algo que decir sobre las protestas en Ecuador, a diferencia de Chile. El 11 de octubre, el Secretario de Estado, Mike Pompeo, publicó un comunicado apoyando al presidente Moreno y los “esfuerzos del gobierno de Ecuador para institucionalizar las prácticas democráticas e implementar reformas económicas”. O sea, nada sobre la represión de Estado, la brutalidad contra los manifestantes o su derecho a protestar. De hecho, en su comunicado, Pompeo anuncia: “estamos monitoreando las denuncias sobre actores externos involucrados en las manifestaciones” en Ecuador. Pompeo se estaba refiriendo a las acusaciones sin fundamento de Moreno sobre supuestos vínculos de Maduro y Venezuela con los disturbios en Ecuador. Ni Moreno ni Pompeo presentaron pruebas para evidenciar o fundamentar esas graves acusaciones.

Por su parte, el New York Times no publicó mucho sobre Ecuador y las protestas anti-gubernamentales, con la excepción de algunos artículos favorables al gobierno de Lenín Moreno. Un reportaje del 3 octubre 2019, a comienzos de las protestas, se tituló “Ecuador declara estado de emergencia mientras trabajadores en huelga bloquean las vías”, como si el gobierno fuera forzado a imponer un estado de represión por las protestas en su contra. Aquí cabe mencionar que el gobierno de Maduro no ha impuesto ningún toque de queda (como hicieron en Chile y Ecuador), ni un estado de emergencia, a pesar de los múltiples intentos de golpe de Estado, manifestantes violentas, rebeliones militares y hasta atentados con bombas contra el presidente. Sin embargo, Maduro es el dictador, y Moreno y Piñera son los democráticos.

Finalizo este análisis con una muestra del tono tan distinto en los reportajes del New York Times sobre Ecuador y Venezuela.

El artículo sobre Ecuador termina así: “En una declaración el jueves, el Sr. Moreno denunció las protestas con lenguaje fuerte. ‘A aquellos que quieren imponer un caos como mecanismo para lograr algo, ha acabado su tiempo’, dijo. Agregó que no estaba dispuesto a reconsiderar la eliminación del subsidio de la gasolina: ‘Las medidas que hemos tomado son firmes’, declaró. ‘No hay posibilidad de cambiarlas’. (Semanas después, Moreno tuvo que retractarse y volver a imponer el subsidio)”.

Como pueden leer, el periódico estadounidense presenta a Moreno como un mandatario fuerte, firme y serio. Le dan la palabra final en el reportaje y censuran a sus opositores, quienes son tratados en el artículo como caóticos, violentos e irresponsables.

En contraste, vemos un artículo sobre Venezuela del 30 de enero del 2019, titulado “Maduro utiliza una fuerza especial policial para aplastar la disidencia”, que concluye citando no al presidente venezolano, sino a una opositora: “‘El gobierno te obliga a ser lo que ellos quieren’, dijo la sra. González. ‘Porque si no lo haces, te encarcelarán, o estarías muerto’”.

Como dijo el intelectual estadounidense Noam Chomsky, “la función principal de los medios masivos en Estados Unidos es movilizar el apoyo público para los intereses especiales que dominan al gobierno y el sector privado”.

Washington quiere un cambio de régimen en Venezuela para imponer un gobierno que favorece sus intereses. Ya lo ha logrado en Ecuador y Chile, por eso los medios hacen caso omiso frente a la represión estatal en esos países. Pero cuando se trata de Venezuela, no hay límites de su hipocresía y sus manipulaciones.

Tomado de La Santa Mambisa.

Excanciller de Ecuador: “Moreno se convirtió en un infiltrado de la CIA por chantaje”

EE.UU. descubrió unas cuentas secretas que él había abierto en Panamá, a través de su hermano, para guardar dinero de la corrupción”

El político ecuatoriano asegura que el mandatario se vio obligado a colaborar con el Gobierno de Estados Unidos para evitar develar graves casos de enriquecimiento ilícito

El excanciller ecuatoriano, Ricardo Patiño opositor del actual Gobierno acusó al presidente Lenín Moreno de trabajar para la CIA (Agencia Central de Inteligencia) de EEUU.

“Moreno se convirtió en un infiltrado de la CIA por chantaje (….) estamos completamente seguros de que mientras Moreno estaba en Ginebra ya estableció una relación muy cercana con la CIA y con el Gobierno de EEUU porque seguramente le descubrieron unas cuentas secretas que él había abierto en Panamá, a través de su hermano, para guardar dinero de la corrupción”, dijo Patiño. Sigue leyendo

«América Latina parece caerse a pedazos»

         Protestas en Ecuador.

Dos periodistas de El Nuevo Herald, Jim Wyss y Jacqueline Charles, publicaron un interesante análisis sobre la situación que vive esa área.

Sus autores comienzan diciendo que tiene lugar cuando en Washington avanza un probable juicio político a Donald Trump.

Anticipan su conclusión al escribir que, una vez más, América Latina y el Caribe «parecen caerse a pedazos».

Desde Perú hasta Ecuador, y desde Haití hasta Honduras, agregan, hay señales de problemas.

Además, frente a una Casa Blanca venida a menos, «no pasa una semana sin que surja un nuevo incendio político» en la región.

Las políticas nacionales son definidas por la realidad, pero los índices mediocres de crecimiento en el territorio son un factor importante, dijo Cynthia Arnson, directora del Woodrow Wilson Center sobre América Latina.

Ahora simplemente hay menos, si los comparamos con la década del auge en los años 2000.

El estancamiento económico es un trasfondo importante para entender lo que sucede en la región.

Hace cuatro meses —prosiguen los autores del análisis—, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su proyección de crecimiento económico para América Latina de 1,4 por ciento a solamente 0,6 por ciento.

¿Motivo? Políticas nacionales de los diferentes países y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El estudio recuerda que familias cuyo nivel las elevó en América Latina a la condición de clase media, «se ven regresando de nuevo a la pobreza».

Los antes citados periodistas opinan que ello explica la furiosa reacción en Ecuador cuando el gobernante Lenín Moreno cortó el subsidio al combustible para que el FMI concediera un préstamo de 4 200 millones de dólares.

Ahí se inició un incendio político aún no completamente apagado.

Esos enfrentamientos, cuya vanguardia quedó en manos de la comunidad indígena, a la que se han ido sumando trabajadores de distintos sectores, arrojaron un saldo de siete muertos y 1 507 heridos (de ellos, 435 policías).

Grupos de derechos humanos acusaron al gobierno de Lenín Moreno de uso excesivo de la fuerza, y su pretexto fue culpar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al líder ecuatoriano Rafael Correa de promover la crisis.

Sin embargo, no brindaron ni una prueba al respecto.

La ministra del Interior de Lenín Moreno, María Paula Romo, se atrevió a declarar:

«Hubo una protesta que se combinó con un intento de desestabilizar al gobierno y atacar la democracia».

Diversos especialistas se dieron la mano al opinar que, aun cuando Moreno parece haber sobrevivido al levantamiento, «su futuro está en duda».

La vida lo va demostrando de manera implacable.

La intromisión del FMI en Ecuador contada en 5′

Inna Afinogenova explica la situación de Ecuador en un video cargado de ironía. 

 

Las recetas del FMI no han funcionado en ningún país del mundo. Tampoco en el errático gobierno de Lenín Moreno, quien hoy abandonó Quito, la capital del país, y trasladó el Ejecutivo de Ecuador a la ciudad de Guayaquil. La gota que rebalsó el vaso fue el aumento del 123 por ciento de los combustibles la semana pasada y la posterior declaración del «estado de excepción» en todo el país.

El análisis realizado por la periodista Inna Afinogenova, de RT, recuerda la intervención del organismo de crédito en Venezuela en 1989, que desencadenó el Caracazo, y en la Argentina en 2001, y subraya que en febrero de este año Moreno y Christine Lagarde, la titular del Fondo de momento, pactaron un desembolso de 4200 millones de dólares, la primera parte de un préstamo de 10 mil millones, a cambio de la consabida receta de ajustes. 

 

En el video, RT acentúa que Moreno acusa de la situación a “la herencia recibida”, a pesar de haber sido el vicepresidente de Rafael Correa.

Rafael Correa habla sobre Lenín Moreno

disturbios-ecuador[1]

 

El expresidente de Ecuador Rafael Correa ha comentado este martes, en entrevista con RT, su punto de vista sobre la situación de Ecuador, país que sufre una intensa oleada de protestas contra el Gobierno de Lenín Moreno, a raíz de la aprobación de una serie de medidas económicas que podrían derivar en un notorio recorte de los derechos de los trabajadores.

Además, el exmandatario ha podido responder a las acusaciones que Moreno ha vertido contra él y contra el presidente Nicolás Maduro, al asegurar que ambos están detrás de las manifestaciones y los disturbios, que no cesan desde la semana pasada.

Correa ha señalado, en primer lugar, que las declaraciones del presidente ecuatoriano son “una muestra de la enajenación que tiene Moreno en todo su Gobierno”, y le ha reprochado que le culpen a él, constantemente, “del mal manejo económico, del crecimiento de la inseguridad y del fracaso de todas sus políticas“. En cualquier caso, Correa señala que “ya nadie puede creer” las afirmaciones de Moreno, porque su actitud “ya es realmente locura“.

“Los que robaron la democracia son ellos”

“Dicen que somos golpistas y que queremos desestabilizar al Gobierno”, denunció Correa, que se muestra convencido de que “los golpistas han sido ellos, que han roto la Constitución cuantas veces les ha dado la gana”. El expresidente señaló que a sus adversarios políticos “no les interesa la democracia: les interesa seguir controlando el poder, controlando al pueblo ecuatoriano” para poder aplicar unas políticas “que perjudican a las grandes mayorías pero benefician a sus negocios”. “Los que robaron la democracia son ellos”, sentencia al respecto.

Correa ha señalado en todo caso una “salida constitucional” para esta situación, y en su opinión no es otra que “anticipar las elecciones y que el pueblo vote“. “Así se resuelven los conflictos en democracia: en la urnas”, insistió el exmandatario.

El expresidente también ha comentado la manera en que los medios de comunicación hegemónicos están relatando lo sucedido en Ecuador. A su juicio, el comportamiento de estos medios es “vergonzoso”. “Es obsceno cómo ocultan la represión –indica Correa–: el país sufre una tremenda conmoción y ellos siguen pasando telenovelas y dibujos animados”.

Las acusaciones de Moreno

En concreto, Moreno había declarado textualmente que “el sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización“, y describió a ambos políticos como “corruptos” y evasores de la Justicia. “Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado“, aseguró el presidente, subrayando que las personas que incitan a la violencia son en realidad “individuos externos pagados y organizados”.

Moreno, además, ha anunciado el traslado de la sede gubernamental de la capital, Quito. “Me he trasladado a la ciudad de Guayaquil y he trasladado la sede de Gobierno a esta querida ciudad, de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen”, aseguró el mandatario.

“Puro cuento”: el pacto con el FMI

Correa también ha acusado al Ejecutivo de Moreno de mentir acerca del tamaño de su deuda para justificar un pacto con el FMI –del que surgen las polémicas medidas que tratan de imponer a la población– que no era necesario.

“Es puro cuento”, asegura el exmandatario, denunciando que sus rivales políticos “desde el principio traicionaron el programa económico para tratar de “imponer el neoliberalismo” y contentar así a los grupos de poder que respaldan a Moreno.

“Estos grupos buscaban el neoliberalismo, el ‘sálvese quien pueda’, y minimizar el Estado”, asegura Correa, que lamenta que Ecuador no se veía sometido a medidas económicas tan duras “desde hacía 14 años”.

Fuertes protestas

Marchas, concentraciones, manifestaciones, enfrentamientos con la Policía y otros actos de protesta se han sucedido en Ecuador desde que Moreno decretara el ‘paquetazo’, un conjunto de medidas destinadas a cumplir con el acuerdo alcanzado entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que financió al país con más de 4.000 millones de dólares.

Entre las medidas que han levantado la indignación de la población se encuentra el aumento del precio de los combustibles (que supone una subida del 123 % en el caso del diésel) y un conjunto de reformas laborales y tributarias que la Asamblea Nacional (Parlamento) deberá aprobar.

Las protestas continúan a pesar de que el país está bajo el estado de excepción, promulgado por el presidente el primer día que comenzaron las movilizaciones populares. Así, este lunes miles de personas pertenecientes a los movimientos indígenas de la región Sierra del país entraron en la capital, Quito, desde el sur de la ciudad, y se dirigieron al centro de la urbe.

Lo cierto es que Quito se ha convertido durante estos días en un campo de batalla entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, que intentan llegar hasta el Centro Histórico, donde se encuentra el Palacio de Carondelet, sede de la Presidencia, cuyas inmediaciones se encuentran reforzadas con vallas, alambres y tanques blindados.

Además, para este miércoles, 9 de octubre, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIRE) ha convocado una huelga general, con concentración en Quito.

Tomado de RT

 

Julian Assange fue espiado durante su estancia en la embajada de Ecuador

La compañía de defensa y seguridad privada española Undercover Global S. L., que fue encargada de proteger la embajada ecuatoriana en Londres, espió las 24 horas de día al fundador de WikiLeaks Julian Assange durante su estancia en la misión diplomática, informa el periódico español El País, citando documentos, videos y audio a los que ha tenido acceso.

De acuerdo con los materiales, los empleados de Undercover Global S. L., registrada en Puerto Real (Cádiz) y contratada por la Cancillería ecuatoriana para el período 2012-2018, se dedicaban a recopilar toda la información posible sobre Assange.

En concreto, las cámaras grabaron decenas de reuniones del ciberactivista con sus abogados y colaboradores, con quienes discutió su estrategia de defensa. Sigue leyendo

Vuelven los tiempos de indignidad

buque_eeuu[1]

En el primer día de atención del buque de la Armada estadounidense USNS Comfort, en la explanada de Autoridad Portuaria de Esmeraldas (APE), los esmeraldeños y ecuatorianos que asistieron para ser atendidos, se sintieron burlados, de acuerdo al reporte del diario La Hora de Esmeraldas, quienes reclamaron un hospital de especialidades.

El hecho concreto es que asistieron muchos pacientes y esto al parecer desbordó la capacidad de atención del USNS Comfort. Es ineludible que hayan surgido esos “problemas de organización”, ya que la presencia de ese buque tuvo su publicidad y se vendió intrínsecamente la idea de que solucionaba los problemas de salud de los habitantes de esa zona de nuestra geografía. Es evidente que la salud de un sector de la población no se remedia con la presencia esporádica de un ‘buque hospital’, y mucho menos resuelve la salud de pacientes con enfermedades que requieren de una atención sistemática o tratamientos de mayor complejidad. Sin embargo, esto no ha sido considerado por el gobierno de Moreno, ni por el ministro de Defensa, Gral. Jarrín, éstos han respondido al interés del gobierno estadounidense de permitir que el Comando Sur de los EE.UU. recupere influencia geopolítica/geoestratégica en países como el nuestro donde la había perdido.

Es claro que un Estado tiene que establecer políticas de salud de mediano y largo plazo, e implementar toda la infraestructura que se requiere para una atención digna de sus ciudadanos. En este sentido, han vuelto los tiempos de indignidad al permitir que un buque de la Armada estadounidense nos entregue como gran cosa, una limosna en materia de salud. En este marco, el trato dado a los ciudadanos ecuatorianos, es vergonzoso. Y decimos, han vuelto los tiempos de indignidad, porque cuando se permitió, violando toda nuestra normativa, la presencia del FOL (por sus siglas en inglés, Puesto Avanzado de Operaciones) estadounidense en la Base de Manta, ya vino por primera vez el USNS Comfort. El resultado concreto es que se trata básicamente de una operación psicológica, para enviar el mensaje de: -vean que buenos que son estos gringuitos-, más que un real impacto en la mejora de la salud de la población de esa circunscripción, porque no se trata de un programa de salud solidario y metódico, sino de una presencia ocasional, donde habrá habido casos de ciudadanos con problemas de salud menores que se vieron beneficiados con la atención del USNS Comfort.

La presencia en Ecuador del USNS Comfort rebasa lo antes analizado, es decir, su filantropía con la coartada de la salud. En los últimos meses, el Comando Sur de los EE.UU. ha desarrollado operaciones militares en zonas estratégicas de Nuestra América, que han contado con la participación del USNS Comfort. Así, el 17 de agosto se reunieron en Bogotá, el nuevo presidente de Colombia Iván Duque y el secretario de Defensa de los EE.UU., James Mattis, el tema central fue Venezuela. En esa ocasión, Mattis se comprometió a enviar el buque hospital USNS Comfort (el helipuerto del USNS Comfort tiene capacidad para el aterrizaje de aeronaves de guerra) a Colombia con el pretexto de atender la llegada masiva de venezolanos, migrantes que a propósito, en su gran mayoría no podían ser atendidos por el USNS Comfort, ya que su ruta de migración es por el interior de Colombia y no por sus costas. Lo cierto es que el USNS Comfort participó en el ejercicio militar naval UNITAS de septiembre de 2018, que tuvo como anfitrión a Colombia, y contó con la participación de Ecuador, que estuvo ausente de los mismos durante los últimos once años. La presencia de ese buque de la Armada estadounidense fue denunciada por el presidente boliviano Evo Morales como una invasión encubierta del gobierno de Trump a América Latina.

Tras estos ejercicios aún permanecen operando en Colombia cerca de mil efectivos de los EE.UU., principalmente en Santa Marta, Barraquilla y Cartagena, que eventualmente pueden trasladarse a la frontera con Venezuela. Como se ha hecho evidente en otras acciones de desestabilización del gobierno bolivariano, seguramente las misiones de esos militares seguirá siendo asesorar a opositores, civiles y militares venezolanos en acciones de sabotaje y entrenamiento de grupos paramilitares para atentados en Venezuela. Esta hipótesis se refuerza por el artículo publicado en The New York Times6, según el cual, la administración Trump busca planificar un golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro. De la misma manera, en el reportaje: ‘Conozca el verdadero objetivo del buque hospital del Comando Sur en Latinoamérica’7 , se denuncia la doble función que cumple el USNS Comfort, entre lo que se encuentra, recolección de información para futuras operaciones. Por otro lado, contraviniendo la Convención de Ginebra, el USNS Comfort tiene la capacidad de portar armas ofensivas.

Para terminar, lo más sorprendente del USNS Comfort, es haber encontrado que es parte de una lista de buques estadounidenses que son cárceles flotantes de la CIA8, esta denuncia la realizó una ONG del Reino Unido denominada Reprieve que investigó los vuelos de la CIA y en un informe señaló que 17 barcos de la Armada estadounidense fueron o están siendo utilizados para interrogar prisioneros encarcelados en esas naves9, en una especie de Guantánamos flotantes.

La presencia en esas condiciones del USNS Comfort, es una muestra más de la pérdida de soberanía del Ecuador, que ha dado varias señales de sumarse al aislamiento diplomático que busca generar el contexto que justifique una invasión militar a Venezuela.

Por Mario Ramos.Ecuador

 

 

Trasladan a exvicepresidente ecuatoriano a cárcel de máxima seguridad


El abogado de Glas denunció que este traslado representa una violación de los derechos humanos del exvicepresidente, al encontrarse delicado de salud.

El exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas fue trasladado este domingo a la cárcel de Latacunga, una cárcel de máxima seguridad, según aclaró su abogado, Eduardo Franco Loor.
«El Gobierno nacional está trasladando al exvicepresidente Jorge Lgas a la Cárcel de Laracunga, violando sus derechos humanos y lo responsabilizamos por su vida, toda vez que se encuentra delicado de salud», sostuvo Franco.
A través de la red social Twitter, el abogado ratificó que esta acción violenta su derecho de inmediación, ya que el proceso se encuentra en Recurso de Casación y calificó este desplazamiento como una «vendetta política» por parte del Gobierno ecuatoriano.
En un comunicado, la Secretaría de Comunicación informó que el traslado del exvicepresidente corresponde a razones de seguridad, tras la fuga del exsecretario de Comunicación Fernando Alvarado.
«Se garantizará su seguridad de acuerdo a los protocolos vigentes», señaló el organismo.
Este mes Glas cumplió un año de prisión en la Cárcel 4 de Quito, dentro del caso de asociación ilícita relacionado a Odebrecht, en el que fue sentenciado en calidad de autor a seis años de reclusión menor.

Un lugar en la blogósfera

la noticia rebelde

Yo Handry

«Algún día el yunque, cansado de ser yunque, pasará a ser martillo»

El joven cubano

Un blog de la vanguardia juvenil cubana

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

Bienvenidos al mundo de la tecnología

Blog de Tecnología y la informática

Blog de Tecnología

Recursos para Secundaria

El blog de tecnología

Un sitio sobre la asignatura de Tecnología

A %d blogueros les gusta esto: