Miami y su nuevo museo, un culto al terrorismo

Como una forma más de embolsarse el dinero de los incautos, en la ciudad de Miami se le da forma a un proyecto para construir el denominado Museo del “exilio” cubano, el cual se decidirá el próximo 15 de julio en reunión de la Comisión del Condado Miami Dade, y aprobar el lugar propuesto frente a la Bahía de Biscayne. Para esto se creó previamente la organización “Cuban Exile History Museum, Inc.”, que pretende exponer la historia de los “exiliados” cubanos en la Florida y sus aportes incluso en otros países.

Dicho museo pretende convertirse en una jugosa empresa que posibilite más ganancias, al procurar atraer también a los turistas que visiten la ciudad y así recuperar los 120 millones usd de su costo, el que aspiran a obtener de fondos privados recaudados entre las distintas comunidades de emigrados cubanos alrededor del mundo.

El nuevo museo competería con el actual Museo Cubano y con el de la Brigada mercenaria 2506, que fue derrotada en menos de 72 cuando invadió a Cuba por Bahía de Cochinos en 1961.

Si realmente se pretende armar un museo de la historia del llamado “exilio” cubano, no puede faltar la información de cómo surgió y sus acciones en contra del pueblo cubano de la Isla, sufragadas por el Gobierno de Estados Unidos y la ejecutoria directa de la CIA.

La primera sala tendrá que reflejar la acogida por el Gobierno yanqui desde el mismo del 1ro. de enero de 1959, de los asesinos, esbirros, criminales de guerra y torturadores de los cuerpos represivos del dictador Fulgencio Batista, todos prófugos de la justicia cubana, y muchos de ellos arribantes ilegales a territorio norteamericano.

No pueden faltar en la exposición de esa historia, las acciones desarrolladas por la Estación de la CIA en La Habana desde enero de 1959, el reclutamiento de espías, la introducción ilegal de explosivos y armas para hacer fracasar el nuevo gobierno revolucionario.

Hay que informarles a los visitantes a ese recinto expositivo que según los documentos oficiales estadounidenses, el 18 de enero de 1960 la CIA organizó la Rama 4 (WH-4) para dirigir la guerra sucia contra Cuba, mediante la cual la Casa Blanca aprobó los bombardeos a campos de caña de azúcar y otros centros industriales cubanos, con el empleo de avionetas piratas que volaban desde la Florida.

No podrá faltar en sus vitrinas una copia del documento ya desclasificado elaborado por el Coronel Jack Hawkins, jefe de la sección de personal paramilitar en el centro de operaciones de la Fuerza de Tarea de la CIA, en la denominada como “Operación Cubana”, que señala sin el más mínimo pudor que:

“Durante el período comprendido entre octubre de 1960 y el 15 de abril de 1961, se perpetraron alrededor de 110 atentados dinamiteros contra objetivos políticos y económicos, se colocaron más de 200 bombas. Se descarrilaron 6 trenes, se dejó inactiva la refinería de Santiago de Cuba durante una semana, como resultado de un ataque sorpresivo desde el mar. Se provocaron más de 150 incendios contra centros estatales y privados, incluyendo 21 viviendas de comunistas y 800 incendios en plantaciones de caña”.

Solamente desde el 28 de septiembre de 1960 hasta el mes de abril de 1961, según sus propios informes desclasificados, la CIA introdujo ilegalmente en Cuba 75 toneladas de explosivos y armamentos, mediante 30 misiones aéreas, más 46,5 toneladas en 33 misiones de infiltración marítima, para abastecer a grupos terroristas urbanos y bandas de alzados en zonas montañosas, creadas, entrenadas y financiadas por la propia Agencia Central de Inteligencia, que años más tarde integraron el “exilio”.

Una sala especial tiene que recoger el fracaso de la invasión por Bahía de Cochinos, aplastante derrota a manos del pueblo cubano que sin experiencia suficiente ni el armamento adecuado, acabó con los mercenarios de la Brigada 2506, que durante meses fue preparada en bases de entrenamiento en Centroamérica y la Florida, bajo la dirección de la CIA. Esa invasión a Cuba causó 176 muertos y 300 heridos, muchos de ellos campesinos indefensos. Los bombardeos a los aeropuertos de La Habana y Santiago de Cuba, días antes a la invasión, provocaron 8 muertos y 53 heridos.

La estimulación, abastecimiento y dirección por la CIA de las bandas de alzados en las zonas montañosas desde mayo de 1960, seguramente serán reflejados en sus salas, contando la verdadera historia de la injerencia yanqui en Cuba, las que eran abastecidas con armamento y explosivos, por medio de aviones y embarcaciones navales que partían desde territorio norteamericano.

En esa etapa los alzados asesinaron a maestros voluntarios, brigadistas alfabetizadores, campesinos, obreros agrícolas, estudiantes y milicianos. Las escuelas rurales y otros centros de enseñanza en zonas urbanas se convirtieron en sus principales objetivos de agresión. Las bandas, cometieron 196 asesinatos ycausaron 71 heridos, entre 1959 y 1965

No deben dejar de exponer que 152 centros de enseñanza fueron saboteados y de esos 85 quedaron totalmente destruidos; otros 13 centros recibieron daños de consideración.

El nuevo “museo del exilio cubano”, debe plantear como uno de los temas principales, que el terror causado en Cuba no distinguió edades ni sexos y reflejar con todo valor que por tales actos criminales desde 1959, se registran en el territorio cubano 138 niños muertos y 70 heridos por actos de este carácter, así como 55 mujeres muertas y 80 heridas.

Por esos actos terroristas orientados por la CIA, cerca de 30 salas cinematográficas y teatros fueron saboteados con artefactos explosivos y petacas incendiarias de fabricación norteamericana. Muchos de ellos ocurrieron en plena función, registrándose 48 personas heridas. Uno de sus autores es el hoy escritor y analista político Carlos Alberto Montaner, prófugo de la justicia por tales actos.

Los mejores centros comerciales fueron igualmente blanco de ese terrorismo, con la utilización de sustancias incendiarias como el llamado “fósforo vivo”, introducidos clandestinamente por los grupos de infiltración de la CIA desde Miami o abastecidos por la embajada norteamericana en La Habana.

El sabotaje al barco francés La Coubre en marzo de 1960, deberá tratarse en una sola de las salas del nuevo museo, como una de las acciones más crueles que realizó la CIA contra el pueblo cubano y los visitantes deben ver las imágenes tenebrosas de esa tragedia, donde murieron 101 personas inocentes, 400 resultaron heridas y más de 5 mil familiares quedaron afectados para siempre por ese crimen.

En estos 55 años, las acciones terroristas diseñadas y ejecutadas por integrantes del “exilio”, muestran un saldo de 5 mil 577 ciudadanos cubanos como víctimas del terror made in Miami, de ellos 3 mil 478 perdieron la vida y otros 2 mil 099 lisiados de por vida, algo que sin dudas deber ser del conocimiento de las nuevas generaciones y de los visitantes al museo.

Aspecto importante en las salas de la nueva institución deberá ser el sabotaje a un avión civil cubano en Barbados, en octubre de 1976, donde perdieron la vida 73 pasajeros personas inocentes y tendrán que exhibir una gigantografía de los asesinos a sueldo de la CIA, Luís Posada Carriles y Orlando Bosh, ambos refugiados del Gobierno estadounidense como héroes.

El secuestro de aviones es casi imprescindible en las paredes y estantes del nuevo museo, ya que entre 1960 y 2007 se contabilizan no menos de 96 secuestros o piratería de aviones y 2 helicópteros, de ellos 76 aviones fueron llevados a Estados Unidos. Solo 30 aeronaves fueron devueltas a Cuba.

Un elemento que debe causar un amplio interés entre los visitantes serán las violaciones del espacio aéreo cubano, en las que la organización terrorista radicada en Miami “Hermanos al Rescate”, ha jugado un papel primordial en las provocaciones, pues entre el 6 de julio de 1992 y el 24 de marzo de 1996, realizaron 15 violaciones del espacio aéreo cubano, con la participación de 42 aeronaves y ante esto las autoridades norteamericanas ni se inmutaron.

Su antecedente se remonta a 1960 donde en solo un año, 640 aviones y 24 helicópteros violaron el espacio aéreo cubano para acciones terroristas.

Una sala de las más visitadas será la del terrorismo biológico diseñado y ejecutado contra Cuba, con la participación del “exilio” cubano, donde el blanco principal fue y es la población inocente de la isla.

Virus, plagas y sustancias que generaran epidemias sobre las personas, la fauna y la flora, son los puntos fundamentales.

La meníngoencefalitis fue la primera en 1961 con una amplia propagación en la población infantil, a la que se le suma la del Dengue Hemorrágico en 1981, causante de la muerte de 158 personas, incluyendo 101 niños. El Dengue no se reportó nunca antes en Cuba y ahora es endémico y mata a decenas de personas cada año.

No debe faltar en las estanterías de la nueva institución la copia de la declaración del miembro del “exilio” cubano Eduardo Arocena, ante el tribunal federal de New York, recogida en la página 2189, expediente 2 FBINY 185-1009 de 1984, donde expuso que: “La misión del grupo encabezado por mi era obtener ciertos gérmenes e introducirlos en Cuba…”

El ganado vacuno y porcino, así como otras especies como conejos, peces y aves son las más afectadas por enfermedades como la fiebre porcina africana, el newcastle, brucelosis y conjuntivitis, entre otras.

Sobre la flora existen 17 enfermedades la mayoría sin reportes de antecedentes en Cuba, tales como el moho azul del tabaco, el Thrips Palmis, la roya de la caña, tristeza del cítrico, broca del café, sigatoca negra y otras más que atacan los principales reglones alimenticios.

El asesinato a diplomáticos cubanos y los explosivos colocados en embajadas no pueden faltar en las salas expositivas, como acciones donde participaron miembros terroristas del “exilio”.

La misión de Cuba ante la ONU fue la más afectada en 28 ocasiones, entre 1959 y 2012. El 11 de octubre de 1980 el diplomático cubano Félix García Rodríguez es asesinado.

El 4 de abril de 1972 estalló una bomba en la Oficina Comercial en Montreal, Canadá y murió el funcionario Sergio Pérez Castillo.

El 22 de abril de 1976 otra bomba en la embajada de Cuba en Lisboa, Portugal, mató a los diplomáticos Adriana Corcho Calleja y Efrén Monteagudo Rodríguez.

Representaciones cubanas en Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Honduras, España, Perú, Argentina, Venezuela, Noruega, Hong Kong, Congo, Jamaica, Guyana, Angola e Italia, fueron también blancos de ataques del “exilio”.

La “osadía” de algunos cubanos “refugiados” en Miami en sus incursiones ilegales en el territorio de Cuba, hay que reflejarlo de forma particular, entre ellas las de 1994 y 95 por “Alpha 66” cuando ametrallaron desde el mar el Hotel Guitar Cayo Coco, en la provincia de Ciego de Ávila y las de 1997 y 1998 planificadas y dirigidas por Posada Carriles con la participación de mercenarios centroamericanos.

Estos, con el apoyo de los fondos de la Fundacional Nacional Cubano Americana, hicieron estallar explosivos en los hoteles Hotel Meliá Cohíba, Capri, Nacional, Copacabana, Tritón y Chateau Miramar, así como en el mundialmente célebre restaurante “La Bodeguita del Medio”. En uno de ellos murió un turista italiano.

Uno de los salones que llamarán constantemente la atención de los visitantes será sin dudas la participación de destacados miembros del “exilio” en los planes de asesinato al presidente cubano Fidel Castro, algunos reconocidos e investigados por la “Comisión Church”, del Senado norteamericano, admitiendo en 1975 que los intentos de asesinato de la CIA contra Fidel comenzaron desde 1960 y se prolongaron hasta 1965, en los que participó la CIA en contubernio con la mafia norteamericana y otros criminales de origen cubano a su servicio.

Este tema resultará atractivo por ser el Jefe de Estado en la historia contemporánea, que más planes de asesinato ha tenido y ninguno logró su objetivo.

Quizás como aspecto final del recorrido puedan estar las actividades terroristas ejecutas por el “exilio” dentro de los Estados Unidos, donde los grupos anticubanos en complicidad con sus autoridades, han afectados intereses estatales y privados de otros países por mantener relaciones con Cuba.

Entre 1959 y 2012 se ejecutaron mil 614 actos terroristas, de estos mil 142 durante las once administraciones demócratas y 472 durante las republicanas, algo que muestra el “valor” de muchos cubanos radicados en Miami y que siempre han recibido total respaldo de congresistas como Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln y Mario Díaz-Balart, Albio Sires y Bob Menéndez, los más excelsos exponentes de los hijos de los esbirros batistianos, que tanto han contribuido a la conformación de los nuevos cubanos norteamericanos y que seguramente junto a Jorge Más Canosa, tendrán lugar privilegiado en los salones del nuevo museo.

(Tomado de El Heraldo Cubano)

@yoanisanchez demuestra que Cuba es prioridad oficial para los servicios de inteligencia de los Estados Unidos

Ahora mismo acabo de leer una noticia publicada por CubaDebate (1) donde nos muestra como nuestro país es una prioridad oficial para los servicios de inteligencia de los EEUU. No se a ustedes, pero eso a mi no me toma por sorpresa, lo que debían es decir a través de quien hacen su “trabajo sucio”. Eso tampoco es tan secreto, para ello cuentan con instituciones especializadas en fortalecer la “democraCIA” en aquellos países de interés, además de contar con “lacayos fieles” dispuestos a responder a las órdenes del imperio. De verdad que estos americanos son unos prepotentes, yo no se quien les dijo a ellos que son los más calificados para darle al mundo lecciones de democracia.

Bueno, hablando de instituciones serviles a los intereses americanos, tenemos a la NED (NATIONAL ENDOWMENT FOR DEMOCRACY), el IRI (INTERNATIONAL REPUBLICAN INSTITUTE) y el NDI (NATIONAL DEMOCRATIC INSTITUTE). Estás ONGs, desarrollan proyectos (2) para fortalecer los “valores democráticos” en Cuba (Fig 1), esto es una historia larga, el verdadero interés de estos “Think Tank” es hacerse de una “mascá” del jugoso presupuesto que los EEUU destinan para la subversión en la Isla. Claro, pero ellos necesitan de “nuevos líderes democráticos” para implementar sus programas, y quien mejor que la “cibermercenaria estrella” producto enteramente “made in USA”, para implementar las “órdenes del amo”, si, ya se que saben de quien hablo…nadie más podría ser tan servil como Yoani Sánchez. ¿Y qué beneficio saca Yoani por prestar sus “servicios”? Tranquilos, para eso se le entregarán muchos premios (en metálico) para que siga “inspirada” en su lucha por los “derechos humanos”, ¡ha! Pero nadie se puede enterar que los americanos son los que pagan.

Lo que se le olvida a Yoani es que en Internet todo está registrado, y por mucho que ella quiera ocultarlo y evitarlo, allí están sus vínculos con sus acreedores, sobre todo en Twitter, donde se supone que es un “usuario influyente”, aunque ya todo el mundo sabe que es un fraude (3). Resulta que la NED, el IRI y el NDI tienen gran cantidad de seguidores en Twitter (4) y una actividad constante en este medio social, pero las menciones al tema Cuba son muy pocas, y mucho menos a Yoani Sánchez.

El usuario @NEDemocracy y @yoanisanchez no se siguen mutuamente (5) (Fig 2). Si les soy sincero, eso me pareció un poco extraño. ¿Cómo que Yoani no le va interesar lo que escribe uno de los principales financistas de la contrarrevolución? Resulta que la NED paga a más de 15 ONG para desarrollar proyectos relacionados con Cuba, uno de los más activos es el CENTER FOR INTERNATIONAL MEDIA ASSISTANCE (CIMA). Definitivamente encontré la respuesta a mi pregunta anterior cuando pude observar que @yoanisanchez y @CIMA_MEDIA son “muy amiguitos” en Twitter (6) (Fig 3). Nada, que al final la NED se mantiene muy bien informado de las actividades de Yoani en Twitter, aunque no sea directamente ¿Y por qué tanto temor a que se conozca el vínculo directo?

Ahora tenemos al @NDI, el usuario más activo y con mayor cantidad de seguidores en las redes sociales de las 3 instituciones estudiadas. Claro, no se sorprenderán si les cuento que no existe relación con @yoanisanchez (7) (Fig 4). El NDI también desarrolla un programa para Cuba, su manager Rebecca De Mar también tiene presencia en Twitter (@rebeccademar), usuario poco influyente con solo 6 seguidores y siguiendo a otros 25 (8), por cierto, uno de ellos es @yoanisanchez. ¡Ha! ¿Y que pensaban? Ella es la jefa, la que paga, y tiene que seguir bien de cerca lo hacen sus lacayos. Eso si, Yoani no sigue a Rebecca (9) (Fig 5), no estaría bien que alguien con más de medio millón de seguidores se vincule con un usuario tan poco influyente, ya sería demasiado descaro si el vínculo fuera tan evidente, pero tu tranquila Yoani, “la jefa” siempre estará allí “observándote”.

Finalmente tenemos al IRI, cuyo programa para Cuba tiene como objetivo: “aumentar el acceso a la información y el fomento de la comprensión de la tecnología y el pensamiento innovador de los grupos sociales, estudiantes y ciudadanos con mentalidad empresarial”. Bueno, si este es el que pone el dinero para que Yoani acceda al Internet, pues entonces el vínculo tiene que ser directo, y así mismo es compañeros, @IRIGlobal y @yoanisanchez están “muy unidos” en Twitter (10) (Fig 6). Ojo, el acceso a las nuevas tecnologías será solo para Yoani y su piquete de “serviles lacayos”, no para los miles de niños que en las escuelas de nuestro país lo necesitan para su formación académica.

Resulta también que @NEDemocracy, @IRIGlobal, @NDI y @yoanisanchez, tienen 5 seguidores en común (11), entre ellos resaltan los directivos del IRI: Kimber Shearer (@KimberShearer) y Tony Garrastazu (@GarrastazuTony). Estas instituciones y Yoani Sánchez se encuentran siguiendo a 45 usuarios en común (12), entre los que resaltan: Jared Cohen (@JaredCohen) (Fig 7) (si, el mismo funcionario de Google que está visitando nuestro país, y entre otras reuniones, visitó a Yoani en su casa (13)), Ileana Ros-Lehtinen (@RosLehtinen) (sin comentarios), Roberta Jacobson (@WHAAsstSecty) (Sub Secretaria de Estado, la misma que impidió que el trovador cubano Tony Ávila cantara en Puerto Rico (14)). ¡Ummm, cuántos intereses comunes entre las ONG y Yoani!

Los EEUU desarrollan una guerra sucia en contra de Cuba, que a nadie les quepa duda de eso, para eso cuentan con sus instituciones específicas y sus “serviles lacayos” para hacer cumplir sus objetivos, ahhh, y con mucho dinero para pagar. Pero siempre hay algo que le falla a los yanquis, por mucho que traten de ocultarlo, la verdad siempre saldrá a flote, siempre estamos dispuestos a quitarle la careta a cada uno de sus falsos “agentes de cambio”. La democracia en Cuba es parte del pueblo, por eso hoy me siento con fuerza y con derechos para denunciar cada una de sus violaciones de los derechos de nosotros los cubanos.

Fuentes:

(1) http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/06/30/revelan-lista-de-gobiernos-que-eeuu-somete-a-estrecha-vigilancia-incluye-a-cuba/#.U7LCk_utge4
(2) http://www.ned.org/where-we-work/latin-america-and-caribbean/cuba. http://www.iri.org/countries-and-programs/latin-america-and-caribbean/cuba. https://www.ndi.org/cuba.
(3) http://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/02/26/prueban-fraude-tras-seguimiento-a-yoani-sanchez-en-twitter/.
(4) https://twitter.com/NEDemocracy. https://twitter.com/IRIglobal. https://twitter.com/NDI
(5) http://twopcharts.com/checkfriendship?user=nedemocracy&user2=yoanisanchez
(6) http://twopcharts.com/checkfriendship?user=CIMA_media&user2=yoanisanchez
(7) http://twopcharts.com/checkfriendship?user=ndi&user2=yoanisanchez
(8) https://twitter.com/rebeccademar
(9) http://twopcharts.com/checkfriendship?user=rebeccademar&user2=yoanisanchez
(10) http://twopcharts.com/checkfriendship?user=ndi&user2=yoanisanchez.
(11) http://www.tweepdiff.com/yoanisanchez/ndi/nedemocracy/iriglobal?s=2&n=50
(12) http://www.tweepdiff.com/yoanisanchez/ndi/nedemocracy/iriglobal?s=2
(13) http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/presidente-ejecutivo-de-google-visita-cuba-318859
(14) http://www.miamidiario.com/noticia/326063

(Tomado de La Santa Mambisa)

Matanzas y Pinar del Río serán sedes de tope entre Cuba y Estados Unidos

Serán definitivamente el Capitán San Luis, de Pinar del Río, y el Victoria de Girón, de Matanzas, los cuarteles generales del campeón y el subcampeón de la pelota cubana, los estadios que acogerán el tope de béisbol entre la selección nacional universitaria de Estados Unidos y Cuba.

Para la ocasión se definió un calendario de juego que “comenzará en los predios matanceros los días 23 y 24 de julio y concluirá en tierras pinareñas en las fechas 25, 26 y 27, con hora de inicio para los partidos a las siete de la noche”, expresó Higinio Vélez Carrión, director nacional de béisbol, quien argumentó que esas sedes es un estímulo a los equipos de las dos provincias por sus resultados en la campaña nacional y también para la afición que tanto los apoyó.

Agregó, además, que la preselección cubana que se medirá al conjunto visitante se dará a conocer el próximo lunes en conferencia de prensa. Según el propio Vélez, la escuadra estadounidense es muy similar a la que nos derrotó en cinco ocasiones en julio del pasado año.

“Es una selección de los mejores jugadores universitarios de ese país, joven, pero con muchos partidos jugados. La afición recordara que eran conjuntos de ese tipo los que le disputaban a Cuba la supremacía en campeonatos mundiales y otros certámenes a nivel continental y olímpico”, explicó.

Por la propia fuente, se conoció de la salida del país, mediante el inescrupuloso tráfico ilegal de personas, del que fue jugador del equipo Industriales, Yasmani Tomás.

(Tomado de Granma)

A nuestras espaldas

Seis privilegiados jóvenes cubanos visitan ahora Washington como premio por su graduación de seis meses en un curso universitario en Miami, dentro las becas “Somos un solo pueblo”. Hasta ahí suena muy bonito, pero en verdad es parte de un proyecto que trata de crear lideres artificiales para cambiar el sistema político cubano.

¡Que lástima!…pues sus guias en la gira son miembros de la “Fundación para los Derechos Humanos en Cuba”, y son escoltados a edificios históricos de la democracia norteamericana para enseñarles a como mejor ser plattistas.

Esta gran república (U.S.A) con toda su bella historia de mejoramiento ciudadano y derechos civiles no puede ser copiada e implantada en Cuba. Seria una torpeza política más parecida al rústico imperialismo, que a la amistad fraternal entre pueblos. EE.UU. como República, ha tenido altas y bajas en los derechos humanos, en parte por la persistente costumbre de resolver sus crisis a lo capitalista. Aquí casi todo se resuelve con dinero. Eso trae consecuencias negativas para la solidaridad social, y la política exterior, que casi siempre tiene toques de imperialismo.

Es un buen país pero con grandes problemas, y sus ciudadanos están acostumbrados a desconfiar de su gobierno. No por eso dejan de ser patriotas. Por eso me preocupa este tipo de experimentos políticos patrocinados por las élites gobernantes. Estos estudiantes cubanos no están encontrándose con la real sociedad civil norteamericana (por muchos museos que visiten), sino con la sociedad política.

Ellos mismos fueron escogidos para estas becas por su perfil ideológico, y para nada son representativos de la juventud cubana, pues al no ser elegidos por nadie ese título le queda grande a cualquiera. Si empezamos con ese filtro contrarevolucionario y terminamos con un “lavado de cerebro fino”… lo que saldrá de esta combinación de factores negativos sera una mezcla peligrosa de mercenario seudopolítico y admirador de valores ajenos. Lejos de ayudar a otros jóvenes cubanos a su regreso, mas bien serán un grupo portador de contravalores y de baja espiritualidad. Ya que todos ellos en el fondo de sus almas, saben que lo que hacen puede traer destrucción a su patria, a sus contemporáneos que dejaron atrás.

Es más, futuras generaciones pueden sufrir consecuencias por ese egoísmo. Para nada eso ayuda a la nación cubana.

Cuando los intercambios culturales, académicos o de cualquier tipo (como el clásico “student exchange program”) se hacen sin ir acompañados de una amistad diplomática, puede haber un desbalance. Si hay una buena voluntad política de acercamiento entre los pueblos, el lado mas fuerte e influyente, que es Estados Unidos, debe tener mucho tacto para no ofender la otra parte.

Una nueva generación de ideólogos mal formados dirigen hoy las entidades políticas que desarrollan estos proyectos en Estados Unidos. Hay una decadencia administrativa en Estados Unidos, pero los años de poder hegemónico han dado cierta arrogancia a las élites del pensamiento. Por lo tanto, perjudicial para la imagen de este gran país a nivel internacional. Las revoluciones de colores planeadas para reclutar jóvenes e intelectuales descontentos o codiciosos, son el peor ejemplo de la decadencia política que aisla a norteamerica, y los intereses mezquinos de la extrema derecha cubanoamericana incrementan aún más esta idiotez intelectual que subestima la inteligencia natural y sencilla de los pueblos.

(Tomado del blog de Yadira Escobar)

Sencillamente, Fernando

Teniéndolo al lado, todavía es posible que se nos resista el pedestal para hacerlo caminar por la senda del resto de los hombres, pero si le preguntas, Fernando González Llort te dice enseguida que es uno más y que sus valores son los de todo el pueblo.

Escucharlo, no obstante, no deja de ser sobrecogedor. Es, a pesar de una timidez anunciada que por suerte no se concreta, un conversador excelente, capaz de hilvanar las ideas completas como paisajes, y su voz, siempre baja, totalmente amable, como él mismo, en todos los sentidos y formas de esa palabra, desde el pasivo adjetivo hasta la más improbable arquitectura del verbo…

¿Qué fue lo más difícil de estar en prisión?

La separación física del lugar donde uno nació y se crió, la lejanía de las personas que quieres, de la familia, y la añoranza, una añoranza por la casa, por la tierra, por las costumbres de tu país, que es lo que más se extraña.

Yo, que nací y crecí en La Habana, y me acostumbré a la visión del mar todo el tiempo, me sorprendía extrañando el mar, esa sensación de sentirlo cerca. Uno extraña la vida privada, los detalles de esa vida, esas son las cosas que de vez en cuando me golpeaban duro.

Claro que a veces bloqueaba esas cosas, no es que no pensara en la casa, en la familia, pero se crean mecanismos de defensa para que ese pensamiento no se convierta en un dolor que después es difícil de sacarte de encima.

Todas las horas duran lo mismo, pero al margen de ese principio, algunas son más largas que otras. En esas circunstancias de encierro, ¿cuáles eran las más lentas?

No había una hora en específico, pero si había algún momento en el que uno se ponía especialmente bucólico, era el de los domingos por la tarde. Creo que, en general, es un momento en que las horas adquieren una lentitud que te pone a pensar, y a añorar cosas.

¿Qué enseñanzas le dejó la terrible escuela del presidio?

 
A nivel psicológico, a uno le queda la constancia de la capacidad del ser humano de sobreponerse a cualquier circunstancia, no importa lo dura y lo terrible que sea y, por tanto, el entendimiento de que no hay nada que una persona se proponga que sea imposible de lograr, si pone esfuerzo, sacrificio, tiempo en luchar por eso que quiere.

Y eso, verte venciendo dificultades, te da una gran seguridad en ti mismo.
Desde el punto de vista político-ideológico, puedo asegurar que yo me convertí en más revolucionario y fidelista, y en mejor cubano y hombre, después de pasar esa experiencia. Cuando me vi preso, me dije, estás aquí por una razón y tienes que aprovechar este tiempo en mejorarte.

Por eso, me dediqué a estudiar, a hacer ejercicios físicos, a ocuparme de mí, porque era la manera de no dejarme vencer, era la manera de que no ganaran, de devolverle al menos una parte del golpe.

¿Qué sentimientos le provocan el resto de los cubanos que decidieron pactar con el gobierno federal y abandonaron la causa revolucionaria?

En estos momentos, sinceramente, ya no me provocan sentimiento alguno: ellos sabrán qué hacer con sus conciencias, para mí es una cuestión muy personal que dejé atrás. Pero tengo que confesar que en aquellas circunstancias fue un golpe muy duro, no puedo hablar por el resto de mis hermanos, pero para mí esa ruptura fue lo más difícil de ese proceso.

Con el tiempo, comprendí que cada cual tiene sus circunstancias y que, al final, era su decisión aunque me sorprendiera, porque los conocía a casi todos, aunque muchos de ellos no lo hicieran entre sí.

¿En qué pensó, en quién pensó cuando tomó la decisión de seguir firme en la causa de Cuba, cuando optó por no traicionar?

Yo no tomé ninguna decisión porque, aunque tenía la opción de la traición, nunca sentí que tuviera otra alternativa que seguirle siendo fiel a mi causa. Para decidir, uno tiene que intelectualizar las alternativas y pensar en ellas. Yo no tenía nada que pensar.

¿Cómo se siente tener tanto contacto físico, muestras de afecto, abrazos, besos…, después de 15 años de tener tan pocas oportunidades de cercanía con otro ser humano?

Es raro, en el mejor sentido. A la cárcel uno no va a hacer amigos, de modo que las relaciones, aunque haya cierta simpatía, son por lo general superficiales desde el punto de vista emotivo, y todo contacto físico está, por supuesto, descartado en esas circunstancias.

De esas cosas, uno no se percata hasta que llega a Cuba, y es todo lo contrario. En los primeros momentos, terminaba agotado incluso de las reuniones familiares y no entendía por qué, hasta que me di cuenta de la carga emotiva de esos momentos, después de tanto tiempo sin tener algo así, de poder conversar de temas familiares, con gente que uno quiere, tener esa conexión emocional.

Pero es gratificante tanto cariño. Y no me desagrada para nada que la gente me abrace, porque yo los abrazo también.

El recuerdo tiene la manía de magnificar la belleza de las cosas que dejamos atrás, y añoramos. ¿Es más bello el recuerdo que lo que encontró a su regreso?

Es cierto que el recuerdo hace que imagines las cosas mejor de lo que eran, pero la Cuba que encontré es mucho más bella que la de mi recuerdo, no sé si por la emotividad del regreso a casa, por todas esas emociones juntas, pero así lo veo todavía.

Realmente mucho ha cambiado desde la última vez que estuvo en Cuba…
Yo no creo que hayamos cambiado tanto, la vida es la misma y los cubanos también, lo que sí se ha diversificado la sociedad. Uno camina ahora mismo La Habana Vieja, que yo tanto caminé en otros tiempos, y ve una serie de expresiones comerciales que antes no existían, caminas Viñales, y es igual.

La ciudad también ha cambiado, uno ve edificios nuevos y extraña otros que ya no están. Pero seguimos siendo los mismos, en la esencia.

Ha sido impactante la respuesta de la juventud a su presencia, la conexión, el interés sobre todo al tenerlo cerca, al hacerlo palpable. ¿Cree que la Cuba de hoy, que estas nuevas generaciones puedan dar otros hombres como ustedes?

Absolutamente. Entre la población cubana existen millones de personas que hubieran podido hacer lo que nosotros hicimos. No somos la excepción, porque los valores que los Cinco defendimos durante todos estos años son los de todo un pueblo.

De los jóvenes, siempre se han dicho cosas. De nosotros decían que éramos locos, irreverentes…, y siempre levantaremos opiniones, pero yo creo que esta juventud es una garantía, no importa que tengan códigos diferentes, un vocabulario propio de su edad. Por supuesto, hay que trabajar más con la juventud, ayudarlos, guiarlos desde el punto de vista político e ideológico.

Después de tanto tiempo alejado, forzosamente, de su familia, ¿cómo lidia con la necesidad de sus seres queridos de tenerlo cerca y esta nueva ausencia, llamado por sus responsabilidades y su compromiso con la causa de sus hermanos que todavía están en prisión?

Lo hago tratando de dedicarles todo el tiempo que puedo. Ellos, por su parte, no me pelean porque me entienden como me han comprendido todos estos años en los que no sabían por dónde yo andaba ni qué hacía, más allá de la historia que les hice, de que estaba en algún tipo de intercambio comercial en el extranjero.Ellos asumen esta etapa con toda la seriedad y el compromiso de siempre.

Su madre, hablando de familia, es un ser excepcional, por lo menos esa es la visión que nos queda a todos los que hemos asistido a su activismo por su regreso. Imagino que si la amaba antes, ese sentimiento se haya magnificado en este tiempo…

Mi mamá, Magalys Llort, es muy especial. A través de ella, recibí una serie de valores, el sentido de responsabilidad, deber, honor, fidelidad, lealtad, honradez…, que me hicieron el hombre que soy, aunque también los tuve de mi padre, pero ella influyó mucho en mi formación, en mi educación desde niño.

A veces creo que sus características son las que busco y valoro como importantes a la hora de seleccionar personas a las cuales acercarme, incluso desde el punto de vista amoroso.

Por supuesto, el nivel de respeto, de admiración y de amor por mi madre, se ha multiplicado por mil.

¿Qué le dijo a su madre cuando pisó suelo cubano, cuando pudo por fin abrazarla en libertad?

A mi regreso, ese día que nos encontramos en el aeropuerto, todo fue tan emocionante, tan emotivo…, que no lo recuerdo. Sé que la besé, le dije algo y la abracé, porque eso es lo mío.

¿Cuál fue su primera acción de total libertad, cuando pudo estar finalmente solo?

Sinceramente, la primera vez que pude estar en una habitación a solas, sentí una sensación de rareza muy grande, porque la primera realidad de una prisión es la pérdida absoluta de tu privacidad, y de pronto estar en un sitio en silencio, sin personas pasando constantemente por los pasillos, fue impactante.

Para usted, ¿qué es la libertad?

Yo tuve un profesor de Literatura en el Instituto de Relaciones Internacionales, de apellido Gálvez, que había luchado en los tiempos de la República Española y fue de los que llegaron exiliados a Cuba que un día, cuando le preguntamos qué era la libertad esperando una respuesta más filosófica, nosotros que veníamos del aula con todos aquellos conceptos de los más variados pensadores, nos respondió, sencillamente, que la libertad era poder hacer lo que te dé la gana. Y así lo pienso también.

La libertad es tener la oportunidad de decidir, de tener opciones. Cuando vas al exterior, por ejemplo, se dice que en Cuba no hay libertad, cuando en realidad sí la tenemos, porque el cubano optó por tener este sistema social, y esa es la expresión máxima de su libertad.

¿Cuál es su concepto del amor?

Es un sentimiento de vínculo intenso con una realidad que es externa, que puede ser una mujer, de naturaleza emotiva, o con la realidad de un país, de una Patria.

En 15 años en prisión se perdió de hacer, de ver muchas cosas. ¿Qué es lo que más añora de todo eso a lo que no pudo asistir?

Tener hijos, y todo lo que eso implica.

(Tomado de Venceremos)

El Nuevo Herald tira sus garras sobre Venezuela en Twitter

Hay un refrán que dice “a río revuelto, ganancia del pescador”, y en eso de “pescar oportunidades”, aunque sea inventando mentiras y cuentos, El Nuevo Herald tiene el uno, mucho más si se trata de tomar “parte activa” en la campaña de desinformación mundial en contra del hermano pueblo de Venezuela, eso si, que nadie se preocupe por el presupuesto, de eso se encargan los oligarcas venezolanos radicados en Miami. ¡Ahhh! Entonces todo está bien, si hay dinero, den por seguro que allí estará El Nuevo Herald, siempre en busca de la “gran mascada”… es decir… de la “gran noticia”.

¿Por qué utilizar Twitter para bombardear mediáticamente a Venezuela? Sencillo, los internautas venezolanos son muy activos en Twitter, ocupan el 4to lugar a nivel mundial (Fig 1), incluso por encima de los usuarios de EEUU. En Venezuela hay casi un celular activo por habitante (1), y recientemente se implementó la tecnología 4G LTE (2), la cual permite aumentar por 10 la velocidad de transmisión de datos, esto tiene una sola traducción, facilidades inmensas para la utilización instantánea de Twitter. Por cierto, toda esta tecnología está en manos de la derecha, que son los que mayor uso le dan a favor de la tergiversación masiva de la información.
Fig1. Ranking mundial por países de usuarios activos en Twitter

Con el término “Venezuela” se comparten casi 5 millones de mensajes en un mes (3), esto es mucho tráfico y un referente a nivel mundial. La campaña mediática en Twitter, orquestada en contra de nuestra hermana nación es inmensa. Claro, El Nuevo Herald no podía quedarse atrás, tenía que tomar “cartas en el asunto” y representar los “intereses” de los venezolanos radicados en Miami, sobre todo si esto significa aumentar los pocos menos de 27 000 mensajes publicados por el usuario @elnuevoherlad (4).

La principal audiencia del Herald siempre han sido la comunidad cubana radicada en el Sur de la Florida, pero eso ha ido cambiando un poco, influenciado por la situación en Venezuela. En el último mes, el usuario @elnuevoherald compartió en Twitter 31 mensajes relacionados con el término “cuba” y 25 con “venezuela”, bastante similar, lo intrigante es la frecuencia de publicación. Como promedio, se publican diariamente 2 o menos noticias relacionadas con “cuba”, en el caso de “venezuela” hubo más días en que se publicó igual o por encima de este promedio (Fig 2). ¿Por qué compartir más mensajes vinculados a Venezuela? Porque los usuarios de ese país son más activo y tienden a compartir más. Miren este ejemplo para que se entienda mejor, en el último mes, se compartieron 1 375 twits publicados por el @elnuevoherald relacionados con “venezuela” (5) y en el caso de “cuba”, 359 en el mismo periodo (6). Nada, que la estrategia es sencilla, centrarse en los usuarios y temas que le generarán más tráfico.

Fig 2. Mensajes escrito por @elnuevoherald relacionados con “Cuba” y “Venezuela”

Pero hay una cosa que el Herald no tiene calculada, que los números te garantizan amplia audiencia, pero solo por un tiempo, la mentira tiene patas cortas, al final la verdad siempre triunfa. Si de cuestión de números se trata, solo hay que observar las etiquetas más utilizadas en estos momentos en Venezuela, a cuatro días de inaugurado el mundial en Brasil es de suponer que la mayoría de las 81 etiquetas populares estén relacionadas con el Fútbol, pero entre estas, resaltan dos que demuestran el apoyo rotundo al socialismo y el rechazo a las actividades fascistas de la oposición: #OposicionGolpista y #VenezuelaRechazaAlFascismo, y por cierto, se compartieron mucho más que la utilizada por la oposición: #ConcluJUICIO2 (Fig 3).

Fig 3. Comparación etiquetas relacionadas con el chavismo y la oposición. 130614 hasta las 02:27

En Twitter también triunfa el socialismo venezolano, la gente de pueblo, los que quieren sacar adelante al país por la vía pacífica y del diálogo, allí también hay jóvenes, pero no los oligarcas que se dejan confundir fácilmente, los comprometidos, los que escogieron seguir el legado de Chávez, el comandante invicto. Allí está Venezuela, triunfando con paso firme. ¿Será que los señores del Herald no navegan por el mismo Twitter que veo yo, o quizás, no les conviene mostrar la verdad de la rotunda victoria del pueblo venezolano?

Referencias

(1) http://www.venezueladefensa.com/2010/08/en-venezuela-hay-casi-un-celular-activo.html

(2) http://www.eluniversal.com/vida/130908/venezuela-ya-dispone-de-red-4g-lte-para-telefonos-celulares

(3) http://topsy.com/s?q=venezuela&window=m

(4) http://topsy.com/s?q=%40elnuevoherald&window=m

(5) http://topsy.com/s?q=%40elnuevoherald%20venezuela&window=m

(6) http://topsy.com/s?q=%40elnuevoherald%20cuba&window=m

(Tomado de Miradas Encontradas)

La inocencia de Gerardo (II) La verdadera conspiración

El Cargo 3 (conspiración para cometer asesinato) no era parte de la acusación inicial contra los Cinco. Fue agregado, sólo contra Gerardo Hernández Nordelo, más de siete meses después, cuando él y sus compañeros permanecían en prisión, en confinamiento solitario y no podían defenderse.

Durante ese tiempo la prensa local de Miami dio cuenta de reuniones entre el FBI, los fiscales y jefes de bandas terroristas en las que prepararon y anunciaron esa calumnia antes de presentarla formalmente a la Corte.

El Cargo 3 se basaba en dos premisas absolutamente falsas. La primera era un supuesto plan del gobierno de Cuba para derribar, en aguas internacionales, unas aeronaves norteamericanas. La segunda, que Gerardo Hernández Nordelo era parte de ese plan.

Detengámonos ahora en el primer punto. Tal acción, disparar contra aviones de matrícula estadounidense en la alta mar (lo que la ley norteamericana describe como la “jurisdicción especial de Estados Unidos”) hubiera sido un acto de guerra. Alegar que las autoridades cubanas planeasen realizarlo es lo mismo que afirmar que ellas decidieron, en febrero de 1996, agredir a su poderoso vecino y desencadenar un conflicto bélico de proporciones incontrolables. Su resultado, cualquiera lo comprende, habría sido la destrucción física de la isla y el fin del proceso revolucionario.

¿Había acaso antecedentes para semejante conducta? En la larga disputa de más de medio siglo entre ambos países no hay precedente alguno de nada parecido. En su colosal campaña de propaganda hostil Washington jamás ha achacado a Cuba intentar atacar militarmente a Estados Unidos.

Ni una sola vez alguien procedente de la isla o armado por Cuba ha desembarcado allá con ánimo belicoso. Jamás se ha producido alguna incursión cubana a las costas norteamericanas ni contra la zona usurpada a la isla en la Bahía de Guantánamo. Nunca, aviones o embarcaciones nuestros penetraron ilegalmente el espacio aéreo o marítimo de Estados Unidos, ni siquiera en persecución de los que, procedentes del norte, han agredido a Cuba en numerosas ocasiones causando muertes y destrucción.

De hechos de ese tipo Cuba ha sido siempre la víctima y Estados Unidos el victimario o, al menos, cómplice. La historia de la diplomacia revolucionaria está repleta de protestas cubanas, en incontables notas oficiales entregadas al Departamento de Estado y en discursos y declaraciones en la ONU, la OEA y otros foros internacionales, divulgados por los medios de prensa. Nuestros archivos rebosan de tales denuncias y también guardan las respuestas, algunas constructivas, de Washington, incluyendo, por cierto, las relacionadas con las provocaciones de los llamados Hermanos al Rescate durante el año 1995 y las primeras semanas de 1996.

Nunca hubo quejas estadounidenses porque a nadie se le ocurrió en ningún momento atacar a ese país.

¿Por qué hacerlo en febrero de 1996? ¿Cómo explicar que entonces, precisamente, fuéramos a provocar un enfrentamiento militar directo con Estados Unidos, algo que a lo largo de los tiempos habíamos logrado evitar?

En aquel momento Cuba atravesaba su peor crisis, vivía la más profunda depresión económica, su PIB había caído de un golpe en más de un tercio con la abrupta desaparición de la URSS y sus socios del CAME. No tenía aliados en una América Latina toda ella administrada por gobiernos neoliberales y dóciles a los dictados de Washington. Cuba no habría tenido nada que ganar y lo habría perdido todo. Emprender una acción de ese tipo habría sido más que un suicidio, una estupidez. Y hasta los peores enemigos de la Revolución cubana reconocen que su política internacional se ha caracterizado por lo contrario, por la sabiduría y la coherencia.

Afirmar que Cuba quería provocar la guerra con Estados Unidos era un insulto a la inteligencia humana.

El sábado 24 de febrero además, no era en La Habana, exactamente, un día de aprestos bélicos. Soleada, fresca, la jornada de aquel tibio invierno habanero parecía bien distante de cualquier idea de pelea y mucho menos de conflicto armado. Por ningún lado se veían desplazamientos de tropas ni equipos militares. No había movilización o preparación militar alguna.

Había, eso sí, un gran gentío en las calles. Sobre todo hacia el norte y el centro de la ciudad. Muchos se agolpaban en el Malecón, presenciando una competencia náutica internacional a lo largo del litoral. Otros se ocupaban en los preparativos de lo que sería más tarde el último paseo del Carnaval. Muchos, en fin, iban hacia el Stadium de beisbol para asistir a un juego decisivo entre el equipo insignia de la Capital y su principal rival.

En la Universidad se había celebrado el Aniversario 40 de la fundación del Directorio Revolucionario y los participantes, combatientes de antaño y jóvenes estudiantes, compartían el almuerzo en el Malecón desde donde veían el despliegue de personas, alegres y despreocupadas.

Nadie, en aquella multitud, imaginaba que hacia ellos avanzaba la tragedia.

Sólo lo sabían en Washington. De ello hay constancia escrita en documentos oficiales norteamericanos alertando a sus centros de vigilancia de radares, varios días antes, que el 24 de febrero habría un incidente. Como consta que el Departamento de Estado llamó al Aeropuerto de Miami para confirmar la salida de los aviones, y que registraron su trayectoria, desde que despegaron y atravesaron la jurisdicción norteamericana y nada hicieron para detenerlos pese a que lo hacían violando todo el tiempo su plan de vuelo. Todo fue reconocido en el informe que Estados Unidos entregó a la Organización de Aviación Civil Internacional e 1996 y en otros textos oficiales.

Desde el año anterior, además, los dos gobiernos intercambiaban notas diplomáticas y mantenían contactos reservados acerca de las peligrosas incursiones de Hermanos al Rescate y sobre el proceso que Washington había iniciado contra el Jefe de ese grupo por sus violaciones anteriores, que eran suficientes para no autorizarlo a volar ese día. (Esa medida elemental la tomó finalmente Washington, pero sólo después de la desgracia).

Quien nada sabía de lo que pasaba era Gerardo Hernández Nordelo. Él tampoco podía hacer algo para evitar que los aviones volasen ni que entrasen en el espacio cubano, ni para desviar o interrumpir su vuelo. No era él, sino Washington quien podía impedir la tragedia, a lo cual se había comprometido, formalmente, al más alto nivel.

Gerardo no conspiró para matar a nadie. Fueron otros, en Washington, los verdaderos culpables. Ellos y el organizador de la provocación, andan sueltos, libres. Pero Gerardo fue condenado a morir en prisión.

Allá, en Victorville, otros presos se refieren a él como “Cuba”. Tienen razón. Gerardo es Cuba. A él lo castigan con aberrante saña porque encarna a un pueblo que quisieran aniquilar.

(Tomado de Antiterroristas)

Caso de Los Cinco entra en radar de opinión pública de Estados Unidos

La III Jornada Cinco días por los Cinco reunió la solidaridad global con esta causa del 4 al 11 de junio en Washington, a la que se sumaron acciones en más de 40 países.

Activistas frente al Congreso de Estados Unidos

Muchos albergan la esperanza de que el caso de los cinco antiterroristas cubanos, condenados injustamente durante un proceso irregular en la ciudad estadounidense de Miami pueda tener en un futuro cercano una solución definitiva.

Significaría regresar a casa a Gerardo Her­nán­dez, Ramón Labañino y Anto­nio Guerrero, los tres que aún permanecen en cárceles federales, para de esa forma poner fin a una injusticia que se prolonga por casi 16 años.

Un atropello que comenzó desde el 12 de septiembre de 1998, cuando fueron arrestados tanto ellos como sus compañeros Fernando González y René González, hoy en Cuba, pero antes purgaron la totalidad de sus arbitrarias sanciones.

El momento para esa solución está ahí como nunca antes: se ha roto la inercia y la balanza en el pueblo norteamericano se inclina mayoritariamente hacia un cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba, dijo René en una videoconferencia que conectó vía Internet a Washington y La Habana.

Advierte el periodista y escritor español Ig­nacio Ramonet que existe la posibilidad de que el presidente Barack Obama busque “soluciones creativas” si quisiera liberar a Hernández, La­bañino y Guerrero.

Incluso, es la primera vez que el caso entra en el radar de la opinión pública estadounidense, según afirma el abogado José Pertierra.

Las opiniones, matices más o menos, son coincidentes con todas las que afloraron en una jornada de apoyo a la causa de estos hombres celebrada del 4 al 11 de junio en Washington DC, la cual fue organizada por el Comité Internacio­nal por la Libertad de estos antiterroristas.

Sin dudas, el evento dio un nuevo impulso en esta batalla política, en el camino de generar un movimiento de tales proporciones que le resulte imposible a la administración Obama mantenerlos en prisión, como pidió allí la activista por la paz Cindy Sheehan.

Parlamentarios de 10 países viajaron a Washington DC, también lo hicieron abogados, artistas, escritores, líderes religiosos, sindicalistas y amigos en general de Cuba y de los Cinco provenientes de 31 naciones.

En su generalidad pidieron por un cambio en la política estadounidense hacia la Isla y en ese contexto la liberación de los tres luchadores cu­banos.

Precisamente, la III Jornada Cinco días por los Cinco incluyó en su programa una conferencia que debatió sobre el futuro de las relaciones entre los dos países, cuyo diferendo se extiende por más de dos centurias de historia.

Un diferendo que se concreta en la etapa contemporánea desde que Washington rompió los nexos diplomáticos con la nación insular el 3 de enero de 1961 y un año más tarde le impone un férreo bloqueo económico, financiero y comercial que dura hasta el presente.

Pero ahora son muchas las voces que piden por ese cambio en el rumbo de la política hacia Cuba, asegura Alicia Jrapko, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco en territorio norteamericano.

Ignacio Ramonet sostiene que es creciente el clamor revelado en algunas encuestas, en las que una mayoría de los ciudadanos así son partidarios de un nuevo comienzo. Es también un deseo expresado por muchos latinos en Florida, apunta.

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton, potencial candidata demócrata en 2016, acaba de publicar un libro (Decisiones difíciles) en el cual esboza, por primera vez, su opinión respecto a la eliminación del bloqueo.

Por eso Estados Unidos debe tomar en cuenta el actual escenario, “porque se está quedando aislado”, piensa Ramonet.

Y es que “todo el mundo está cambiando respecto a Cuba”, asegura Ramonet, cofundador de la organización no gubernamental Media Watch Global (Observatorio Internacional de los Medios de Comunicación), de la que es presidente.

Por lo que en este contexto “también la cuestión de los Cinco debe evolucionar”, estima Ramonet.

Es así como la III Jornada, que tuvo acciones paralelas en más de 40 países, buscó aprovechar el actual contexto para aumentar la presión política en Washington que haga a Obama tomar una solución definitiva a este caso.

Durante el evento se realizó una marcha pacífica desde la Casa Blanca hasta el Departa­mento de Justicia, con más de 500 participantes, se concretaron varias visitas a legisladores del Capitolio, hubo presentaciones de libros y una proyección de documentales.

Además, se exhibieron las caricaturas de Gerardo Hernández de la serie Humor desde mi encierro, y una colección de pinturas de Antonio Guerrero.

En 2005 un grupo de expertos de Naciones Unidas concluyó que la detención de los Cinco era arbitraria y pidió al gobierno remediar la situación.

Sin embargo, al cumplirse 16 años de su detención Hernández, Labañino y Guerrero pagan por delitos fabricados una injusta condena que en su conjunto es de dos cadenas perpetuas, 66 años y 10 meses, más cinco años de libertad supervisada.

Mientras para Fernando González, un paso importante en ese eventual cambio de política hacia Cuba es que Estados Unidos admita “que está en sus manos poner fin a la injusticia que se comete contra Gerardo, Antonio y Ramón, y eso sería un primer paso, interesante y justo, porque no se pide nada que no sea justo”. Un recorrido en bicicleta se llevó a cabo por la liberación de Los Cinco

Momento de la conferencia, una nueva era en las relaciones Estados Unidos-Cuba


Las marchas tuvieron lugar frente a la Casa Blanca para exigir la libertad de los cubanos

(Tomado de Granma)

Directivo de Banco francés renunciará por presiones de Estados Unidos

El director general delegado del BNP Paribas, Georges Chodron, dejará su puesto el 30 de junio, en medio de las exigencias de Estados Unidos para que la banca francesa destituya a una docena de responsables, se anunció el jueves en Francia.

Washington amenaza a la entidad financiera con una multa de 10 mil millones de dólares y la suspensión de sus operaciones en territorio norteamericano por supuesta violación de sanciones impuestas a varios países, entre ellos Cuba, Irán y Sudán.

BNP Paribas sacrifica su director general bajo presiones estadounidenses, señaló el diario Le Monde, mientras La Tribuna publicó una información titulada BNP Paribas: las cabezas comienzan a caer.

Chodron, dirigente histórico de la primera banca gala, debía pasar a retiro el 30 de septiembre, pero demandó adelantarlo para el 30 de junio, precisa PL.

Le Monde afirma que las autoridades norteamericanas ejercen una presión máxima para que al menos una docena de directivos sean despedidos. Aunque no existe una lista formal, el regulador bancario de Nueva York, Benjamin Lawsky, exi­ge también la salida del consejero Vivien Levy-Garboua, precisa el diario, que cita como fuente al Wall Street Journal.
Las sanciones de Estados Unidos contra el BNP han provocado el rechazo tanto del gobierno, como de funcionarios y políticos de diversas tendencias. Para el gobernador de la Banca de Francia, Christian Noyer, la penalización constituye una amenaza a la economía y el sistema financiero mundial.

Precisa Noyer que esa multa tendría un im­pacto sobre los fondos propios del BNP Paribas, lo cual reduciría su capacidad de distribuir cré­ditos.

Mientras, el canciller francés Laurent Fabius la calificó como una decisión injusta y unilateral y ad­virtió que el monto no es razonable y podría te­ner un efecto devastador para la economía francesa.

La decisión de Washington generó también aquí el debate sobre la violación de las normas del derecho internacional.
Al tratar de imponer sus leyes extraterritoriales a las sociedades extranjeras, Estados Unidos socava el derecho internacional, denunció el extitular de Comercio Exterior Pierre Lellouche.

Por otra parte, la Unión Europea espera que EE.UU. sea “justo” en sus negociaciones con el banco francés BNP Paribas, indicó el comisario europeo de Mercado Interior Michel Barnier, según AFP.(Tomado de Granma)

Fernando y René piden fin a la injusticia contra sus hermanos

Los antiterroristas cubanos René González y Fernando González reiteraron el pedido al gobierno de Estados Unidos para que ponga fin a la injusticia contra sus compañeros Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, quienes aún guardan prisión en cárceles de ese país.

Ambos fueron los participantes principales en una vídeo-conferencia Washington-La Habana, celebrada desde la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, insertada entre las actividades finales de una jornada de denuncia y solidaridad que se celebra desde el pasado 4 de junio, hasta este martes, en la capital estadounidense.

Los dos luchadores contra el terrorismo, que cumplieron la totalidad de sus injustas condenas en prisión y se encuentran junto a sus familias en la isla, dijeron que no se sentirán enteramente libres hasta que Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero vuelvan a su país.

Estamos aquí porque hace casi 16 años alguien decidió cometer un crimen y castigar a Cuba a través de Los Cinco, violando todos los derechos constitucionales y humanitarios de Estados Unidos en un juicio injusto, dijo René a la audiencia en ambas capitales en referencia al arresto de ellos el 12 de septiembre de 1998.

Aunque en política la inercia parece ser ley, por primera vez esa inercia hacia Cuba está cambiando, expresó el luchador al referirse al apoyo que desde varios sectores norteamericanos está recibiendo el caso.

Fernando González insistió por su parte en que este podría ser un momento particular en la batalla por los Cinco, pero “falta la voluntad política del gobierno de Estados Unidos” y se preguntó por qué todavía la Casa Blanca no ha tomado una decisión al respecto.

Fernando declaró que la reciente Jornada “Cinco días por Los Cinco”, que desde el miércoles último tiene lugar en Washington, deberá tener un impacto positivo, donde se demostró que la verdad se va imponiendo ante tanta injusticia cometida.

Otros miembros del panel en Washington, como el abogado José Pertierra, afirmaron que actualmente Los Cinco están en el radar de la opinión pública estadounidense, y es el momento de ejercer más presión sobre el gobierno.

El prestigioso analista hispano-francés Ignacio Ramonet, que acompañó a Pertierra y otras personalidades políticas desde la capital norteamericana, calificó el contexto actual de oportuno para un cambio de política de EE.UU. hacia Cuba, donde la libertad de los antiterroristas cubanos debe ser el comienzo.

Los Cinco, como los conoce el mundo, alertaron desde territorio estadounidense acerca de los planes de grupos violentos radicados en el sur de la Florida, que se han dedicado a financiar y ejecutar el terrorismo contra Cuba a los largo de más de 50 años.

La III Jornada Cinco días por los Cinco, que organiza el Comité Internacional por la Libertad de los antiterroristas, concluyó este martes sus actividades en Washington, después un intenso programa que incluyó una conferencia que debatió el futuro de las relaciones Estados Unidos-Cuba.

Además, se realizó una marcha pacífica desde la Casa Blanca hasta el Departamento de Justicia, y las visitas al Capitolio, para intercambiar con legisladores.

(Tomado de Cubadebate)