Gerardo Hernández cumple años: Desde su celda, él nos envía un mensaje

Gerardo Hernández cumple 49 años hoy. En días pasados, fue publicada en Cubadebate la convocatoria para que le hicieran llegar mensajes de felicitación a través de nuestra página o escribiendo directamente al programa radial que conduce Tanya Torres, en California. Él lleva 15 años preso, víctima de un juicio preñado de irregularidades en Miami, que le impuso una larguísima e injusta condena que cumple en la prisión de Victorville, California -dos cadenas perpetuas más 15 años.

En su celda de Victorville, puede escuchar el programa de Tanya, “Canto sin fronteras”. El pasado sábado 31 de mayo se transmitió la primera emisión -la próxima será el 7 de junio- y después de escucharla, esta fue su reacción, que conocemos a través de una carta que le envió a Alicia Jrapko, coordinadora del Comité por la Libertad de Los Cinco en EEUU:

Mi hermana:
Quiero manifestarte mi alegría y el agradecimiento a Tanya en este idioma, que es el que mejor expresa nuestras emociones… Te confieso que todos los años, cuando llega el 4 de Junio y Tanya me da alguna sorpresa, al terminar de escuchar su programa me digo lo mismo: “¡Si no sueltan a Los Cinco antes, a Tanya y su equipo no les será fácil dedicarme un programa mejor que este en el próximo cumpleaños!”
Pero siempre me equivoco, siempre me sorprenden, y cada año la sorpresa es mayor. Me emocioné mucho escuchando el programa de hoy con el concierto dedicado a Fernando en la Universidad de La Habana. Escuchar las palabras de mi hermano, la música, las improvisaciones, las palabras del querido Juan Formell, recientemente desaparecido… ¡Todo! Me parecía que estaba soñando.
Sé que hay muchas manos (¡y muchos corazones!) detrás de una sorpresa así, y además sé que habrá una segunda parte el próximo sábado, por lo que me gustaría hacer llegar mi enorme agradecimiento a Tanya y su equipo de “Canto sin Fronteras”, al colectivo de KPFK, a las compañeras y compañeros que enviaron y seguirán enviando sus mensajes de felicitación, y en general a todos los que han hecho posible este y los demás regalos que a través del éter me entregan en mi misma celda año tras año, y que no dejan de sorprenderme.
Se los agradezco de corazón en nombre de Los Cinco, y les aseguro -es más, me comprometo con Tanya- que algún día seremos nosotros quienes, disfrutando ya de la libertad por la que ustedes tanto han luchado y seguirán luchando, los sorprenderemos por esas mismas ondas radiales con un saludo desde nuestra querida patria. Como solíamos decir en tierras africanas, en aquellos años en los que cubanos y angolanos compartíamos trincheras: “La lucha continua. ¡La victoria es cierta!”.
Un fuerte abrazo a todos,
Gerardo
Mayo 31. 8:42pm

(Tomado de Cubadebate)

La diputada chilena Camila Vallejo reclama a Obama libertad para antiterroristas cubanos

La joven diputada chilena, Camila Vallejo, envió una misiva al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidiéndole el indulto de los tres antiterroristas cubanos, aún confinados en cárceles federales.

“Quiero sumarme al clamor expresado por una gran cantidad de seres humanos a lo largo del planeta, como artistas, intelectuales, parlamentarios, juristas y personas de buena voluntad, quienes esperan de usted una decisión de elemental justicia”, escribió la parlamentaria.

Vallejo consideró que Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, se encuentran “injustamente detenidos en cárceles de su país, solo por proteger a Cuba de actos terroristas que se planifican en territorio estadounidense”.

Recordó que Hernández, Labañino y Guerrero, así como René González y Fernando González, los otros dos integrantes del quinteto que salieron de la prisión tras cumplir íntegramente sus sentencias, fueron condenados por las autoridades de EE.UU. bajo falsas acusaciones.

La misiva, que circula este martes en Washington, en un boletín del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, subrayó que el mundo y Latinoamérica en especial, “esperan de usted (Obama), la búsqueda de la normalización de las relaciones con Cuba, inspirándose en el principio de la autodeterminación de los pueblos”.

Por eso “la liberación de estos tres patriotas cubanos sería un gran gesto en esa dirección”, añadió Vallejo.

La diputada dijo estar segura de que el gobernante demócrata conoce sobre el caso de los Cinco y que “desde su tan alta investidura, no avalará la continuidad de los ataques terroristas que ha sufrido Cuba”.

Acotó que se deben impedir las acciones de “personajes tan siniestros como Luis Posada Carriles”, quien vive libre en Miami siendo autor de innumerables crímenes, el mayor de ellos la voladura de un avión civil cubano con 73 personas a bordo en las costas de Barbados, en 1976.

Destacó además que mientras se organicen y planifiquen este tipo de actos violentos “cada país tiene el legítimo derecho a protegerse de esos bárbaros crímenes”.

Camila Vallejo insistió en que “no solo Cuba, todas las personas de buena voluntad del planeta esperamos que Gerardo, Ramón y Antonio puedan volver a pisar su tierra como ya lo hacen sus compañeros René y Fernando”.

“Eso solo depende de usted”, dijo a Obama al reiterar su solicitud de que se considere una solución humanitaria al caso y el presidente tome la decisión que corresponde.

Desde 2005 un grupo de expertos de Naciones Unidas concluyó que el arresto de esos hombres era arbitrario y sugirió entonces remediar la situación.

(Tomado de Cubadebate)

Afirman que Estados Unidos debe encontrar solución política en caso de Los Cinco

En el contexto de un encuentro de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad por Cuba, el abogado José Pertierra declaró que a Estados Unidos le conviene solucionar, dentro del marco político, el caso de los antirroristas cubanos presos en territorio estadounidense.

Para el abogado, la reclusión de los cubanos es arbitraria y tiene causas políticas.

“Es un caso político y la mejor solución es política y a EE.UU. le conviene resolverlo” comunicó Pertierra a Prensa Latina en El Salvador, donde se organizan movilizaciones de apoyo a la Jornada Internacional por Los Cinco.

No se trata de que EE.UU. “le haga un favor a Cuba, sino que le conviene políticamente quitarse el problema de Los Cinco porque ante los ojos del mundo es evidente la injusticia que se les ha hecho“, explicó.

René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González fueron arrestados en 1998 cuando seguían a grupos de ultraderecha que en geografía norteamericana planeaban y ejecutaban acciones terroristas contra Cuba.

Fueron llevados a juicio y se les inventó el cargo de poner en peligro la seguridad de Estados Unidos, por lo que se les juzgó como espías y fueron condenados a desmesuradas penas desde 15 años, hasta doble cadena perpetua más 15 años, esta última impuesta a Gerardo Hernández.

“Ya René González y Fernando González están libres, pero cumplieron su sentencia injusta en Estados Unidos y eso no se lo va a quitar nadie“, recalcó Pertierra.

Ahora tenemos el problema de Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández que siguen presos, y en el caso de Gerardo, con doble cadena perpetua, más 15 años, añadió.

En su opinión, “Estados Unidos tiene por razones de liberar a Alan Gross, preso en Cuba desde 2009, por razones de mejorar sus relaciones, no solamente con Cuba sino con América Latina y el mundo, buscar una solución al problema que tienen con la Isla y quizás cambiar su política hacia Cuba“.

Pero, añadió el reconocido abogado, cualquier cambio en la política de Washington hacia la Isla pasa por resolver el caso de Los Cinco. Ellos lo saben mejor que nadie.”

Explicó que el presidente Barack Obama tiene la potestad jurídica para, con Clemencia Ejecutiva y firmando un papel, liberar a los tres compañeros que todavía están presos.

El caso de los cinco afganos, presos en la base naval de Guantánamo canjeados por el sargento estadounidense Bowe Bergdahl, es un precedente enorme, aseveró.

Yo me pregunto si la vida del soldado norteamericano que estaba en Afganistán es más importante que la vida de Alan Gross para ellos, cuestionó.

“Creo que no, ellos tienen un interés y Cuba tiene un interés en la liberación de los hermanos que todavía están presos”, concluyó.

En el encuentro en el que participaron excombatientes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), integrantes la organización de solidaridad con Cuba, disertó la socióloga chilena Marta Harnecker.

Asimismo, el presidente de la Coordinadora, Raúl Martínez, dio a conocer los nombres de quienes irán al encuentro internacional en Washington por Los Cinco.

Los diputados del FMLN Juan Flores, Damián Alegría, y Zoila Quijada, miembro de la Comisión Política y secretaria nacional adjunta de organización del partido de izquierda, irán a la cita.

También levantarán sus voces por la liberación de los antiterroristas, el diputado Guillermo Gallegos, del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional; Claudia Ramírez, legisladora independiente, y Francisco Merino, de Concertación Nacional.

(Tomado de Cubadebate)

Fernando González: Obama tiene en sus manos la libertad de nuestros compañeros

Fernando González en conferencia de prensa. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fernando González Llort, uno de los Cinco, compareció esta mañana en conferencia de prensa con motivo del –ya próximo– tercer evento anual de “5 días por los 5 Cubanos” realizado en Washington cuyo propósito es encontrar una solución humanitaria al caso y un cambio de la política estadounidense hacia Cuba.

“Es el evento más importante que resta de año”, dijo el Héroe de la República en conferencia de prensa, reseña la periodista Dalia González, de Granma.

Afirmó que esas actividades se suman al movimiento para generar conciencia y llevar el mensaje de demanda a las estructura del gobierno de Estados Unidos.

Según comentó, asistirán personalidades de la cultura, juristas, parlamentarios de diferentes países; habrá desde eventos culturales hasta una manifestación frente a la Casa Blanca.

Van a confluir en Washington intelectuales, académicos, políticos de diferentes países así como activistas de la solidaridad con la causa, dijo González.

Además, habrá una visita al Congreso por parte de activistas y parlamentarios de otros países, para hacer llegar el mensaje a congresistas estadounidenses.

González opinó que esta III Jornada gana en participación, organización y efectividad. Este año el evento será superior –dijo– no porque el del año anterior haya sido deficiente, sino porque se ha ganado en experiencia y madurez.

Según publica el sitio web http://www.thecuban5.org, algunas de las personalidad que se espera asistan a la Jornada son el actor Danny Glover; la activista y escritora Angela Davis; la poeta Alice Walker; el periodista Ignacio Ramonet; el ex jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba Wayne Smith; el ex Fiscal General de Estados Unidos Ramsey Clark; el abogado José Pertierra; entre otros.

Ante preguntas de la prensa, Fernando aseguró el presidente Barack Obama tiene en sus manos la libertad de sus tres compañeros que permanecen encarcelados injustamente.

(Tomado de Cubadebate)

Canje de prisioneros de Guantánamo fue “circunstancia única”, dice la Casa Blanca

casa blancaEstados Unidos mantuvo este lunes firmemente cerradas las puertas a la posibilidad de un intercambio de detenidos con Cuba, en los moldes del acuerdo alcanzado el fin de semana con talibanes afganos a cambio de un soldado estadunidense.

El Departamento de Estado indicó: damos los pasos necesarios de forma reservada, sobre asuntos de los que no podemos hablar públicamente.

La vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo que la liberación de cinco dirigentes talibanes que estaban en la cárcel militar de Guantánamo en canje por el sargento estadunidense Bowe Bergdahl fue motivado por una circunstancia única, y que el gobierno de Barack Obama aún se opone a realizar un intercambio con Cuba porque nada ha cambiado en este caso.

Al comentar el canje de Washington con los talibanes, Fernando González, uno de los cinco agentes cubanos presos en Estados Unidos (él y otro ya fueron liberados), dijo que esto refleja que sólo se necesita voluntad política para intercambiar al prisionero estadunidense en la isla, Alan Gross, por los tres cubanos que siguen encarcelados en el país del norte.

(Tomado de Cubadebate)

Los 5 Cubanos y el futuro de las relaciones Estados Unidos-Cuba

El Comité Internacional por la Libertad de los 5 Cubanos ha emitido este lunes desde Washington, Estados Unidos, el siguiente COMUNICADO DE PRENSA:

Los 5 Cubanos y el Futuro de las Relaciones EEUU-Cuba

Mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba

WASHINGTON, D.C., 2 de Junio, 2014 . ¿Quiénes son los 5 Cubanos y cómo se relaciona el caso en el futuro de las relaciones EEUU-Cuba? El abogado Martin Garbus y el autor canadiense Stephen Kimber responderán a estas y otras preguntas sobre las relaciones Estados Unidos-Cuba y el caso políticamente motivado, clave para mejorar las relaciones entre los dos países. A las 10 de la mañana del miércoles 4 de Junio en el Club Nacional de Prensa, dará comienzo la conferencia de prensa. Garbus, abogado principal del equipo legal de los 5 Cubanos y Kimber, autor del libro “Lo que hay del otro lado del Mar – La Verdadera Historia de los Cinco Cubanos”, explorarán los detalles del caso de los 5 Cubanos y explicarán su lugar en la compleja historia de las relaciones Estados Unidos-Cuba. Este evento en el Club Nacional de Prensa da inicio a la semana de actividades “5 días por los 5 Cubanos” en Washington D.C.

Alicia Jrapko coordinadora en EE.UU del Comité Internacional por la Llibertad de los 5 Cubanos, ha declarado que este es el tercer evento anual de “5 días…” realizado en Washington cuyo propósito es encontrar una solución humanitaria al caso de los 5 Cubanos y un cambio de la política estadounidense hacia Cuba. La semana de actividades se lleva a cabo en un contexto de creciente presión sobre la administración de Obama para levantar las restricciones comerciales que impone Estados Unidos a Cuba y encontrar soluciones humanitarias a casos que involucran a ambos países.

La Conferencia de prensa se realizará el miércoles 4 de junio de 2014 a las 10:00 am en la sala Lisagor del Club Nacional de Prensa. El prestigioso Club Nacional de Prensa se encuentra ubicado en el piso 13 del Edificio Nacional de Prensa, 529 14th Street NW, Washington DC, 20045.

es una red de personas preocupadas por este caso, de varios países de Europa, América Latina y América del Norte. El principal objetivo de esta red es llegar a los sectores más diversos de la población e informar sobre el caso de los Cinco.

(Tomado de Cubadebate)

Envíale un mensaje a Gerardo Hernández por su cumpleaños

El popular programa “Canto sin fronteras”, que produce y dirige Tanya Torres, llega a una amplia audiencia del Sur de California y recorre 100 millas de desierto y montaña hasta la prisión de Victorville, donde Gerardo cumple una atroz condena de dos cadenas perpetuas más 15 años.

Nuestra querida compañera Alicia Jrapko, coordinadora del Comité por la Libertad de Los Cinco en EEUU, nos ha enviado esta propuesta que compartimos con nuestros lectores, quienes seguramente serán receptivos a ella:

Queridos compañeros,
El 4 de junio es el cumpleaños de Gerardo, un año más que deberá celebrarlo lejos de Adriana y del resto de su familia y su pueblo.
Como otros años, Tanya Torres del programa de radio Canto sin Fronteras que Gerardo escucha con regularidad, le dedicará dos programas especiales durante dos fines de semanas, el día 31 de junio y el día 7 de julio. Le pedimos que envíen a Tanya mensajes para Gerardo a la siguiente dirección:
cantosinfronteraskpfk@yahoo.com
Les pedimos que los mensajes sean breves para que Tanya pueda leer la mayoría de ellos.
Un abrazo,
Alicia

(Tomado de Cubadebate)

Noam Chomsky participará en Jornada de solidaridad con Los Cinco en Washington

Noam Chomsky Lectures At Peking UniversityEl académico Noam Chomsky se sumará a  juristas, religiosos, escritores, intelectuales, líderes sindicales y activistas sociales, entre otras personalidades del mundo, que participarán en la III Jornada Cinco días por Los Cinco Cubanos, del 4 al 11 de junio en la ciudad de Washington, para exigir la libertad de los antiterroristas aún encarcelados en Estados Unidos.

Sobre el caso de los Cinco, ha dicho el lingüista, filósofo y activista estadounidense:

Es un caso asombroso. Cuba se ofreció a cooperar con Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo y, de hecho, el FBI envió personal suyo a la isla a informarse al respecto. Lo que ocurrió después fue el arresto de los cubanos que habían infiltrado los grupos terroristas en Estados Unidos. Es realmente repugnante ¿Y cree usted que se informó de esto a la opinión pública? Nadie sabe nada al respecto. Estos cubanos infiltraron organizaciones terroristas radicadas en Estados Unidos que violan la ley estadounidense y lo que ocurre es que arrestan no a los terroristas, sino a los infiltrados. Es algo asombroso. Estados Unidos se ha rehusado a cooperar con Cuba en la lucha contra el terrorismo porque ello conduciría directamente a los grupos terroristas radicados en el propio territorio estadounidense.

Sobresalen conferencias de prestigiosos panelistas sobre el caso de Los Cinco y las relaciones Estados Unidos-Cuba, y una manifestación frente a la Casa Blanca para demandar la libertad de esos luchadores y el fin del bloqueo contra la nación caribeña.

Al reclamo para que los antiterroristas Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino regresen a su patria se sumarán, además, el actor Danny Glover, la activista Angela Davis, el escritor Ignacio Ramonet, el teólogo Frei Betto, y muchas otras personalidades.

Gerardo, Antonio y Ramón integran el grupo de Los Cinco, junto a René González y Fernando González, estos dos últimos ya en Cuba luego de cumplir íntegramente sus injustas condenas.

(Tomado de Cubadebate)

La inocencia de Gerardo

GerardoInvestigadora del caso de los Cinco examinó a fondo la situación específica de Gerardo Hernández Nordelo y la acusación infame (el Cargo 3 “conspiración para cometer asesinato”) presentada sólo contra él y que fundamenta su condena a morir dos veces en prisión. Se le atribuye, calumniosamente, haber participado en el derribo el 24 de febrero de 1996 de dos aeronaves del grupo terrorista autotitulado “Hermanos al Rescate”.

Desde el punto de vista legal para que un Tribunal de Estados Unidos pudiera actuar, el hecho en cuestión tenía que haber sucedido en el espacio aéreo internacional, fuera de la jurisdicción cubana. Caso contrario ninguna Corte norteamericana habría podido abordarlo.

Por eso en el juicio de Miami se discutió bastante la cuestión de la ubicación exacta del incidente, repitiendo lo que antes pasó en el Consejo de Seguridad de la ONU y en la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI). En esas discusiones surgieron siempre las contradicciones entre los radares cubanos y los de Estados Unidos. Sobre los datos norteamericanos, por cierto, habría mucho que escribir, por ejemplo, la demora en entregarlos, varios meses, que obligó a dilatar el trabajo de la OACI y la sospechosa destrucción de algunos registros, todo lo cual consta en el informe de la OACI.

Para tratar de resolver la discrepancia en lo que mostraban los radares, la OACI pidió a Estados Unidos que entregase las imágenes tomadas por sus satélites espaciales, petición que fue rechazada en 1996. Tampoco Washington permitió que las viera el Tribunal de Miami y lleva mucho tiempo oponiéndose a las repetidas solicitudes del Centro para el Derecho Constitucional y los Derechos Humanos de California y litiga ante las Cortes de ese Estado en su afán de mantener ocultas las imágenes. Pronto se cumplirán veinte años de obstinada censura.

Sólo Estados Unidos ha podido examinar lo que filmaron sus satélites, pero no permite que lo haga nadie más. Ni el Consejo de Seguridad de la ONU, ni la OACI, ni los tribunales norteamericanos. ¿Por qué?

Sólo puede haber una respuesta. Washington sabe que el incidente ocurrió dentro del mar territorial cubano, muy cerca del litoral habanero y en consecuencia, jurídicamente, nunca tuvo jurisdicción alguna sobre él. Porque las imágenes satelitales son prueba irrefutable de la mentira yanqui nadie más que las autoridades estadounidenses podrá verlas nunca.

Pero no se trata de que las imágenes exculpen a Gerardo. No eran necesarias porque para condenarlo la Fiscalía tenía que demostrar que él, personalmente, había participado en el incidente, algo totalmente absurdo, imposible de sostener, independientemente del lugar donde hubiera ocurrido el derribo de las aeronaves invasoras. El problema era y es para Washington.

Porque las imágenes prueban que Estados Unidos, sus autoridades y sus tribunales no tenían derecho alguno para juzgar un acontecimiento ocurrido más allá de su jurisdicción territorial. Debe destacarse que, según los radares norteamericanos, los aviones volaban, siempre juntos, rumbo sur y uno de ellos, al menos, conforme a su propia versión, había penetrado el territorio cubano. Incluso, si se aceptase la teoría estadounidense sobre la ubicación de los aviones, estos se hallaban en las inmediaciones de la capital cubana, muy cerca de su parte central y más poblada y en pocos minutos la habrían sobrevolado y hubieran podido atravesar la isla hasta la costa meridional.

No fue algo acontecido en la cercanía del espacio norteamericano, sino mucho más abajo del paralelo 24 que marca la separación entre las zonas de supervisión aérea de ambos países. Fue ahí, dentro del área bajo control cubano, que transcurrió buena parte del vuelo, siempre rumbo sur, hacia La Habana y desoyendo las indicaciones y advertencias emitidas por el centro de control de tráfico aéreo de nuestro país.

Pero, en todo caso, Gerardo no tuvo absolutamente nada que ver con el hecho, en cualquier lugar en que este ocurriese. Y eso lo sabían perfectamente las autoridades norteamericanas.

Según el Acta Acusatoria de septiembre de 1998, el FBI había identificado a Gerardo, conocía la misión que desempeñaba y revisaba sus comunicaciones con Cuba desde 1994, más de dos años antes de aquel suceso que agravó sensiblemente la situación entre ambos países. Las turbas de la mafia batistiano-terrorista llamaban entonces a la guerra en las calles de Miami, mientras, según escribió el Presidente Clinton en sus Memorias, en la Casa Blanca discutían un posible bombardeo a Cuba y él optó por promulgar la Ley Helms-Burton acompañada de amenazas belicosas. ¿Puede alguien imaginar que no habrían hecho nada contra Gerardo si él hubiese sido culpable? Nada hicieron, precisamente, porque les constaba su inocencia.

Por eso tampoco lo inculparon cuando fue detenido, junto a sus compañeros en septiembre de 1998. En la acusación inicial no se dice una palabra sobre lo ocurrido el 24 de febrero del 96, ni se habla de derribo de aeronaves o algo parecido. No lo hicieron porque el FBI, que poseía y había leído los mensajes entre Gerardo y La Habana, sabía que era inocente.

El Cargo 3 (“conspiración para cometer asesinato”) fue formulado, sólo contra Gerardo, más de siete meses después del arresto de los Cinco cuando ellos permanecían en confinamiento solitario –el infame “Hueco”- aislados del mundo, imposibilitados de defenderse. Para hacerlo la Fiscalía presentó una Segunda Acta Acusatoria que, y así lo registró la prensa de Miami, fue elaborada en reuniones que abiertamente celebraron el FBI, la Fiscalía y jefes de grupos terroristas.

Era una acusación arbitraria, fabricada de pies a cabeza, con el único propósito de complacer a los criminales, inflamar el odio contra Gerardo y sus compañeros y garantizar de antemano las peores, ilegales y más irracionales condenas. El Cargo 3 fue el centro de la desaforada y vulgar campaña mediática promovida y financiada por el Gobierno Federal, con su presupuesto, que cayó como un tsunami de mentiras, sobre una comunidad inerme y paralizada por el terror –cinco artículos por día en los periódicos impresos, incesantes comentarios, día y noche, en la radio y la televisión locales –conformando lo que justamente el panel de jueces de la Corte de Apelaciones, en 2005, calificó como una “tormenta perfecta” de odio, prejuicios y hostilidad.

Gran parte del juicio giró alrededor del Cargo 3. Dentro y fuera de la sala del tribunal, individuos vinculados a “Hermanos al Rescate” alborotaban y hacían declaraciones estridentes que amplificaban los medios locales. Ellos y los “periodistas” pagados por el Gobierno perseguían y asediaban a los miembros del jurado quienes se quejaron a la jueza y ella, por su parte, varias veces también se quejó al Gobierno, por supuesto, sin resultado alguno.

En la sala del Tribunal, pese a todo, el infundio de la Fiscalía fue derrotado. Los acusadores, tan eficaces insuflando odio y prejuicios contra él, no pudieron presentar una sola prueba para vincular a Gerardo con los sucesos del 24 de febrero. Nada.

Tan contundente y obvia fue la derrota que el Gobierno hizo algo totalmente inusitado. Al final de las discusiones, cuando la jueza iba a dictar las instrucciones para guiar al jurado a la hora de emitir su veredicto, los fiscales se opusieron sorpresivamente al texto que, ajustado palabra por palabra al Acta Acusatoria, ella había preparado. Propusieron cambiarlo radicalmente. La Magistrada, con buenas razones, no aceptó la petición alegando que habían empleado siete meses discutiendo esa acusación fiscal y era ya demasiado tarde para modificarla. Ese mismo día la Fiscalía se precipitó a hacer algo aun más insólito: en una acción que reconoció “carecía de precedentes” recurrió ante la Corte de Apelaciones con una “moción de emergencia” buscando paralizar la decisión del tribunal inferior e incluso la posposición del proceso.

En el extraño documento la Fiscalía sostuvo que “a la luz de las evidencias presentadas en el juicio las instrucciones presentadas por la jueza constituyen un obstáculo insuperable para esta Fiscalía y pueden conducir al fracaso de la acusación en este Cargo”.

Debe subrayarse que, según un principio universal de Derecho, toda persona es inocente salvo que se demuestre lo contrario y que es obligación del acusador presentar las pruebas o evidencias necesarias para demostrar la culpabilidad del acusado. La Fiscalía encaraba ciertamente “un obstáculo insuperable” por la sencilla razón de que no podía mostrar prueba alguna contra Gerardo, simplemente porque estas no existen, ni pueden existir. Carecían de cualquier prueba contra él y peor aún, sabían, pues poseían todos sus intercambios con La Habana desde hacía varios años –incluso años antes del incidente de las avionetas-, que él no había tenido relación alguna con ese hecho. En otras palabras, cuando presentó su Segunda Acta Acusatoria la Fiscalía conocía cabalmente que estaba acusando a un inocente y en consecuencia, prevaricaba imperdonable y groseramente.

El Cargo 3 fue una grave violación a la Constitución y las leyes y también a la obligación legal y hasta profesional de los fiscales. Actuaron, mano a mano con el FBI de Miami, como agentes y cómplices de una mafia terrorista que ellos debían combatir y en realidad la sirvieron con docilidad escandalosa.

La Corte de Apelaciones tampoco aceptó la tardía solicitud fiscal y a partir de ahí se produjeron acontecimientos que serían sorprendentes si no se tratase de un caso que, de principio a fin, ha sido y es un escarnio mayúsculo a la justicia.

Rápidamente, sin expresar duda alguna, sin hacer preguntas, en unas pocas horas, el Jurado declaró culpables a los Cinco de todos y cada uno de los Cargos formulados contra ellos, incluyendo el Cargo 3, sin importarle a nadie que respecto al mismo la Fiscalía había admitido su fracaso y se había empeñado por retirarlo.

Al concluir el juicio, en la primera semana de junio de 2001, la jueza anunció que dictaría las sentencias a mediados de septiembre. El abominable acto terrorista del día 11 de ese mismo mes y año al parecer la hizo cambiar de opinión. Ni ella ni el Gobierno se sentirían cómodos penalizando brutalmente a unos héroes antiterroristas mientras W. Bush se lanzaba, gozoso y con gran fanfarria, a hacerle la “guerra al terrorismo” a todo lo largo y ancho del planeta. Esperaron tres meses más.

Finalmente, el 14 de diciembre de 2001, Gerardo fue sentenciado a dos cadenas perpetuas más 15 años.

Todos, en la sala del Tribunal, sabían que castigaban a un inocente.

(Tomado de Cubadebate)

Chicago: Solidaridad con Los Cinco

Una noche de solidaridad con los Cinco antiterroristas cubanos condenados a largas penas de prisión en Estados Unidos se celebrará el próximo 24 de mayo en la norteamericana ciudad de Chicago.

Según informó este miércoles el Comité Nacional por la Libertad de los Antiterroristas, la iniciativa permitirá aumentar el apoyo pro-liberación de nuestros hermanos Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, quienes aún permanecen en penitenciarías federales.

Del quinteto, Fernando González y René González abandonaron la cárcel solo después de cumplir la totalidad de sus injustas sentencias y se encuentran actualmente con sus familias en Cuba.

La causa de los luchadores es abrazada en distintas partes del mundo, de hecho en los últimos años 10 premios Nobel le han pedido al presidente estadounidense, Barack Obama, que los libere y devuelva a su país.

(Tomado de Radio Reloj)