LOS MEJORES DISCOS CUBANOS DE 2015

LOS MEJORES DISCOS CUBANOS DE 2015

Lo más sobresaliente de la música cubana contemporánea durante 2015. Un catálogo —si se le quiere llamar así— polémico y, lo sabemos, fragmentario.

LA ÚNICA RIVALIDAD QUE EXISTE ENTRE LOS GRANDES MÚSICOS CUBANOS NO ES LA POLÍTICA, SINO INTERPRETAR CADA DIA CON MÁS HONDURA Y CORAZÓN

Carlos Olivares Baró, México DF | 04/01/2016

Realizar un balance de los fonogramas en que participaron músicos cubanos durante 2015: tarea ardua y embarazosa, mucho más cuando se intenta registrar lo mejor de esa producción.

Abordamos semejante pesquisa a sabiendas de las limitaciones informativas que nos acosan en el exilio: las placas manufacturadas en la Isla por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) o Bis Music (dos importantes sellos discográficos oficiales) son, en muchos casos, difíciles de conseguir.

La distribución y mercadotecnia son factores que los funcionarios de esas casas disqueras, al parecer, desconocen por completo o, sencillamente, no tienen interés por generar una red de ventas de sus mercancías a nivel internacional.

Es más fácil encontrar el vellón del carnero alado que una placa de música grabada en Cuba (EGREM, Ojalá, Abdala, Bis Music, Colibrí, PM Records…).

Planet Records, Envidia, Messidor, Tumbao, Caribe Productions, Malanga Music, Alma, Pimienta, Escondida Music, SunnySide y Montuno son algunas de las firmas discográficas internacionales que editan y distribuyen música cubana.

Nos enteramos de las novedades fonográficas de la Isla gracias al festival anual CubaDisco: el problema radica en cómo conseguir los álbumes premiados.

Esperemos que el convenio firmado hace unos meses entre la EGREM y Sony Music mejore la comercialización de los productos musicales elaborados en Cuba.

El mercado fonográfico sufre una crisis derivada de la piratería y la aparición de otras formas de consumir música a partir de Internet (iPad, iTunes, AppStore, iTunes Store, i Pod, iPhone…); muchos intérpretes han decidido publicar sus composiciones en forma independiente y mercantilizarlas rompiendo los mecanismos del marketing tradicional, lo cual propicia que materiales valiosos no lleguen a las manos de musicólogos y coleccionistas interesados en la cultura musical afrocubana.

Estar al corriente de los avatares de la música cubana actual es encargo trabajoso, mucho más desde un país como México con empresas interesadas en otras expresiones musicales.

Cada día aparecen nuevos compositores con atrayentes propuestas experimentales y de fusión; se multiplica el número de conjuntos, orquestas, charangas, combos, concertinos, orquestadores y vocalistas: la tierra de Arsenio Rodríguez, Ernesto Lecuona, Mario Bauzá, Beny Moré, Chico O’Farril, Celia Cruz y Miguelito Cuní sigue siendo crisol musical, y potencia melódica/rítmica indiscutible a nivel mundial.

Presentamos este repertorio en el cual incluimos lo más sobresaliente de la música cubana contemporánea durante 2015. Catálogo —si se le quiere llamar así— polémico y, lo sabemos, fragmentario.

La musicología cubana tendrá que afrontar en el futuro, una peliaguda faena de ordenamiento y clasificación frente a la diáspora por todo el orbe de sus más notables músicos.

Debemos seguir los pasos del maestro Cristóbal Díaz Ayala, y acometer, guiados por sus fervores, algo similar a su titánica investigación que dio como resultado la imprescindible memoria fonográfica de música Cubana (AYALA DÍAZ, Cristóbal, Cuba canta y baila: Discografía Enciclopédica de la Música Cubana 1925 – 1960).

Aquí va el registro enumerado en estricto orden jerárquico a partir de los aportes y atributos de cada placa, resultado de un consenso con coleccionistas y músicos cubanos que residen y laboran en diversas ciudades (DF, Veracruz, Puebla, Querétaro, Madrid, Miami, Barcelona, Santiago de Chile, Montreal, París, Las Vegas, San Francisco, Ciudad Panamá, San Juan, Nueva York, Caracas, Ottawa, Lima, La Habana…) y, asimismo, una amplia consulta hemerográfica y de sitios web de temática cubana.

Los que aparecen en esta matrícula, nadie puede negar su derecho a estar porque son; es posible que algunos sean y no aparezcan aquí por incompetencia y desinformación de este compilador. (Se incluyen algunos CDs producidos en 2014, pero que fueron comercializados y distribuidos —o llegaron a manos de este investigador— en 2015).

  1. Playing Lecuona. Chucho Valdés, Gonzalo Rubalcaba, Michel Camilo, Raymundo Amador, Omara Portuondo, Ana Belén… Género: Latin Jazz/Flamenco. Sony Music. Fonograma que vio luz en el contexto de la celebración de los 120 años del natalicio del más universal de los pianistas y compositores cubanos, Ernesto Lecuona (1895 – 1963). Tres grandes concertinos de las teclas: los cubanos Chucho Valdés y Gonzalo Rubalcaba, y el dominicano Michel Camilo interpretan temas emblemáticos del músico habanero (“Andalucía”, “Siboney”, “La Comparsa”, “Para Vigo me voy”, Danza de los Ñáñigos”…). Lo conseguido: agasajo mayúsculo. Obra maestra del latin jazz con apuntes flamencos. Sencillamente magistral.

    (SEGUIR LEYENDO)

Origen: Mejores discos cubanos de 2015

https://sinfoniaproletaria.wordpress.com/2016/01/07/mejores-discos-cubanos-de-2015/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: