Protestas contra Trump en su regreso a Nueva York: “¡No a un Estados Unidos fascista!” ( Videos)

Las calles de Nueva York se repletaron de manifestantes que protestasn contra las políticas de su presidente, Donald Trump. Foto: EPA.

Las calles de Nueva York se repletaron de manifestantes que protestasn contra las políticas de su presidente, Donald Trump. Foto: EPA.

Miles de manifestantes marcharon el lunes frente a la Trump Tower para denunciar la primera visita del presidente Donald Trump a su apartamento tríplex de Manhattan desde su investidura.

En medio de un tráfico caótico debido al cierre de varias calles del centro de Manhattan en torno a la Trump Tower y con cientos de policías en alerta, los manifestantes se agolpaban en las veredas y cantaban: “¡El racistade Trump debe irse!”; “¡No a Trump, no al KKK (Ku Klux Klan), no a un Estados Unidos fascista!”.

Al menos una manifestante fue derribada por la policía frente a las puertas de la lujosa tienda Prada, justo enfrente de la Trump Tower, y arrestada, constató una periodista de la agencia de prensa AFP.

“¡Solo estaba manifestando pacíficamente!”, se quejaba la mujer de unos 50 años. “¿A quién sirven ustedes? ¿A quién protegen?”, gritaba a los policías en una sola voz la multitud, indignada.

“Estoy aterrorizada del país en el cual nos hemos convertido, del hecho de que los supremacistas blancos, los nazis, los antisemitas se sienten legitimados por nuestro presidente”, dijo Lynn Gray, una exbanquera neoyorquina de 68 años que fundó su propia compañía y que llevaba al cuello un colgante con una estrella de David sobre una mano de Fátima.

“Está destruyendo todo lo que nuestros Padres Fundadores hicieron”, añadió esta mujer en la Quinta Avenida, donde las tiendas de lujo no cerraron sus puertas pero estaban vacías.

Trump no condenó inmediatamente la protesta de supremacistas blancos que terminó en un baño de sangre en Charlottsville, Virginia, el sábado. Pero bajo fuerte presión tanto de demócratas como de republicanos, este lunes denunció el racismo y catalogó a los neo-nazis e integrantes del KKK de “criminales”.

“Nunca me gustó Trump aunque quise darle una oportunidad. Pero esta semana ha caído a lo más bajo de su presidencia”, estimó otro manifestante, Kevin Gallagher, un maestro de jardín de infantes de 61 años que divide su tiempo entre Seattle y Nueva York.

Trump había visitado Nueva York en mayo, por unas horas, para cenar con el primer ministro de Australia en un barco de guerra desactivado, anclado en el río Hudson. Pero el lunes de noche será la primera vez que retorne a pernoctar en su hogar, en el penthouse de la Trump Tower sobre la Quinta Avenida.

Según la última versión de su agenda, se quedará en Manhattan hasta el miércoles, y luego se dirigirá a su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde terminará sus primeros 17 días de vacaciones como presidente.

Nueva York es un feudo demócrata: menos de 20% de sus 8,5 millones de habitantes votaron por Trump.

“Vine aquí a expresar mi rabia por su negativa a denunciar el nazismo en Estados Unidos, y la extrema derecha, y los movimientos racistas. Sentí que debía estar aquí, frente a su hogar”, dijo el músico Ryan Egan, un joven neoyorquino de 28 años que vestía jeans, camiseta y llevaba un aro en la oreja.

El presidente ha dicho que no regresa a Nueva York más seguido para evitar paralizar la ciudad. Cuando está en Nueva York, la policía calcula que su seguridad cuesta 308 mil dólares al día.

La Trump Tower alberga oficinas, apartamentos residenciales y las oficinas de la Trump Organization, así como el tríplex del mandatario en lo más alto del rascacielos.

Fue en el lobby de mármol rosa de la torre que el magnate inmobiliario lanzó su candidatura presidencial en 2015. Al caer la noche, cientos de manifestantes seguían marchando por la Avenida de las Américas o Sexta Avenida. La policía había cerrado totalmente el acceso a las veredas frente a la Trump Tower.

Ciudadanos estadounidenses realizaron fuertes críticas al presidente de los Estados Unidos frente a la Trump Tower de Nueva York. Foto: EPA.

Ciudadanos estadounidenses realizaron fuertes críticas al presidente de los Estados Unidos frente a la Trump Tower de Nueva York. Foto: EPA.

Manifestantes en Nueva York contra Donald Trump. Foto: Patch.

Manifestantes en Nueva York contra Donald Trump. Foto: Patch.

Video de las protestas contra Trump en Nueva York

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FNewYorkCityPatch%2Fvideos%2F1730656543902582%2F&show_text=0&width=560
(Con información de AFP)

Origen: Protestas contra Trump en su regreso a Nueva York: “¡No a un Estados Unidos fascista!” ( Videos)

EE.UU.: Donald Trump crea su noticiero “oficialista”

Escrito por  ANSA
La nuera de Donald Trump, Lara Trump, en la conducción del noticiero web "oficialista", "Real News" (foto: Ansa) La nuera de Donald Trump, Lara Trump, en la conducción del noticiero web “oficialista”, “Real News” (foto: Ansa)

El presidente estadounidense, Donald Trump, profundizó la guerra a lo que considera “los medios que difunden noticias falsas”, y creó su propio noticiero, que transmite desde la Trump Tower de Nueva York a través de su cuenta de perfil de Facebook.
El proyecto para difundir “Real News” (noticias verdaderas) es financiado por su campaña para la reelección de 2020, y está siendo administrado por su nuera Lara Trump, esposa de Eric Trump, que además es la conductora del telediario en la web.

“Estas son las noticias reales” es el eslogan de una serie de boletines semanales que el domingo pasado emitió su segundo capítulo en la página personal de Facebook del mandatario.

Desde que asumió la presidencia, el 20 de enero pasado, Trump acusó a los medios de comunicación tradicionales (CNN, The New York Times, The Washington Post) de dar “noticias falsas”, y buscó rellenar ese espacio mediante tuits diarios, para llegar de esa manera directamente a su base electoral.

“Apuesto a que no se han enterado de todo lo que consiguió el presidente esta semana, porque hay demasiadas noticias falsas ahí fuera”, dijo Lara Trump en el primer video de la serie, difundido el pasado 30 de julio.

La nueva serie de “noticias reales” consiste en videos de poco más de un minuto.

En la última entrega vía Facebook, la esposa de Eric Trump, el tercer hijo del mandatario, citó los buenos datos económicos del país, los contactos del presidente con veteranos de guerra y su decisión de donar su salario del segundo trimestre al Departamento de Educación.

“Este es un presidente que está poniendo a Estados Unidos por delante de sí mismo. Estoy tan orgullosa de eso”, afirmó Lara.

En la segunda entrega de la serie, difundida este domingo, una excomentarista de la cadena de televisión CNN, Kayleigh McEnany, le tomó el relevo a la nuera del mandatario.

“El presidente Trump claramente ha devuelto la economía a la dirección adecuada”, dijo McEnany, quien atribuyó directamente a las políticas del mandatario los buenos datos de creación de empleo y confianza de los consumidores en julio.

En varias ocasiones, el mandatario defendió el uso de las redes sociales para expresar sus opiniones, al considerar que es “la única forma de sacar a la luz la verdad”.

“Solamente los falsos medios de comunicación y los enemigos de Trump quieren que deje de usar las redes sociales. Son la única manera para sacar a la luz la verdad”, comentó en su cuenta de Twitter.

Estados Unidos: ¿Sólo para “blancos”?

Escrito por  Nicanor León Cotayo | CUBASI
Así lo insinúa el proyecto migratorio que favorece Donald Trump.
En medio de un país donde se han multiplicado los grupos racistas, su presidente aboga por una iniciativa que alienta ese mal.

La perspectiva fue comentada este lunes, entre otros, por una columnista del Nuevo Herald, Fabiola Santiago.

Ella escribió, el proyecto migratorio de Trump busca “hacer a Estados Unidos blanco de nuevo” y que solo hable inglés.

Además, si lo aprobaran, nuestra actual ciudad de Miami no existiría.

De hecho, añade, la idea de esa reforma del presidente cierra las puertas a personas como los cubanoamericanos que votaron por él.

Igual sucede con sus partidarios latinos y haitianos, y haitianos,   tercos en su respaldo a un presidente  “cuya agenda blanca-supremacista, y antiinmigrante”, es una cachetada en el rostro de un país diverso y una afrenta a los valores con que lo fundaron.

Aquí Fabiola Santiago hace un alto para preguntarse:

¿Qué puede esperarse de una administración que separa a niños estadounidenses de sus padres y lanza una iniciativa cuyo blanco son las minorías?

La Ley Raise reduciría la inmigración legal en un 50 por ciento durante los próximos 10 años, y les daría prioridad a las habilidades por encima de la reunificación familiar, abandonando así la sacrosanta  política migratoria de Estados Unidos.

Con tono sarcástico Fabiola Santiago dice: El presidente podría también desmontar la Estatua de la Libertad, y devolverla a Francia.

En otro momento alerta,  lo que el plan Trump busca es cambiar nuestro rostro racial y étnico, así como escribir un nuevo discurso sobre quiénes somos y qué defendemos.

A continuación sentencia, “Trump quiere que, otra vez, Estados Unidos sea blanco” y  monolingüe.

Asimismo agrega, después de un largo camino, contempla poner en vigor una política supremacista en solo ocho meses de gobierno.

Hay un pequeño detalle no en sintonía con tal pretensión, el pueblo estadounidense, en su conjunto, nunca ha favorecido las posiciones extremas.

Menos aún el sector intelectual y artístico más esclarecido, cuyos tropiezos con el buey de oro que deambula por la Casa Blanca son ampliamente conocidos.

La ciudad de Chicago demanda a Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: EFE.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: EFE.

La ciudad estadounidense de Chicago, en el estado de Illinois, presentó una demanda contra el gobierno del presidente Donald Trump por las amenazas de retener fondos para la seguridad pública de las llamadas urbes santuario. Tales territorios, que son unos 200 a nivel nacional, limitan su colaboración con las autoridades federales en aras de ofrecer resguardo a los inmigrantes indocumentados.

De acuerdo con el reclamo, las políticas federales fuerzan a la tercera mayor ciudad norteamericana a elegir entre sus derechos constitucionales y los fondos para hacer cumplir la ley.

Esas nuevas condiciones, sostiene, también chocan con la política de Chicago que promueve la cooperación entre las autoridades y las fuerzas del orden locales y las comunidades de inmigrantes.

“Llevamos adelante este desafío jurídico pues la retórica y las amenazas de la presente administración están impulsando una cultura y un clima de temor”, manifestó Ed Siskel, asesor legal del alcalde de la urbe, Rahm Emanuel.

“Chicago no permitirá que se aíslen y violen los derechos fundamentales de sus residentes, y nunca renunciará a la condición propia de ciudad acogedora”, apuntó la víspera Emanuel al anunciar el paso dado este lunes.

“No posibilitaremos que nuestros oficiales de policía se conviertan en peones políticos de un debate”, recalcó el alcalde en conferencia de prensa.

Las ciudades santuario en Estados Unidos carecerán de la posibilidad de participar en un nuevo programa gubernamental de entrenamiento contra el delito, indicó hace cuatro días el fiscal general, Jeff Sessions.

Al proteger a criminales de la aplicación de las leyes sobre inmigración, tales urbes y estados nos dejan a todos menos seguros, consideró Sessions.

El pasado 26 de julio, el secretario de Justicia anotó en un comunicado que las entidades estadounidenses deseosas de fondos de un programa del departamento bajo su cargo deberían cumplir las normas contra dichas urbes.

Según las medidas, las autoridades locales deberán abrir sus cárceles a los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y notificar con 48 horas de antelación la puesta en libertad bajo custodia de cualquier persona sin papeles.

Para alcanzar la máxima prioridad del Departamento de Justicia de reducir los delitos violentos debemos alentar a estos territorios santuario a cambiar sus políticas, sostuvo.

Reportes periodísticos divulgaron que el programa de ayudas Byrne JAG reparte unos 375 millones de dólares anuales destinados a personal, equipos y entrenamiento.

Escasos días después de asumir el cargo el 20 de enero último, Trump firmó un decreto ejecutivo para resucitar los programas de cooperación entre las fuerzas del orden y las autoridades migratorias.

La disposición se encaminó además a interrumpir la concesión de ciertos recursos financieros a las urbes referidas.

(Con información de PL)

Origen: La ciudad de Chicago demanda a Trump

Exjefe de gabinete de la Casa Blanca sobre Trump: “Este mandatario prospera en el caos”

Exjefe de gabinete de la Casa Blanca critica a Donald Trump.

Exjefe de gabinete de la Casa Blanca critica a Donald Trump.

El exjefe de gabinete de la Casa Blanca, Mack McLarty, quien ejerció ese cargo durante la administración de Bill Clinton, criticó hoy la gestión del presidente estadounidense Donald Trump.

Este mandatario ‘prospera’ en el caos, así lo hizo durante su campaña electoral, pero ya debe pasar a verdaderas acciones de gobierno, dijo a la emisora radial neoyorquina AM 970.

La administración Trump debe reagruparse, la Casa Blanca no necesita este drama de telenovelas, apuntó haciendo referencia a los sucesivos cambios realizados recientemente en el gabinete.

También opinó sobre la labor que tiene por delante John Kelly, quien se desempeñó como Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos hasta finales de julio, y ahora ejerce como jefe del gabinete de la Casa Blanca.

A su juicio, debe enfocarse más en la agenda legislativa y poner a trabajar a todo el equipo con el fin de fortalecer la economía.

Trump tuvo un gran revés cuando no pudo conseguir que la Cámara y el Senado, ambas controladas por los republicanos, aprobaran sus reformas de salud, consideró McLarty.

En medio de las fuertes críticas a su gestión por parte de diferentes sectores del país, el mandatario decidió tomar vacaciones en las primeras semanas de agosto (del 4 hasta el día 17).

Según el diario The Washington Post, para finales de este mes el presidente habrá dedicado al ocio la totalidad o parte de 53 días desde su llegada a la Casa Blanca, en comparación con 15 jornadas para Barack Obama en igual periodo de 2009.

(Con información de Prensa Latina)

Origen: Exjefe de gabinete de la Casa Blanca sobre Trump: “Este mandatario prospera en el caos”

Ejemplo de democracia y transparencia: “Si divulgas información clasificada, te encontraremos”, advierten a la prensa en Estados Unidos

El mandatario estadunidense, Donald Trump, acompañado por sus nietos Arabella y Joseph Kushner, a su llegada Morristown, Nueva Jersey. Foto: AFP.

El mandatario estadunidense, Donald Trump, acompañado por sus nietos Arabella y Joseph Kushner, a su llegada Morristown, Nueva Jersey. Foto: AFP.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volcó su ira contra el avance de las investigaciones sobre la supuesta injerencia rusa en la elecciones de 2016, mientras su gobierno trata de contener la imparable filtración de información reservada o confidencial, poco antes de partir de vacaciones.

La furia del mandatario volvió a estallar en medio de versiones de prensa sobre la formación de un jurado popular como parte de las investigaciones que el fiscal especial Robert Mueller lleva a cabo sobre el papel de Rusia en los comicios del año pasado.

El fiscal general estadunidense, Jeff Sessions, comunicó ayer que el gobierno endurecerá la política contra las filtraciones a los medios, luego que la prensa difundió la transcripción de una conversación entre Trump y el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

La historia rusa es todo un invento, aseveró Trump la noche del jueves, ante una multitud de seguidores en Virginia. Acusó a sus rivales demócratas de sólo hablar de ese tema, porque no tienen mensaje ni agenda ni visión.

Rusia no votó por mí. ¡Ustedes sufragaron!, expresó el mandatario, sin poder ocultar su irritación por reportes sobre la formación de dicho jurado popular, grupo compuesto por ciudadanos que deliberará en secreto para determinar si los elementos presentados por el fiscal pueden dar lugar a una acusación.

Las sospechas de una eventual colusión entre el comité de campaña de Trump y funcionarios rusos para derrotar a la aspirante del Partido Demócrata en las elecciones, Hillary Clinton, constituyen una tormenta que la Casa Blanca no logra disipar.

En diversas oportunidades Trump ha insistido en que las investigaciones sobre el papel de Rusia en la victoria electoral de 2016 no pasa de ser una caza de brujas promovida por el Partido Demócrata, que no logra aceptar la derrota en las urnas.

El abogado de Trump, Ty Cobb, declaró no tener conocimiento de la conformación de dicho jurado popular. Afirmó: La Casa Blanca está en favor de cualquier cosa que acelere la conclusión de ese asunto y el Ejecutivo está comprometido, dispuesto a cooperar completamente.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, reiteró que el ex director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) James Comey dijo tres veces que el presidente no era objeto de la investigación y nosotros no tenemos ninguna razón para creer que eso cambió.

Comey fue despedido en mayo por Trump tras coordinar la investigación rusa, que desde entonces está a cargo de Mueller.

Las acusaciones de injerencia rusa en las presidenciales de 2016 en Estados Unidos figuraron entre las principales motivaciones de las nuevas sanciones contra Moscú adoptadas por una aplastante mayoría de legisladores estadunidenses.

Promulgadas el miércoles por Trump, las sanciones suscitaron reacciones en Moscú. El mandatario estadunidense y el gobierno ruso coincidieron en que las relaciones entre los dos países están en un nivel peligroso.

¿Amenazan a la prensa en EE.UU.?

El fiscal general, Jeff Sessions, este viernes durante su comparecencia. Foto: AP.

El fiscal general, Jeff Sessions, este viernes durante su comparecencia. Foto: AP.

En tanto, el gobierno avanzó este viernes en otro gran problema: la incontenible filtración a la prensa de informaciones comprometedoras y reservadas, que dejan constantemente al gobierno en problemas o en ridículo.

El fiscal general y secretario de Justicia, Jeff Sessions, dijo que las filtraciones lastiman al país. Advirtió que los responsables serán investigados y procesados.

En tanto, el director nacional de Inteligencia, Dan Coats, envió una alerta clara: Si divulgas información clasificada, te encontraremos, te investigaremos y te procesaremos con todo el peso de la ley. No estarás contento con el resultado.

El jueves pasado el diario The Washington Post publicó transcripciones completas de conversaciones telefónicas entre Trump y Peña Nieto.

De acuerdo con éstas, aparentemente elaboradas en la Casa Blanca, Trump insistió a Peña que evite seguir diciendo que su país no pagaría por el muro que el mandatario estadunidense propone construir en la frontera.

Usted no puede decir más que Estados Unidos va a pagar por el muro, dijo Trump a Peña Nieto. No puede decir eso a la prensa. Tengo que hacer que México pague por el muro, tengo que hacerlo. He estado dos años hablando de eso, añadió.

El Departamento de Justicia ha triplicado el número de investigaciones por filtraciones, en comparación con los casos pendientes al final de la administración pasada, aseguró Sessions.

El fiscal hizo las declaraciones luego de filtraciones basadas en fuentes anónimas sobre la administración de Trump y su campaña presidencial del año pasado, lo que ha puesto en apuros a Washington.

En meses recientes ha habido un drástico incremento de revelaciones no autorizadas a los medios e incluso a adversarios extranjeros, agregó Sessions.

“Valoramos el importante rol que juega la prensa y lo respetamos, pero no es ilimitado. No pueden poner vidas en riesgo con impunidad.

“Nadie tiene derecho a pelear subrepticiamente sus batallas en los medios revelando información sensible del gobierno.

Ningún gobierno puede ser efectivo cuando sus líderes no pueden discutir asuntos sensibles en confianza o hablar libremente con líderes extranjeros, añadió.

No obstante, según informes, el recién nombrado jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, comunicó a Sessions que su trabajo está a salvo, a pesar de la caótica agitación en la administración.

Por otro lado, el Departamento de Estado informó que Estados Unidos comunicó ayer oficialmente su decisión de renunciar al acuerdo del clima de París.

Trump dejó este viernes la Casa Blanca para empezar unas vacaciones de 17 días en uno de sus clubes de golf. Esta vez viajará al Club Nacional de Bedminster, ubicado a 70 kilómetros al oeste de Nueva York.

Está previsto que la Casa Blanca será remodelada durante las vacaciones del presidente.

Desde su llegada al poder, Trump ha pasado muchos fines de semana en su residencia de Bedminster o en su propiedad de Mar-a-Lago, Florida, conocida como la Casa Blanca de invierno.

Según la prensa estadunidense, Trump toma más vacaciones que su predecesor, Barack Obama, a quien, sin embargo, criticaba constantemente por ese tema. El diario The Washington Post contó los días que Trump ha pasado en sus residencias o ha consagrado al golf. A finales de agosto, el mandatario habría tenido 53 días de ocio, frente a 15 de Obama en el mismo periodo.

(Tomado de La Jornada)

Origen: “Si divulgas información clasificada, te encontraremos”, advierten a la prensa en Estados Unidos

Promesa incumplida: Trump se va 17 días de vacaciones a jugar golf

donald-trump-golf-reuters-e1487324816592-1200x900-jpg_1718483347

El mandatario inició sus vacaciones de verano este viernes con destino a uno de sus clubes privados en Nueva Jersey. Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, inició este viernes 17 días de vacaciones de verano en su club de golf en Bedminister, Nueva Jersey, pese que prometió durante su campaña presidencial que si acaso tomaría pocos días de descanso.

Trump planea quedarse hasta el próximo 21 de agosto, casi el doble de lo que se tomó su antecesor, Barack Obama, a quien criticó fuertemente por sus periodos vacacionales y por jugar mucho golf.

A 196 días de haber asumido en la Casa Blanca, el republicano ha pasado 13 de los 28 fines de semana lejos de la Casa Blanca, principalmente en sus propiedades de Palm Beach y Bedminster, y en agosto Trump habrá pasado 53 días con actividades de ocio, comparado con los 15 días de Obama en el mismo periodo de su presidencia, según el diario The Washington Post.

“Barack Obama jugó ayer al golf. Ahora se dirige a unas vacaciones de 10 días en Martha’s Vineyard. Bonita ética de trabajo”, dijo Trump en agosto de 2011, arremetiendo contra Obama.

En una entrevista en julio de 2015, el mandatario estadounidense aseguró que si ganaba las elecciones presidenciales, “casi nunca abandonaría la Casa Blanca, porque hay mucho trabajo por hacer”.

Asimismo, en noviembre de 2016, una semana después de ganar las elecciones presidenciales, prometió que no sería “muy aficionado” al tiempo de asueto.

(Tomado de TeleSur)

Origen: Promesa incumplida: Trump se va 17 días de vacaciones a jugar golf